24/07/2014 50 Sombras De Grey Anastasia Steele Dakota Jhonson Jamie Dornan Christian Grey.¿Quién inspiró el personaje de Christian Grey? ¿Cuál fue la primera película de Dakota Johnson? Mientras los fans esperan a que se estrene 50 sombras de Grey, presentamos algunas de las curiosidades que rodean a los actores y al libro de E.L James.EUROPA ESPAÑA SOCIEDAD 50 SOMBRAS DE GREY

¿Hay límites para las “50 locuras” de Grey?

Por Emilio Grande (h.).- Por estos días está en la cartelera de varios países del mundo “50 sombras de Grey” (basada en la novela de la autora británica E. L. James), convocando a multitudes, especialmente del sector femenino, fenómeno que no escapa la ciudad de Rafaela.

Esta película trata la historia entre un multimillonario y galán (Jamie Dornan) y una estudiante de literatura inglesa (Dakota Johnson), quienes protagonizan una comedia sentimental, erótica y masoquista.

El protagonista Christian Grey aparece en todo momento como un “amo” supuestamente seguro, un magnate bajo control y obsesionado, frío y calculador que persigue a su amante a todos lados, creyendo solamente que con el dinero y su estilo de vida de lujo podrá superar todas las situaciones complejas que se presentan.

Frente a él, está la “sumisa” Anastasia Steele que con la excusa de su virginidad aceptará casi todas las imposiciones que suelen ocurrir más en el mundo cinematográfico que en la vida real, especialmente en los juegos sexuales, en el que aparece un machismo exacerbado, generando todo tipo de respuestas variadas en el público: desde mujeres que se identifican con la seductora presencia del señor Grey hasta cierto hartazgo por su desenfadado cinismo sexual.

Para entender el contexto que tuvieron previamente: la mamá de Christian era prostituta y adicta al crack, habiendo tenido una mala experiencia sexual en su adolescencia, mientras que Anastasia de padres separados vivía con una amiga en un departamento de estudiantes, siendo cambiada su vida radicalmente con autos y chofer a su disposición, computadora y vestimenta regalados.

La frialdad de Christian está expuesta en que no se deja tocar por ella, duerme solo, su vida parece que no tiene espacio para una salida al cine o a un restaurante. Y su casa excesivamente suntuosa incluye un cuarto masoquista con esposas, cintos, látigos, entre otros, que fueron usados ante un gradual sometimiento aceptado por estar ella enamorada.

El grado de perversidad va aumentando a la largo de la película en un juego sensual entre ambos, a tal punto que Anastasia busca desafiarlo si él es capaz de azotarla con un cinto, objetivo que se cumple en seis oportunidades, cuyo dolor logra traspasar la “frontera” de la pantalla con las lágrimas de ella.

A no dudarlo, creo que es el límite que llega a soportar esta joven actriz principal porque a partir de ese momento empieza a discernir entre estar locamente enamorada o no aceptar cualquier tipo de imposiciones, como por ejemplo la que él pretendía firmar un contrato sadomasoquista inaceptable ni en la época de la esclavitud, en el que posiblemente hubo prácticas similares.

¿Tiene límites las “locuras” de este virtuoso empresario que además toca el piano y pilotea helicópteros y planeadores? El final no es el esperado desde la mirada “hollywoodiana” que siempre terminan juntos. Todo lo contrario, Anastasia pega el portazo, los lujos pasan a un segundo plano y se despiden en el ascensor…

Fuente: diario La Opinión, Rafaela, 15 de febrero de 2015.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *