Slide
Maria Ines Adorni
Verificación Técnica Vehicular

Las radios y el poder político en Rafaela

Trinidad Bussolaro y Florencia Raffaelli, alumnas de la UCSE DAR.

Las alumnas de tercer año Trinidad Bussolaro y Florencia Raffaelli realizaron una investigación académica titulada “Las radios y el poder político en Rafaela” en 2019, en la materia “Periodismo Radiofónico” de la Licenciatura en Comunicación Social de la UCSE DAR, a cargo del magíster Emilio Grande (h.).

Índice


Marco Metodológico……………………………………………………………………3
Marco Teórico……………………………………………………………………..4 a 7
Introducción…………………………………………………………………………8 a 9
Desarrollo……………………………………………………………………….10 a 18
Conclusiones……………………………………………………………….…..19 a 21
Apreciaciones personales………………………………………………….…22 a 23
Bibliografía……………………………………………………………………………24
Anexo……………………………………………………………………………25 a 50

3

Marco Metodológico


Área temática: Periodismo Radiofónico
Tema: Las radios y el poder político en Rafaela
Pregunta problema: Relación entre algunas radios –LT28 Radio Rafaela 1470 AM y 96.5 FM, Radio ADN 97.9 FM, Radio Galena 94.5 FM y Radio comunitaria La Minga 94.9- de la ciudad de Rafaela y el poder político
Objetivo general: Descubrir de qué manera influye el poder político en algunas radios de la ciudad de Rafaela
Objetivos específicos:
? Investigar si hay partidos políticos que ejercen mayor influencia que otros

? Definir si las líneas políticas influyen en la programación o agenda de las radios

? Determinar el peso del oficialismo local en la labor de las radios

? Definir cómo son las relaciones entre periodistas, directores de las radios y los dirigentes políticos

? Comprobar la presencia de la ética periodística
Técnica de recolección de datos:

? Selección de tres radios comerciales de la ciudad de Rafaela: Radio ADN FM 97.9, Galena FM 94.5 y Radio Rafaela LT28 AM 1470 – FM 96.5; y una radio comunitaria: Radio La Minga FM 94.9

? Entrevistas a periodistas que trabajan en las distintas radios

? Entrevistas a directores de las citadas radios

? Entrevistas a dirigentes políticos
Grupo etario: hombres y mujeres mayores de 18 años

4

Marco Teórico


Como indica el título, esta investigación está centrada en la relación entre las radios y el poder político. En descubrir qué cosas ocurren, qué nivel de dependencia tienen uno con otro, qué intereses se colocan sobre la mesa, entre otras cosas que se desarrollarán más adelante.
Pero antes de profundizar en el tema de investigación, es apropiado definir qué es la radio.
La radio es uno de los medios de comunicación social más antiguos (su origen data de 1920), pero también de los más influyentes. Con crecimientos y decaimientos, se mantuvo a lo largo de la historia, afrontando cada avance tecnológico.
Este medio de comunicación es útil para gran cantidad de cosas, activa la vida práctica, incentiva la participación social, el progreso intelectual, denuncia injusticias, etcétera.
Pero sobre todo, sirve para informar, ejercer el periodismo. Pero esto debe hacerse con conciencia, de manera seria, sabiendo de lo que se habla. Se debe ser profesional porque se está influyendo sobre otras personas. Pero actualmente, esto se está dejando de lado. Los “periodistas” de hoy en día ya no tienen la especificidad que se exigía antes. Como dijo el escritor y periodista Ryszard Kapuscinski: “Antes, los periodistas eran un grupo muy reducido, se les valoraba. Ahora el mundo de los medios de comunicación ha cambiado radicalmente. La revolución tecnológica ha creado una nueva clase de periodista. En Estados Unidos les llaman media worker. Los periodistas al estilo clásico son ahora una minoría. La mayoría no sabe ni escribir, en sentido profesional, claro. Este tipo de periodistas no tiene problemas éticos ni profesionales, ya no se hace preguntas. Antes, ser periodista era una manera de vivir, una profesión para toda la vida, una razón para vivir, una identidad. Ahora la mayoría de estos media workers cambian constantemente de trabajo; durante un tiempo hacen de periodistas, luego trabajan en otro oficio, luego en una emisora de radio… No se identifican con su profesión” (Diario “El País”, 2002).
5

Sobre este problema también se expresó el catedrático Enrique Bustamante en “¿Y la función social de los medios?” (2003). Este nos dice que la pérdida de la especificidad hace que tengamos periodistas mal formados. Y que esto, en gran parte, se debe a la presión de crear noticias con velocidad y para múltiples plataformas y lenguajes. “(…) la capacidad de resistencia de los informadores y creadores se va debilitando al tiempo que se entroniza un tiempo coactivo y una velocidad propia del capital pero hostil a la cultura y a la información de calidad” (p. 6).
Pero otro inconveniente que atraviesa el periodismo, y en el que nos centraremos en esta investigación, es la puja de intereses. Estos hacen que el periodista y/o el medio estén condicionados. Estos intereses pueden existir por diversos motivos: porque el medio quiere ser aceptado, porque quiere poseer mayores ganancias, porque tiene un grupo de poder que lo presiona, etcétera. Esto hace que se pierda la calidad del periodismo. Porque un buen periodismo se realiza con autonomía frente a las presiones internas y externas políticas y económicas. “En el terreno del ejercicio del periodismo, los profesionales de la comunicación tienen el deber de seguir las indicaciones de su conciencia moral y resistir lo que más puedan a las presiones que los empujan a adaptar la verdad para satisfacer las exigencias de los poderes económicos y políticos.” (Emilio Grande, 2003, “Las restricciones que afectan el ejercicio del periodismo en Rafaela”, p. 22).
Entre el periodismo y el poder siempre existió y seguirá existiendo una relación conflictiva. Esto se debe a que el periodismo busca la libertad y esto, a veces, al poder le incomoda. Por eso trata de establecer un acuerdo y de marcar condiciones a cambio de determinadas cosas.
Noam Chomsky en “Consentimiento sin consentimiento: la uniformación de la opinión pública” expresa que si no hay un control de la opinión pública, no hay un gobierno o gobernante posible. Aquí es donde nos preguntamos hasta dónde llega el poder político con su control y de qué forma lo hace para mantener subordinada a toda una sociedad. Como así también cuál es el rol de los periodistas en esa búsqueda o intención que mantiene el poder.
6

Este conflicto pone en riesgo el opinar independientemente del periodista, porque al estar condicionado se pierde cierta libertad. En un buen periodismo no debería ocurrir, porque el trabajador de medios debe ir siempre en busca de la verdad. Como dice Jesús: “la verdad los hará libres” (Jn 8,32).
Según la posición que decida tomar el periodista ante el accionar del poder político, se pone en juego un aspecto fundamental de la profesión: la ética. Sobre esto Niceto Blázquez dice: “Cuando se trata de asuntos políticos o financieros las cosas se complican mucho, ya que nadie suele facilitar esas informaciones a cambio de nada. La fuente exige siempre algo. Por ejemplo, que se silencien corruptelas o escándalos, que se hable a favor de sus intereses o que se pague con dinero la prestación informativa. El periodista celoso de su integridad puede encontrarse así en situaciones de perplejidad. O acepta las condiciones impuestas por la fuente, mancillando su integridad, o pierde la oportunidad de escribir un sensacional artículo” (Niceto Blázquez, Ética y medios de comunicación, p. 275).
Con respecto a este tema, también vemos que se presentan distintas situaciones en las que el periodista, en oportunidades, se ve obligado a tomar partida por algo contrario a lo que piensa o a lo que la profesión apunta. En muchas ocasiones se encuentra obligado a tomar decisiones por el poder dominante o las pocas opciones con las que cuenta. Por ejemplo, periodistas que están presionados por la ideología del medio en el que trabajan y no tienen otra salida porque es su única fuente de ingreso o periodistas independientes que necesitan “aportes” externos para subsistir.
Muchas veces el poder político se aprovecha de estas oportunidades para ejercer su autoridad y cumplir sus objetivos. Lo hace aplicando el amiguismo, el soborno, el dinero, entre otras cosas. Como dijo Noam Chomsky: “El propósito de los medios masivos… no es tanto informar y reportar lo que sucede, sino más bien dar forma a la opinión pública de acuerdo a las agendas del poder corporativo dominante”. Respecto a esto también se refirió Emilio Grande (h): “(…)a menudo los medios se convierten en herramientas políticas y económicas en las manos de la elite dominante.” (2003, “Las restricciones que afectan el ejercicio del periodismo en Rafaela”, p. 26).
7

Por este motivo, el objetivo de esta investigación, como ya se dijo al principio del apartado, es descubrir qué tipo de relaciones se dan entre el poder político y algunas radios de la ciudad de Rafaela. Revelar de qué manera influye el poder en las mencionadas radios. Conocer si hay partidos políticos que ejercen mayor influencia que otros. Definir si las líneas políticas de cada agrupación influyen en la programación o agenda de las radios. Comprobar hasta qué punto está presente la ética periodística. Determinar el peso del oficialismo local en la labor de las radios. Definir cómo son las relaciones entre periodistas, directores de las radios y los dirigentes políticos.
Para cerrar, esperamos que estos interrogantes encuentren sus respuestas o se aproximen a dar con las mismas al final de la investigación, no sólo por curiosidad sino por el bien de la sociedad, revelando asuntos que muchos prefieren mantener ocultos. Como dijo George Orwell: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”.

8

Introducción


Esta es una investigación académica, que se inscribe dentro de la cátedra Periodismo Radiofónico, correspondiente a la carrera de Comunicación Social de la Universidad Católica de Santiago del Estero – Departamento Académico Rafaela (UCSE – DAR). Surge del interés de dos estudiantes que sentimos curiosidad por conocer con más de profundidad, cómo se dan las relaciones entre el poder político y los medios de comunicación, en este caso, las radios. Suponíamos que se trataba de una relación rígida, exclusivamente de intereses, que si bien en mayor parte es así, también se dan otras situaciones, según las conclusiones que pudimos obtener luego de realizar varias entrevistas.
Decidimos que la mejor manera de saber un poco más, de interiorizarnos, era conversando directamente con los distintos actores involucrados. Por lo tanto, establecimos los contactos correspondientes para la realización de estos encuentros. Previamente, seleccionamos a algunos dirigentes políticos de los cuales nos parecía apropiado tener su palabra, y algunas radios sobre las que trabajar. Luego, entrevistamos a los directores y periodistas de las mismas y a los distintos políticos.
Las radios elegidas fueron: Radio Rafaela LT28 (AM 1470 – FM 96.5), ADN (FM 97.9), Galena (FM 94.5) y La Minga (FM 94.9), esta última es comunitaria. Con respecto a estas emisoras pudimos encontrarnos con todos sus directores excepto el de Radio Rafaela que, en primer lugar, no sabíamos exactamente quién es debido a la incógnita que existe acerca de quién dirige la radio. Luego de conseguir un nombre, intentamos comunicarnos reiteradas veces y obtuvimos una respuesta. Sin embargo, al querer establecer un horario para la entrevista, dejamos de tener una respuesta afirmativa. De igual manera pasó con algunos periodistas de esta radio, que recibieron nuestros mensajes pero no los contestaron; aunque no todos, la periodista Dolores Vottero, que trabaja en este medio, se predispuso de muy buena manera. De la radio ADN pudimos charlar con su director Marcelo Schiavi, y el periodista Juan Scavino. De radio Galena entrevistamos a Alejandro Menardi, en este momento director de la radio en lugar de su padre Alberto Menardi, y al periodista Adrián Gerbaudo. Y en representación de La Minga habló Juan Soffietti y el comunicador Néstor
9

Monay. Los entrevistados se mostraron amables, incluso más de lo que esperábamos por tratarse de solo dos estudiantes.
Los dirigentes políticos a los que recurrimos fueron el intendente Luis Castellano, Jorge Muriel y Silvio Bonafede por el Partido Justicialista, a los concejales Raúl “Lalo” Bonino y Leonardo Viotti de Cambiemos, y al coordinador del Nodo Rafaela y ex candidato a intendente por el Frente Progresista Cívico y Social, Fernando Muriel.

10

Desarrollo


Al pensar en las preguntas a realizar decidimos que había que ir directamente a lo que nos interesaba, preguntar sobre cómo se dan las relaciones entre los dos ámbitos investigados, cómo se manejan los distintos intereses y demás interrogantes.
Previamente, para poner en contexto, nos parece apropiado nombrar si cada radio tiene un perfil político determinado o no, según sus propios directores. En ADN, Schiavi nos dijo: “nosotros tenemos una línea en la que todos se pueden expresar. No dependemos de ningún color político y los periodistas se pueden expresar con total libertad, que no es fácil de conseguir hoy en día”.
La respuesta desde La Minga fue contundente. Soffietti sostuvo que “la radio sí está determinada por un perfil político (…). Tenemos posición tomada respecto a todo, no creemos en la neutralidad, no existe la neutralidad. Lo que puede existir es la autonomía, nosotros, por ejemplo, no somos macristas ni lo vamos a ser jamás, pero nunca le prohibiríamos a un macrista que hable en la radio, ni lo vamos a maltratar, ni lo vamos a traer adrede para castigarlo al aire, porque eso es deshonestidad, eso no es comunicación, es agresividad, es falta de respeto a la persona y a la audiencia”. Expresó que todo es político, que cada decisión está enmarcada desde un punto político.
Radio Galena es reconocida por su postura ligada al peronismo y kirchnerismo, pero su director Alejandro Menardi nos expresó que a pesar de esto respetan todas las voces y tratan de ser lo más abarcativos posibles. Y Radio Rafaela, más allá de que, como dijimos, no pudimos hablar con su director, es también reconocida por su postura justicialista.
Volviendo a las preguntas, la primera fue sobre cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de las radios seleccionadas. Esta consulta se la realizamos a los dirigentes políticos y a los directores de las emisoras. El director de radio ADN nos remarcó que son variadas, que se dan de distintas maneras, pero agregó: “Nosotros tenemos una buena relación con prácticamente todos, y tratamos de tener una individualidad. Cada uno de los que tienen una porción de poder tratan de dar su versión sobre los hechos o
11

cosas que acontecen, y nosotros tenemos que procesarla y darla a conocer a la audiencia según lo que nosotros vemos, como para mantener una independencia y no estar de un lado o del otro sino que la gente juzgue, el oyente al cual nos debemos”.
En representación de La Minga (porque la radio es dirigida por un grupo de personas, no solo él) Juan Soffietti sostuvo que la relación es “de absoluta y total pluralidad”. A dicha radio pueden asistir los políticos de los diversos partidos, no hay límites o censuras, “es importante para la ciudad que haya una radio donde no vayan los políticos de cierto partido y sean bien tratados, y cuando van los políticos de otros partidos sean maltratados, no, eso no es comunicación, es manipulación”.
Desde Galena, Alejandro Menardi reconoce que aunque tienen una ideología marcada y reconocida por todos, ligada a la actual gestión de gobierno municipal, ellos siempre tuvieron una buena relación con todos o casi todos los políticos. Y agregó: “si hay un conflicto entre dos políticos, llamamos a los dos, para escuchar ambas versiones. Y que yo me acuerde, jamás recibimos algún apriete de alguien para que saquemos o pongamos a uno u otro”.
Desde la órbita política las respuestas fueron similares, aunque encontramos respuestas más negativas, por así decirlo. Desde el oficialismo local, como era de esperarse, sostienen que todo funciona de buena manera, pero la oposición no piensa igual. El presidente del Concejo, Raúl Bonino, reconoce que la relación “difiere mucho en los momentos políticos en los que uno se encuentra (…). En mi vida política, y a lo largo de mi carrera, los diferentes momentos políticos han hecho diferentes las relaciones que he tenido con los medios de comunicación, teniendo en cuenta obviamente la editorial de cada uno de ellos”. También añadió: “en los momentos de campaña es donde las radios se predisponen de una manera diferente, con una visión un poco más comercial; y en general, cuando no hay campaña, se ponen con una visión un poco más abierta, con más interés a los proyectos de uno”.
El concejal Leonardo Viotti cree que la relación depende de cada medio, ya que no todos se comportan de la misma manera. Al respecto, dice que “hay medios que son respetuosos y le abren el micrófono a todos -por ejemplo Radio
12

Galena, que son abiertamente peronistas, pero siempre nos han abierto el micrófono, nunca nos han negado la participación-, y hay otros que son cerrados y juegan directamente a favor de algún espacio político, que normalmente tiene que ver con el aporte de pauta publicitaria”. Remarca que hay medios que directamente no lo invitan a participar o no informan sobre sus proyectos o iniciativas, y si lo hacen es para hablar mal de ellos.
El ex candidato a intendente por el Frente Progresista Cívico y Social, Fernando Muriel, dijo que no tiene relación con las líneas editoriales de las radios: “cuando me requieren los medios de comunicación trato de responder lo que me preguntan y más allá de eso no tengo una relación ni puedo influir sobre las líneas editoriales”.
Como se menciona más arriba, podemos observar que desde las radios y el oficialismo todo parece funcionar de excelente manera, sin problemas de por medio, sostienen que este tipo de problemas suelen darse más en las grandes ciudades; pero la oposición no dice lo mismo, según las versiones de quienes fueron entrevistados.
Con respecto a cómo se dan las relaciones entre ambos sectores, también tiene que ver con la existencia o no de la pauta publicitaria entre las emisoras y los políticos en cuestión. Entonces sobre esto, del mismo modo, fueron consultados los involucrados. La pregunta puntual era si la pauta publicitaria influye o no, y en qué medida, para que al dirigente político se le dé mayor o menor espacio. Alejandro Menardi (Galena) reconoció que “puede influir cuando se compran espacios, por una cuestión de que tenemos que vivir. En eso puede llegar a influir, pero después de eso, tratamos de darle espacio a todos los partidos”.
El director de ADN nos informó de que “en radio, por ley, no se vende publicidad, excepto lo que trae el gobierno provincial para las elecciones, y lo que viene a nivel nacional”.
Mientras que desde La Minga nos dijeron que no se manejan con pauta política pero no porque no la acepten, solo porque no se dio la oportunidad hasta el momento. Pero Soffietti aclaró que si un político quiere pautar es sin
13

condiciones, “si van a poner el dinero para que uno diga tales o cuales cosas, no”.
En la “vereda” política, el intendente Castellano reconoció que “a todos los medios de la ciudad, incluso a algunos de la región, se les ayuda con pauta publicitaria. Siempre tratamos de ser lo más equitativos posibles, sobre todo a partir de la dimensión y alcance que tenga el medio (…). Tratamos de dimensionar la publicidad o auspicio en relación al alcance e importancia”.
Aquí, otra vez, se ve marcada la diferencia de respuestas del oficialismo con la oposición, ya que sobre esto el concejal por Cambiemos Raúl “Lalo” Bonino dijo: “siempre influye. Influye en gran medida, y más en momentos de campaña. Entendiendo esto no como algo que está mal, sino como una posibilidad de, a través de un canal comercial, darle difusión a las ideas que uno tiene”. Reconoce que esto es injusto porque aquellos que tienen menos recursos, tienen menos posibilidades de difundir sus propuestas. Pero que igualmente, todos tienen posibilidad. Aunque agregó que en su trayectoria “ningún medio me ha negado la posibilidad de salir cuando no se estableció alguna pauta comercial, con lo cual quiere decir que hay mucha amplitud para recibir ideas. Obviamente que si pautas comercialmente te generan un trato diferencial, más minutos en el aire o salir en diferentes horarios”.
El concejal Viotti, también por Cambiemos, de igual forma reconoce que la pauta existe e influye mucho, que hay medios en lo que si no se pauta no se les da lugar. Incluso dio un ejemplo que involucra a Radio Rafaela LT28, a lo que dijo: “les puedo asegurar que juegan para el peronismo local, el mismo periodista que hace el programa de la mañana, Gerardo Zanoni, hace años atrás decía que esa radio fue comprada por Omar Perotti a través de una institución que este mismo creó, y ahora ese periodista que antes decía eso trabaja para ellos, entonces no lo dice más, pero existe, y es una herramienta política. Muchas radios son herramientas políticas, su función no es solo informar, sino informar direccionándose para determinado lugar”.
Jorge Muriel, quien pertenece al Partido Justicialista, es decir al oficialismo, reconoce que la pauta influye pero solo en épocas de campaña, “donde los medios cobran, que me parece que no está mal, porque de alguna
14

manera, tienen pocas posibilidades de generar recursos; por lo tanto, el tema de que haya que establecer una pauta para poder estar en los medios está bien. Fundamentalmente en tiempo de campaña, donde la mayoría de los candidatos quiere exponer cuáles son sus propuestas”. De igual forma opina el concejal Bonafede, quien dijo que sería una mentira negar la influencia de la pauta publicitaria política.
Como reconocen la mayoría de los entrevistados, es indudable que la pauta política existe e influye, luego depende de cada medio la manera o los criterios para aplicarla o no. Con el micrófono apagado nos brindaron más información, como por ejemplo, que la pauta existe y se da todo el tiempo; que hay medios que inventan cosas y realizan operaciones solo para hacer quedar mal a cierto/s político/s; que existe un dinero extra que se abona para que se le dé mayor o mejor lugar a tal o cual político; entre otras declaraciones off the record.
La pauta publicitaria siempre va a existir porque tiene que ver con los intereses de ambos sectores (es el principal ingreso económico en el caso de las radios), y los mismos siempre están presentes. Quisimos saber si también afectan las programaciones de la radio, es decir, si las radios acomodan su agenda periodística en función de lo político o no. La mayoría respondió que sí, pero que se da por una cuestión de que la política siempre está presente y se debe hablar de ella, se debe informar a la audiencia.
El periodista de ADN, Juan Scavino, nos dijo que él incorpora a su trabajo solo lo que es noticia o información relevante, no se ve obligado a mantener ningún tema. También habló de la importancia de las redes sociales en este aspecto, y agregó: “Por supuesto, me nutro de la información de cada uno de los actores políticos y también, aunque yo soy bastante esquivo a todo eso, miro cuál es la agenda de las redes, que son de un consumo tan importante en el común de la gente que no podés soslayarlas en cuanto a cómo la radio no habló de tal o cual cosa si está en las redes sociales”. Con el mismo sentido declaró el director de esta radio.
Por el contrario, la periodista Dolores Vottero, trabajadora de Radio Rafaela, declaró: “acá en LT28 tenés una línea editorial, es decir, la línea adonde
15

apunta el medio desde el punto de vista político, económico y social”. Y agregó que esa línea se impone rápidamente para todos los que trabajan allí. Por lo tanto, entendemos que sí hay una disposición de la agenda.
Adrián Gerbaudo nos expresó que en Galena “hay determinados intereses periodísticos fijados por una agenda. En el caso del programa de la mañana, lo hago yo, pero también en función de los temas propios de la radio que vayan apareciendo”. Y añadió: “Es una relación de ida y vuelta y en función del interés de la agenda diaria. En fin, la agenda se fija según los acontecimientos del día y los propios intereses de cada uno de nosotros, los periodistas de la radio”.
En La Minga, según Monay, “el objetivo es tener una identidad participativa y abierta para darle lugar a distintas asociaciones, grupos, referentes, agrupaciones, militantes políticos, sociales o sindicales”. Se posicionan desde lo nacional y popular, y comunican desde ese criterio.
Estos intereses que se dan o no también interfieren o están relacionados a la visita de los distintos actores políticos en las radios y el lugar e importancia que se le otorga a cada uno. Así como la preferencia que se hace de uno sobre otros. Esto fue negado por los tres directores con los que pudimos hablar. Desde Galena se nos indicó de manera clara que no hay una prioridad, que se le dedica más tiempo al que sea noticia. De igual forma remarcó Schiavi, quien explicó que tratan de coordinar para que todos los que quieran tengan un lugar. Mientras que en representación de LT28, Vottero nos dijo que sí hay una prioridad, que “depende quién es el dirigente, a qué partido representa y qué tipo de pauta arregló para la entrevista (esto último supongo yo, no aseguro que sea así). Al candidato o partido que tenga una sintonía cercana a la línea editorial del medio, se le da más tiempo o se le privilegia un cierre de campaña en tema al horario”. Es decir, se acomodan los horarios según preferencias.
Luego, nos surgieron incertidumbres con respecto a la visita de los candidatos, las cuales consultamos a los periodistas ya que son los que establecen más contacto con ellos.
En primer lugar quisimos saber quién es el que establece el vínculo o se acerca primero en épocas de campaña, si el propio periodista o el político. Juan
16

Scavino (ADN) fue contundente y señaló: “La respuesta la conocen. Es impresionante la necesidad de exponerse, te sobresaturan el aire de políticos y la gente cada vez se los banca menos, cada vez les creen menos, yo se los dije a todos”. Y agregó: “Para mí, ya es una cuestión vetusta, absolutamente perimida y obsoleta esto de que haya mucho por decir, no hay tanto por decir, hay que decir cosas concretas y que se puedan transformar en realidad, y casi nadie lo hace, esa es la verdad”.
Dolores Vottero, desde LT28, también fue clara al respecto: “Vienen ellos. En ese momento son todos amorosos y geniales, incluso te traen una lapicera de merchandising”. Mientras que de Galena, Gerbaudo no fue tan directo como los anteriores, y explicó que ellos le dan lugar a todos cuando cada uno quiera.
Más tarde nos interesó conocer si ante la visita de un candidato o dirigente político se puede preguntar cualquier cosa o si hay cuestiones pautadas previamente. Dolores Vottero (LT28) comentó que depende del entrevistado. Pero aclaró que de todas formas, si no le dicen nada, por ética profesional, ella le consulta al político si puede ser a agenda abierta o no.
Néstor Monay, de La Minga, dijo que cuando le tocó entrevistar a políticos fue siempre sin condiciones, abiertamente. Scavino dijo: “muy por el contrario de lo que cree la gente, no hay condicionamiento previo”. Y Gerbaudo marcó que él pregunta cualquier cosa, y los políticos ya lo saben.
Según la mayoría de los comunicadores no hay pauta previa, entonces otro interrogante fue si, en el marco de una entrevista, los políticos responden a las preguntas tal cual son o si lo hacen con un discurso predeterminado. Según el periodista Juan Scavino, muchos políticos responden exactamente lo que se le consulta, aunque agrega: “también, están los chamuyeros a los que les haces una pregunta e intentan llevar las respuesta por otro lado; está en uno dejarlo y saber con eso qué tipo de funcionario o candidato está siendo entrevistado o, que es lo que yo habitualmente hago, repreguntar y exponerlo a que no te quiere responder o que no tiene con qué responderte”.
Para Vottero se da más lo establecido, quien expresó que “muchos tienen casete y discurso predeterminado. Este año, que es y sigue siendo muy electoral,
17

noté que estaban con discursos de confrontación, pelea y poca propuesta”. Por su lado, Gerbaudo expuso que, en su trabajo en Galena, cuando esto ocurre trata de descasetearlos. Y agrega que algunas veces logra hacerlo y otras no.
Sin dudas, la combinación de los medios de comunicación, en este caso la radio, con el poder político es complicada y conflictiva. Puede ser incómoda para ambos grupos. Y este conflicto o desencuentro puede darse más fuerte aun cuando el político y la línea editorial de la radio no comparten o persiguen una misma ideología. Les consultamos a los dirigentes sobre qué ocurre cuando asiste a una radio que tiene una postura distinta a la suya o a la de su partido.
El intendente Castellano nos expresó que en su caso no sucede nada, que no hay inconvenientes. Añadió: “no se da eso de ir a un lugar y defenderme porque me van a matar, sí me puedo encontrar con polémicas o definiciones pero no se genera una pelea, por decirlo de alguna manera”.
El presidente del Concejo, Raúl Bonino, declaró: “es el momento que más me encanta, porque creo que son las discusiones más jugosas; en donde uno no solo pone en jaque sus pensamientos, sus valores, sus principios, sino que, o los puede modificar – como cualquier carácter evolutivo en las personas – o reafirmarlos”. Y hablando positivamente amplió: “para mí, es más nutritivo cuando se piensa diferente, porque se da esta disputa de ideas que termina siendo enriquecedor tanto para el periodista como para el entrevistado, y el oyente”. Jorge Muriel, al igual que Bonino, cree que estos encuentros son los más interesantes: “en la política hay que hablar con los que no están de acuerdo con uno porque es la forma de enriquecerla, a través del consenso y el disenso”.
Silvio Bonafede remarcó que el trato es bueno, y que este tipo de encuentros “se tienen que vivir en un Estado de derecho y en un país democrático”, ya que hay que aceptar al que piensa distinto.
El concejal Viotti mencionó que desde su punto de vista esto depende mucho del periodista y del medio. Indicó que él no tiene problemas pero no todos los medios se comportan de la misma manera. Fernando Muriel sostuvo lo mismo, que depende de quien se tiene en frente. Y contó: “en mi caso, hay una radio a la que no tengo acceso que es LT28, la radio vinculada al oficialismo
18

local. Las demás me trataron con mucho respeto más allá de alguna crítica que me hayan hecho, que por cierto, debe ser así”.
Pero más allá de los conflictos que se pueden dar, los políticos destacaron la importancia de la radio para la política, tanto para bien como para mal. Como dijo Castellano “a mí me parece que desde la pequeña radio barrial hasta LT28, todas son sumamente necesarias”. Raúl Bonino también la destacó, diciendo que “la radio sigue cumpliendo un rol muy importante dentro de lo que tiene que ver con la comunicación política, y obviamente las estructuras de poder se interesan no solo en poder participar, sino, en algunos casos, de poder tener estructuras propias”.
El edil Bonafede señaló que son muy importantes para los políticos porque “las radios influyen en la opinión de la gente en forma muy importante”. Mientras que Viotti sostiene que son necesarias, pero que lamentablemente “muchas radios son herramientas del poder político”.

19

Conclusiones


Como se puede observar a lo largo de esta investigación, cada uno de los involucrados tiene una visión distinta del vínculo entre las radios y el poder político. Todos ellos realizaron declaraciones importantes de lo que piensan o de lo que viven dentro de esta “relación”.
Luego de llevar a cabo las entrevistas y obtener los testimonios, llegamos a conclusiones con las que ya suponíamos que nos íbamos a encontrar, por ejemplo, que por parte del oficialismo local se diga que la relación entre el poder político y las radios es buena, que las diferencias son mínimas y sin relevancia; mientras que, en algunos casos, la oposición piense y declare todo lo contrario. Esto significa que no se trata de una casualidad, podría analizarse con más profundidad.
Haciendo un análisis podríamos decir que se trata del simple hecho de que la oposición ve aspectos negativos justamente desde el lugar que ocupa en la sociedad, cosa que no creemos que sea así. O podríamos decir que el oficialismo ve buenos vínculos porque tal vez los medios no son tan críticos con ellos, por ejemplo. Otro punto que podría interceder en esta buena relación es que al tratarse de una ciudad relativamente mediana los medios traten de no confrontar con el oficialismo porque la mayoría recibe pauta publicitaria municipal. Aclaramos que son interpretaciones a partir del testimonio de los consultados.
Teniendo en cuenta, como ya se menciona reiteradas veces en este escrito, la existencia de intereses entre las radios y el poder político está siempre presente, pero en las campañas políticas aún más. Desde las radios saben que los políticos necesitan de la publicidad para llegar a la gente, informar, persuadir; entonces se trata de sacar provecho en estas oportunidades. Y los políticos notan lo mismo, que los medios son el camino para llegar a los ciudadanos. Por eso entran en juego los intereses de unos y otros para beneficiarse ambos.
Otro aspecto de este proceso, que esperábamos y se dio, fue la cantidad de información recibida off the record (con grabador apagado), tanto explícitamente como lo que pudo observar cada una de nosotras en gestos y
20

movimientos de los entrevistados, en el nerviosismo demostrado frente a diversas preguntas incómodas, etc. Más allá de esto, lo que sí nos sorprendió es que la mayoría de los interrogados admitió que se da un vínculo de intereses por mayor tiempo en el aire, por acordar el mejor horario, para que se hable mal de otro político y/o candidato y con la existencia de pauta comercial de por medio, sinceridad que no pensábamos que sería expresada.
Francamente, creemos que de esta investigación nos llevamos sorpresas y datos muy importantes, nuevos saberes para nuestro futuro como profesionales, como las experiencias de las entrevistas, el habernos relacionado con personalidades públicas y reconocidas, y con autoridades políticas, entre otras cosas.
Como expresamos, todas las entrevistas fueron fructíferas, obtuvimos respuestas muy interesantes de las distintas áreas investigadas, es decir, tanto de periodistas como directores de radio y dirigentes políticos. Pero desde una perspectiva más personal, creemos que las que realizamos con los periodistas-comunicadores fueron las más provechosas, porque son quienes responden con mayor fluidez, mayor sinceridad y sin ese temor a decir algo de más. No se cuidan tanto como los directores y los dirigentes. Hablan desde la sinceridad, desde la ética profesional, defendiendo su labor y su integridad personal, y creemos que también poniéndose en nuestro lugar como futuras colegas.
Otra cuestión que no pretendíamos que suceda, como mencionamos al principio de este trabajo, es la rápida respuesta de la mayoría con quienes nos contactamos, los cuales se predispusieron de muy buena manera para lo que necesitáramos. Esto habla bien de cada uno de los entrevistados. Y también habla de aquellos que no emitieron respuesta, como fue el caso del director de LT28, cosa que considerábamos que podría suceder.
Realizando este análisis llegamos a la conclusión de que el vínculo entre el poder político y las radios investigadas no es importante solo para ellos y los intereses que tengan de por medio; también es relevante para el resto de las personas, de cada uno de nosotros como ciudadanos, que recibimos lo que ambos sectores nos comunican. Por lo tanto, que las dos partes puedan tener esta oportunidad de comunicación es significativo para todos.
21

La posibilidad de comunicación y la libertad de expresión deben darse siempre; son pilares fundamentales de cada ser humano como ser social y para la vida democrática de una sociedad, como así también la pluralidad de voces en las radios y en los medios de comunicación en general. Para un comunicador, tener la chance de expresarse libremente y de que otros puedan hacerlo de igual manera es muy importante, y trabajar en un lugar que permita estos dos aspectos debe ser satisfactorio. Pudimos saber que en las radios investigadas, mayormente se da así, que no hay inconvenientes al expresarse y que apoyan la pluralidad, salvo la excepción ya expresada. Esto revela datos positivos.
En las situaciones en que se involucren la política y los medios van a surgir relaciones conflictivas. La acción política siempre implica conflictos, y más aún cuando tiene que aparecer en los medios, de igual forma se da al revés. Esto ocurre porque se trata de instancias en la que todos, de alguna u otra manera, formamos parte. Y en las que muchos quieren estar aún más presentes. Los problemas se dan cuando se empieza a interceder en la opinión del otro o en su labor. Muchos de nosotros no aceptamos que otros piensen distinto e intervenimos, o intentamos hacerlo. Esto no debería ocurrir bajo ningún punto de vista, no podemos permitirlo, no debemos hacerlo, tenemos que defender siempre la libertad de poder expresarse, aunque el otro piense distinto, aunque no nos guste lo que diga, porque como dijo el filósofo y politólogo Noam Chomsky: “Si crees en la libertad de expresión entonces crees en la libertad de expresión para puntos de vista que te disgustan”.

22

Apreciaciones personales

Expectativas superadas

Por Trinidad Bussolaro.- Desde el día que se nos planteó la consigna a seguir, tuve muchas expectativas y entusiasmo con el trabajo. En primer lugar porque la temática que elegimos fue exclusivamente de mi interés y en segundo, porque esperé con ansias esta instancia de trabajo y aprendizaje.
En mi caso sentí que llevé adelante la investigación con total libertad y acompañamiento, tanto por parte de mi compañera como del profesor; y este me parece un punto importante de remarcar.
En tiempos donde priman los individualismos, Florencia Raffaelli me acompañó codo a codo y par a par: en las clases, en las reuniones, en el momento de establecer los contactos, en las entrevistas, a la hora de escribir, entre otros asuntos. Del mismo modo fue con el docente Emilio Grande, siempre que tuve dudas o inconvenientes (principalmente cuando no recibí respuesta para las entrevistas), me brindó su ayuda y calma para continuar.
En cuanto a la investigación (aunque suene algo negativo), en un principio sentí que no iba a trascender. Si bien siempre supe que la íbamos a entregar en tiempo y forma, nunca pensé que resultaría tan interesante. Esto fue así porque pensé que los políticos no nos tomarían con seriedad, lo que fue totalmente al revés, se mostraron amables e interesados en todo momento.
Puedo decir que mis expectativas están sumamente superadas, que estoy muy contenta con los resultados, con la entrega y que más allá de alguna que otra complicación en el trayecto, sostengo que fue un trabajo realizado desde el interés, el esfuerzo, el respeto, la constancia y el compromiso.
Desde mi lugar, con este trabajo (como aprendí a lo largo de estos años dentro de la universidad) no busqué más que un simple aporte a la sociedad, al periodismo y a la verdad.

23

Importancia de la investigación

Por Florencia Raffaelli.- Desde mi perspectiva, esta investigación superó con creces las expectativas que imaginé en un principio. Si bien estaba entusiasmada desde el comienzo con la temática, ya que me atrae todo lo que esté relacionado a la política, no esperaba que pudiéramos resolver este proyecto con tal simplicidad.
Creía también que el proceso de búsqueda de los entrevistados sería más complicado, pero gracias al profesor Emilio Grande pudimos obtener todos los contactos de manera rápida. Luego, pensé que se presentaría otro obstáculo al hablar con ellos, que no nos responderían o que darían vueltas en hacerlo, pero fue todo lo contrario, recibimos respuestas inmediatas y muy amables. Esto me sorprendió gratamente.
Con Trinidad Bussolaro, quien me acompañó de la mejor manera posible durante toda la investigación, formando un equipo de trabajo que elegiría siempre, realizamos las 13 entrevistas en solo tres días, lo que también fue bueno para obtener luego más tiempo de trabajo. Además de Trinidad, quiero destacar el acompañamiento y ayuda constante que tuvimos por parte del profesor, quien nos facilitó muchas cosas.
Con todo este clima positivo, el sentarnos a escribir y explayarnos sobre todo lo ocurrido me pareció muy sencillo y creo que por eso pudimos obtener un buen trabajo. Cuando las cosas se hacen responsablemente, en la mayoría de los casos, los resultados son favorables.
Y, humildemente, así creo que fue nuestro trabajo, mejor de lo que podíamos hacer, o al menos eso me parece a mí. Como dije al comienzo, superó lo que yo esperaba.
Además, quiero que este trabajo me sirva como ejemplo propio para recordarme siempre la importancia del periodismo de investigación, de ir tras verdades que algunos quieren mantener oculta y de luchar contra el poder, para tener siempre presente ese periodismo que va constantemente en busca de la verdad.
24

Bibliografía


? Blázquez, Niceto: “Ética y medios de comunicación”, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, 1994.

? Bustamante, Enrique: “¿Y la función social de los medios?, en revista digital Etcétera, México, 2003.

? Chomsky, Noam: “Consentimiento sin consentimiento: la uniformación de la opinión pública”, disponible en http://www.infoamerica.org/teoria_articulos/chomsky1.htm.

? Grande, Emilio (h): “Las restricciones que afectan el ejercicio del periodismo en Rafaela”, tesina de Licenciatura en Comunicación Social, UCES, Rafaela, 2003.

? Kapuscinski, Ryszard: “¿Reflejan los media la realidad del mundo? Nuevas censuras, sutiles manipulaciones”, en revista digital Etcétera, México, 2002.

25

Anexo


Preguntas para entrevistas

Periodistas:
¿Cómo definen las radios su agenda periodística? ¿En función de qué y cuáles son los criterios?
¿Qué lugar o espacio tiene la pluralidad de voces?
Ante la visita de un candidato o dirigente político, ¿se puede preguntar cualquier cosa o hay cuestiones pautadas de antemano?
En época de campaña, ¿son ustedes los que se acercan a los candidatos o sucede a la inversa?
¿Existen políticos que responden a las preguntas tal cual son y no con un discurso predeterminado?
¿Qué prioridades y tiempo les dedican a los dirigentes?
Directores:
¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?
¿Cómo definen las radios su agenda periodística? ¿En función de qué? ¿Y cuáles son los criterios?
¿La radio tiene un perfil político determinado?
¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente o candidato le den mayor o menor espacio?
¿Qué prioridades y tiempo les dedican a los dirigentes?
¿Qué lugar tiene la pluralidad de voces de los distintos actores políticos?

26

Dirigentes políticos:
¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?
¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente o candidato le den mayor o menor espacio?
¿Qué sucede cuando asiste a una radio con una ideológica distinta a la suya o de su partido?
En estos casos, ¿se da una buena relación o diálogo? ¿Cómo lo reciben?
¿Qué diría usted sobre la relación entre el poder político, y en este caso, las radios.

27

Entrevistas realizadas
Marcelo Schiavi (director Radio ADN)
¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

Bueno, se comportan de distintas maneras. Algunos imponen o tratan de imponer sus argumentos, y otros los exponen directamente. Nosotros, en Rafaela, por ser una ciudad chica, tenemos una buena relación con prácticamente todos, y tratamos de tener una individualidad. Cada uno de los que tienen una porción de poder tratan de dar su versión sobre los hechos o cosas que acontecen, y nosotros tenemos que procesarla y darla a conocer a la audiencia según lo que nosotros vemos, como para mantener una independencia y no estar de un lado o del otro sino que la gente juzgue, el oyente al cual nos debemos.

Con respecto a lo político, ¿Cómo definen las radios su agenda periodística? ¿En función de qué? ¿Y cuáles son sus criterios?

Nuestro criterio es que se diga la verdad, que no nos impongan nada escrito. Con respecto a lo otro, depende de lo que vaya ocurriendo, por ejemplo ahora hemos tenido distintas elecciones, lo que genera un cúmulo de información mucho más importante que el resto de los días o del año; así que tenemos una relación mucho más directa con todos los actores políticos, que después se va dilatando, sobre todo con aquellos que se postulan. Con los que ya están gobernando es más a diario porque cumplen su función y nosotros también nos nutrimos de ellos para informar a la audiencia sobre lo que se está haciendo.
¿La radio tiene un perfil político determinado?

No, nosotros tenemos una línea en la que todos se pueden expresar. No dependemos de ningún color político y los periodistas se pueden expresar con total libertad, que no es fácil de conseguir hoy en día. Es una ciudad chica y se pueden decir las cosas; y si alguno se siente con la obligación de decir que no es lo que se ha dicho, tiene la posibilidad a través del micrófono de expresar su visión o lo que no le gustó de lo que se haya dicho.
28

¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente político se le dé mayor o menor espacio?

En radio, por ley, no se vende publicidad, excepto lo que trae el gobierno provincial para las elecciones, y lo que viene a nivel nacional. A nivel provincial, el gobierno determinó que para los medios legales la pauta sí tiene costo, entonces es un arreglo que uno tiene con el gobierno de la provincia, de una tarifa que está determinada y autorizada desde hace mucho tiempo. Con respecto a la parte nacional, para las elecciones nacionales, a la pauta la gira el gobierno nacional y nosotros tenemos la obligación de difundirla.
¿Qué prioridades y tiempo les dedican a los dirigentes? ¿Se le da más prioridades a unos que a otros?

No, no podemos tener alguna afinidad con alguno u otro porque está más tiempo en Rafaela, por ejemplo. Con aquellos que insisten más, dentro de nuestros tiempos, nuestra programación y de que no haya mayor difusión de uno u otro, tratamos de coordinar; porque tenemos en cuenta la audiencia, porque suceden otras cosas, no es solamente política. Donde tienen difusión es principalmente en el programa de la mañana que es de los más escuchados.

Juan Soffietti (director Radio La Minga)


Soffietti habló como representante de la radio, pero nos cuenta que no hay un director o encargado en la radio. Es un grupo de personas los que la manejan. Nos dijo: “En un comienzo había un consejo editorial que estaba formado por integrantes de cada uno de los programas que había en la radio, más el grupo original que la había puesto en marcha. Este grupo original no se sentía como dueño y que invitaba a participar a otros, no. El grupo original armó la radio, tenía unas ideas en torno a la comunicación y a lo que debía ser una radio. Propuso esas ideas estudiando y sabiendo que los demás, los que se incorporasen, podían pensar de otras maneras y se iban a tener que empezar a negociar sentidos y construir un sentido nuevo.
29

“Con lo que no transábamos era con la propuesta musical o estética de la radio, iba a ser la que definimos de entrada. Fue una manera de marcar límites, somos muy democráticos, pero admitíamos ese límite, y hasta hoy sigue siendo así. Luego, si alguien quería hacer un programa, y quería poner la música que quiera, podía hacerlo. Cuando no hay programa, que es la mayor parte del tiempo (la radio está todo el tiempo encendida), sale la música que está en la base de datos. Esa música que sale es de la que hablo, que está vinculada a las experiencias estético-artísticas independientes, más algunos clásicos, como The Beatles”.
“Lo que terminó pasando es que no había un director como en todas las otras radios, sino que había un consejo que tomaba las decisiones. Ese consejo dejó de funcionar, porque no tenía grandes desafíos. Nos parecía que había una gran cantidad de cosas para discutir, pero las proponíamos y no enganchaban. Y bueno, como esas ideas no prendían, decidimos no hacerlas. Ese consejo se diluyó, y la radio quedó funcionando como en piloto automático, con los programas que hay y los programas de otras emisoras que se descargan de la red”.
Entonces, nos dice que su vínculo con la radio es como “partícipe del grupo creador de la emisora, acompañante del consejo editorial hasta que se diluyó, y tuve algunos programas. El vínculo es que la radio es como una hermana mía, es parte de mi vida. Ahora no hago nada específico en la radio, pero colaboro en lo que sea necesario. Pero no tengo ningún vínculo a los que tradicionalmente se refiere la comunicación. Sirve para pensar que las categorías con que pensamos la realidad son esas, pero que también hay otras”.
¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

Es de absoluta y total pluralidad. La radio tiene opción, quiero decir, está personificada en algunas personas. Esas personas, ese colectivo, tienen sus opciones, y ni siquiera las opciones entre esas personas son idénticas. La propia radio entonces, es esa mezcla de cosas. Hay programas que traen políticos de tal o cual partido, y nadie dice nada, luego puede haber gente de la propia radio que le guste más o menos que tal programa traiga a tal político, pero nadie dirá nada, se respeta. Entonces, el vínculo es abierto, plural, y sin ningún tipo de
30

censura. De hecho, cuando abrimos la radio, salimos a conversar con varias instituciones de la ciudad, entre ellas todos los partidos políticos. A todos les fuimos a contar que se estaba por abrir una radio comunitaria, y que todas las instituciones que quisieran, podrían tomar la palabra en primera persona, sin intermediarios o periodistas. Y como todos los partidos políticos tienen la necesidad de comunicarse con la sociedad, les ofrecimos que el que quisiese hacer un programa tenía la radio disponible. Solo hay que definir el horario, porque pueden hacer el programa con lo que cada uno desee y sin pagar porque no se le cobra nada a nadie, los espacios son gratuitos. Es importante para la ciudad que haya una radio donde no vayan los políticos de cierto partido y sean bien tratados, y cuando van los políticos de otros partidos sean maltratados, no, eso no es comunicación, es manipulación. El vínculo es ese, totalmente libre, plural, cada quien se hace cargo de lo que hace, a la radio no la resiente. La radio sigue al aire con esa variedad, que a veces es pluralidad y a veces es una mezcla de cosas. No hay una línea que dice esto sí y aquello no, que es lo que habitualmente hay en las radios, una línea editorial que se adhiere a cierto ideario político y se estructura en función de eso.
¿Se manejan con pauta publicitaria política?

No, no tenemos propaganda política. Pero, francamente, no tenemos porque no nos han venido a ofrecer ni nosotros hemos ido a buscar. No es que tengamos un principio que no acepte la propaganda política. Así como no tenemos problemas de que cualquier político venga, tampoco tenemos problemas de que cualquier político ponga dinero para bancar la radio, es más, nos encantaría, te digo la verdad. Luego, si van a poner el dinero para que uno diga tales o cuales cosas, no.
¿La radio tiene un perfil político determinado?

La radio sí está determinada por un perfil político, porque todo esto que estoy diciendo es profundamente político. No tiene nada de neutral, puede parecerlo por nuestra manera de trabajar, pero no somos neutrales, somos autónomos. Tenemos posición tomada respecto a todo, no creemos en la neutralidad, no existe la neutralidad. Lo que puede existir es la autonomía, nosotros, por ejemplo, no somos macristas ni lo vamos a ser jamás, pero nunca le
31

prohibiríamos a un macrista que hable en la radio, ni lo vamos a maltratar, ni lo vamos a traer adrede para que la pase mal o castigarlo al aire, porque eso es deshonestidad, eso no es comunicación, es agresividad, es falta de respeto a la persona y a la audiencia. Luego, habría que ver, para qué traeríamos a uno de Cambiemos, pero no porque creamos que es menos, sino porque no es de nuestra ideología, no es con quienes hablaríamos, no porque no tengamos nada de lo que hablar, sino porque los programas están pensados de otra manera. Entonces, pareciera que no tiene un perfil político, pero sí lo tiene, porque aspirar a ser plurales ya es una opción política. Esta forma no es hegemónica, no es habitual, pero el desafío de esta radio comunitaria justamente es eso, por eso es comunitaria, porque intenta ser verdaderamente plural. Incluso decir que no te metes en política es una opción política, porque favorece a alguien y perjudica a alguien. Entonces, no podríamos decir nosotros que no tenemos un perfil político, el perfil político es ese, tratar de generar un discurso plural, amplio, creyendo que la audiencia no es estúpida, que si recibe toda la información llega a conclusiones que no tienen porqué ser las que tiene o define la radio. Lo que pasa es que la comunicación está pensada como una forma de comerles la cabeza a las personas o hacerles creer tal cosa, y no es así. Ojalá todo el mundo piense parecido a como pensamos nosotros, pero cómo se llega a eso, ocultando, negando cosas, desinformando, armando una agenda tramposa; nosotros no creemos en eso, porque eso, aunque la gente no lo sepa, yo sí lo sé, y sería una falta de ética. No es que seamos santos ni buenos tipos, no se trata de eso, se trata de concepción, de estudio y del mundo en el que queremos formar. Si lo lograremos hacer o no, no lo sé, pero en todo caso vamos a estar en la tarea de colaborar para que aquello que soñamos sea posible. Puede que lleguemos o no.

Alejandro Menardi (director Radio Galena)

¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

Tenemos un buen vínculo con todos los poderes del Estado. Siempre tuvimos una excelente relación con la política. Es cierto que mi papá (Alberto Menardi –
32

director de la radio, ahora su hijo se está encargando mayormente de la emisora), como todos saben, siempre tuvo una clara relación con la actual gestión de gobierno; pero en un montón de radios pasa, yo digo que es bastante equitativa la pauta publicitaria. De hecho, en todas las radios está presente. Lo mismo se da con la provincia, muchos años estuvimos trabados con eso, hasta que Fernando Muriel se encargó y nos ayudó. Entonces, la relación no influye para nada. A mí jamás me dijeron no digas esto o aquello. Tratamos de que no sea una radio de ese estilo, de todas formas, la programación de la radio es mayormente musical. Desde que se fue mi papá, con Adrián Gerbaudo (periodista del programa de la mañana) decidimos hacer un producto amplio, donde se escuchen todas las voces posibles, y la verdad que lo estamos respetando. Por ejemplo, si hay un conflicto entre dos políticos, llamamos a los dos, para escuchar ambas versiones. Y que yo me acuerde, jamás recibimos algún apriete de alguien para que saquemos o pongamos a uno u otro. Yo creo que esas son cuestiones que se dan más en las grandes ciudades.
¿La radio tiene un perfil político determinado?

Sí, tiene una orientación, pero respetamos todas las voces. Siempre tuvimos un perfil un poco más ligado al peronismo y kirchnerismo, es así porque nosotros somos así, entonces lo hacemos para ser lo más honestos posibles con nosotros mismos. La radio tiene ese perfil, pero también, dentro de ese marco, queremos que se escuchen otras voces. Incluso este año, se sumó a la mañana a alguien que tiene una postura totalmente en contra, y a veces discutimos, pero a la vez, también está bueno que la radio tenga ese debate interno. Tratamos de ser lo más abarcativos posibles.
¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente se le dé mayor o menor espacio?

Puede influir cuando se compran espacios, por una cuestión de que tenemos que vivir. En eso puede llegar a influir, pero después de eso, tratamos de darle espacio a todos los partidos, incluso a los partidos chicos que no pueden pagar la pauta.
33

¿Qué prioridades y tiempo les dedican a los dirigentes? ¿Se le da más prioridades a unos que a otros?

No, no hay una prioridad, tratamos de ver lo que fue noticia. Le dedicamos más tiempo al que fue noticia.

Juan Scavino (periodista ADN)

Con respecto a lo político, ¿Cómo definen las radios su agenda periodística? ¿En función de qué? ¿Y cuáles son sus criterios?Personalmente, mi trabajo es bastante vinculado con lo que entiendo que la política repercute en la gente común, es decir, más allá de que a mí, personalmente me encanta todo lo que tiene que ver con el micro clima de la política, trato de hacer el ejercicio permanente para saber qué aspectos de la política repercuten en lo cotidiano o en la vida de, como decimos, la gente del “llano”. En términos laborales es lo mismo, por ejemplo, una decisión del intendente en tanto y en cuanto repercuta en lo inmediato va a ser motivo de agenda, ahora si yo sé que esa decisión del intendente va a repercutir en un plazo de 6 meses o más, decididamente no la incorporo para lo cotidiano; la tengo en mi conocimiento, sé que va a ocurrir pero no forma parte de lo que es mi jornada. Por supuesto, me nutro de la información de cada uno de los actores políticos y también, aunque yo soy bastante esquivo a todo eso, miro cuál es la agenda de las redes, que son de un consumo tan importante en el común de la gente que no podes soslayarlas en cuanto a cómo la radio no habló de tal o cual cosa si está en las redes sociales.
¿Qué lugar o espacio tiene la pluralidad de voces?

En esta radio es, prácticamente, total. Hay un director, un conocimiento de lo que él piensa, de su idea política, pero eso no va en menoscabo de lo que nosotros podamos hacer o decir. Siempre, todos, absolutamente todos. Acá, el que no se expresa es porque decididamente no quiere; buscado por nosotros, y a veces, sin que nosotros lo busquemos, cuando es derecho a réplica siempre está el micrófono abierto o el celular para grabar, siempre hay posibilidad. Esto
34

es un ejercicio que no sé si es tan posible en otros medios, pero acá no hay ningún inconveniente.
Ante la visita de un candidato o dirigente político, ¿se puede preguntar cualquier cosa o hay cuestiones pautadas previamente?

No no, muy por el contrario de lo que cree la gente, no hay condicionamiento previo. El único condicionamiento previo es más con la gente, con los rafaelinos. Yo tengo experiencia de haber entrevistado a los últimos gobernadores y no hay ningún tipo de condicionamiento, agenda abierta, te lo dice el propio gobernador. Podes estar limitado en cuanto a tiempo pero no en cuanto a agenda. Telefónicamente, en vivo, en el piso nunca un condicionamiento. Sí puede ser que ocurra un condicionamiento debido a un vínculo que puede existir por ser una ciudad chica y conocernos la mayoría, debido a las relaciones que se dan, pero en lo personal no me ocurre. Con respecto a mí, todo el mundo tiene muy claro que yo no soy ni bueno ni malo en cuanto a mi labor, pero sí tienen claro que si yo tengo que decir las cosas las digo, las repregunto y las reformulo, que es un ejercicio muy poco frecuente en la ciudad de Rafaela, no se repregunta ni se reformula, yo trato de hacerlo y laboralmente me he peleado con todo el mundo. Cuando se apaga la luz del estudio o se termina la grabación, casi todos comprenden que se trata de roles laborales y no de cuestiones personales, pero casi todos, por supuesto que hay gente con la que uno perdió el vínculo por tratar de hacer las cosas como, más o menos, corresponden.
En época de campaña, ¿son ustedes los que se acercan a los candidatos o sucede a la inversa?

La respuesta la conoces. Es impresionante la necesidad de exponerse. Pero creo que equivocadamente. A nosotros tampoco nos sirve demasiado porque te sobresaturan el aire de políticos y la gente cada vez se los banca menos, cada vez les creen menos, yo se los dije a todos. Acá hay una ventaja muy grande del oficialismo, porque no les hace falta hablar tanto porque tienen hechos, no así quien va como oposición. Pero para mí, ya es una cuestión vetusta, absolutamente perimida y obsoleta esto de que haya mucho por decir, no hay tanto por decir, hay que decir cosas concretas y que se puedan transformar en realidad, y casi nadie lo hace, esa es la verdad. Lo mismo que la cartelería en la
35

calle, la gente lo ve no solo como una invasión del espacio público, como un gasto innecesario, sino como una hipocresía extrema, desde las caras de próceres que son absolutamente increíbles al hecho de que el que quiere conocer a los candidatos ya tiene la posibilidad de hacerlo, no hace falta eso, pareciera que hay más chances cuando más carteles tenés, pareciera que eso es proporcional a tu chance de éxito, y la verdad, insisto, se lo dije a todo el mundo, para mí es exactamente a la inversa, es restar.
¿Existen políticos que responden a las preguntas tal cual son y no con un discurso predeterminado?

Sí sí. No vale la pena dar nombres pero te puedo asegurar que, planteando los dos grupos que más chances han tenido el 11 de agosto en las PASO y la extrema polarización de la que todo el mundo habla, en los dos sectores hay gente que expresa exactamente la respuesta de lo que vos le estás pidiendo, podés estar convencido o no, podés creerle o no, pero te responden. Y en los dos, también, están los “chamuyeros” a los que les haces una pregunta e intentan llevar las respuesta por otro lado; está en uno dejarlo y saber con eso qué tipo de funcionario o candidato está siendo entrevistado o, que es lo que yo habitualmente hago, repreguntar y exponerlo a que no te quiere responder o que no tiene con qué responderte, ninguna de las dos opciones está mal.
¿Qué prioridades y tiempo les dedican a los dirigentes? ¿Se le da más prioridades a unos que a otros?

No, acá no. En esta radio, la vara fundamentalmente está dada por cómo repercute en la gente. Digamos, el oficialismo va a tener mucho más espacio, pero porque está relacionado con lo que es concreto para la gente, solo por eso. Si hay una situación que amerita la presencia de un dirigente opositor durante un tiempo mucho más frecuente que el oficialismo no va a haber ningún inconveniente.

36

Dolores Vottero (periodista Radio Rafaela LT28)

Con respecto a lo político, ¿Cómo definen las radios su agenda periodística? ¿En función de qué? ¿Y cuáles son sus criterios?

Imagino que en todas debe ser igual. Pero acá en LT28 tenés una línea editorial. Es decir, la línea a donde apunta el medio desde el punto de vista político, económico y social. Normalmente te la bajan rápidamente, cuando comenzás a trabajar. Hay algunos que son muy frontales, como el encargado de programación o artística, que te dicen “acá vamos a trabajar asío esto va para allá” y más cuando se trata de un año electoral como fue este, te lo marcan. Hay otros jefes o encargados que se encargan de marcar la línea y no son tan directos, pero más o menos te das cuenta con algunas señales o actitudes.
¿Qué lugar o espacio tiene la pluralidad de voces?

LT28 es una radio AM, en realidad la única AM y FM que tiene la ciudad, por lo tanto es la radio más importante más allá de los vaivenes que tuvo a lo largo de su historia. Hoy la idea es que de alguna manera estén todas las voces representadas. Si vos querés ir un poco más fino, desde lo político, hay algunas patas que faltan, por decisión personal o no. También hay que dejar en claro que existe una ley a nivel nacional que tiene que ver con la publicidad política, un nuevo sistema (SAPE), donde todos los partidos políticos tienen un determinado espacio en los medios de comunicación. Desde ese punto de vista, estamos obligados a mostrar desde la minoría izquierda hasta el oficialismo. Después, los medios hacen sus entrevistas particulares telefónicamente o en el piso, y en ese caso, venís y la pagas, es así. En esa situación es decisión del medio darte lugar o no.
Ante la visita de un candidato o dirigente político, ¿se puede preguntar cualquier cosa o hay cuestiones pautadas previamente?

Depende del entrevistado. Generalmente si mí no me dicen nada, por un código de ética personal, pregunto si lo hacemos a agenda abierta o no (esto significa si puedo preguntarle cualquier cosa o alguna cuestión no quiere ser hablada). Esto lo hago justamente por un código pero más que nada, para no incomodar al entrevistado al aire. Hay otros que te dicen “de tal cosa no hablemos”, pero no
37

son ellos los que me lo dicen, sino los asesores con los que vienen acompañados.
En época de campaña, ¿son ustedes los que se acercan a los candidatos o sucede a la inversa?

Vienen ellos, ja. En ese momento son todos bellos, amorosos y geniales, incluso te traen una lapicera de merchandising.
¿Existen políticos que responden a las preguntas tal cual son y no con un discurso predeterminado?

Muchos tienen casete y discurso predeterminado. Este año, que es y sigue siendo muy electoral, noté que estaban con discursos de confrontación, pelea y poca propuesta.
¿Qué prioridades y tiempo les dedican a los dirigentes? ¿Se le da más prioridades a unos que a otros?

Depende quién es el dirigente, a qué partido representa y qué tipo de pauta arregló para la entrevista (esto último supongo yo, no aseguro que sea así). Al candidato o partido que tenga una sintonía cercana a la línea editorial del medio, se le da más tiempo o se le privilegia un cierre de campaña en tema horario.

Néstor Monay (comunicador Radio La Minga)


Con respecto a lo político, ¿Cómo definen las radios su agenda periodística? ¿En función de qué? ¿Y cuáles son sus criterios?

FM La Minga es una radio comunitaria. Con todo lo que ello significa, el objetivo es tener una identidad participativa y abierta para darle lugar a distintas asociaciones, grupos, referentes, agrupaciones, militantes políticos, sociales o sindicales y tengan un espacio dentro de un contexto que sale de lo que comúnmente conocemos y que funciona con pautas publicitarias. En La Minga nos posicionamos desde lo nacional y popular, donde entendemos que hay que construir una alternativa al sistema de vida capitalista y donde entendemos que
38

la filosofía de vida de los pueblos originarios puede ser esa alternativa; desde allí todo lo que tratamos de profundizar y comunicar, lo hacemos desde ese criterio.
¿Qué lugar o espacio tiene la pluralidad de voces?

Es un objetivo muy fuerte. No sé si se da completamente, hay varias y diferentes, pero La Minga no es tan conocida o no está tan difundida para que más gente la aproveche.
Ante la visita de un candidato o dirigente político, ¿se puede preguntar cualquier cosa o hay cuestiones pautadas previamente?

En mi caso personal, años atrás entrevisté a políticos y fue sin pautar nada. Participé de algunos programas radiales donde candidatos políticos visitaron el espacio y abiertamente se prestaron al libre debate, tanto en las preguntas como en las respuestas.
¿Existen políticos que responden a las preguntas tal cual son y no con un discurso predeterminado?

Uno, indirectamente al hacer una pregunta puede estar cuestionando tal actitud de algún referente político y la respuesta, muchas veces, va en el mismo sentido; a modo de defensa o aclaración por determinadas situaciones. De todos modos, en lo local, no hay mucho espacio para evadir determinadas responsabilidades que si lo puede haber a otro nivel, donde pueden pasar más desapercibidos. Aquí a los referentes políticos o nuestros representantes políticos los conocemos todos y sabemos su modo de pensar y donde se posiciona. Por supuesto que están las diferencias y es bueno que así se exprese. Lo importante es que esas diferencias sean abordadas desde el respeto y que las convicciones se manifiestan sin agresiones.
¿Qué prioridades y tiempo les dedican a los dirigentes? ¿Se le da más prioridades a unos que a otros?

Se le da mucho tiempo y prioridad a todos aquellos que quieran expresar su voz y su pensamiento político ideológico, social o económico, desde dirigentes hasta aquellos que por distintas cuestiones, no tienen voz.
39

Adrián Gerbaudo (periodista Radio Galena)

Con respecto a lo político, ¿Cómo definen las radios su agenda periodística? ¿En función de qué? ¿Y cuáles son sus criterios?

En Galena, hay determinados intereses periodísticos fijados por una agenda. En el caso del programa de la mañana, lo hago yo, pero también en función de los temas propios de la radio que vayan apareciendo. Por ejemplo, te llaman a la radio para hacer alguna nota y no figura en esa mañana, se suma. Es una relación de ida y vuelta y en función del interés de la agenda diaria. En fin, la agenda se fija según los acontecimientos del día y los propios intereses de cada uno de nosotros (periodistas de la radio).
¿Qué lugar o espacio tiene la pluralidad de voces?

La pluralidad de voces es necesaria para tener una mirada distinta y no cerrarse en sí mismo. En lo personal, no me gusta estar en un lugar donde todos pensamos lo mismo. Puertas adentro en Galena, los cuatro pensamos distinto. En la confrontación de dos fundamentos es donde sale la riqueza, y si en el confrontar cada uno tiene la cabeza abierta como para poder escuchar al otro, termina diciendo tal vez el otro pueda tener razón o por lo menos entendiéndolo.
Ante la visita de un candidato o dirigente político, ¿se puede preguntar cualquier cosa o hay cuestiones pautadas previamente?

En lo particular todos los políticos entienden que yo les puedo preguntar cualquier cosa. Hay veces que uno acuerda no preguntar sobre determinado tema pero porque ya se preguntó sobre el mismo y no hay más información. En el momento de hacer una nota, en términos generales, pregunto cualquier cosa.
En época de campaña, ¿son ustedes los que se acercan a los candidatos o sucede a la inversa?

Nosotros en la radio, en campaña, este año tuvimos una posición particular. A todos los candidatos le dimos la oportunidad de hacer dos notas, una al comienzo y otra al final de la campaña; de manera gratuita, entendiendo que el medio de comunicación forma parte de un servicio a la comunidad. Luego, se les
40

ofreció entrevistas pagas con tópicos que ellos llevarían. Algunos accedieron y otros no.
¿Existen políticos que responden a las preguntas tal cual son y no con un discurso predeterminado?

En mi caso, trato de “descasetearlos”. Algunas veces se puede y otras no. Hay políticos más fáciles de descasetear que otros. Hay algunos que yo, de manera particular, es decir personal, tengo una mejor relación y no necesariamente por un vínculo ideológico. A esos, es más fácil descasetearlos. Otros, más distantes por cuestiones de edad o de protocolo, es más difícil sacarlos de ese lugar. Mi forma de hacer entrevistas es tratar de encontrar la vuelta para que, a partir de un chiste o confrontación de ideas, terminen dando un discurso que no se encuentra en otro medio. Mi idea es que en Galena puedan decir cosas de una manera distinta. Con los políticos locales, la chance del chiste se da con confianza porque nos conocemos todos, ya con un ministro, por ejemplo, esto no se aplica.

Luis Castellano (intendente de Rafaela – Partido Justicialista)

¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

Es una buena relación. Les diría una relación de dialogo y respeto, por supuesto que en esto hay miradas diferentes sobre lo que se publica, pero es parte de la democracia y de la diversidad de opiniones. En general, tanto con los periodistas como con los dueños de las radios, la relación es de respeto. Por ahí hay más afinidad con unos que con otros, pero debería decirles que el rol que ellos ocupan en cuando a información pública del municipio, del Estado, es bastante amplio y bueno, a pesar de que hoy hay otros canales más efectivos como las redes sociales. Los medios en general publican todo lo que mandamos y la relación con todos es buena.

41

¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente o candidato le den mayor o menor espacio?

En general les diría que a todos los medios de la ciudad, incluso a algunos de la región, se les ayuda con pauta publicitaria. Siempre tratamos de ser lo más equitativos posibles, sobre todo a partir de la dimensión y alcance que tenga el medio. No es lo mismo una radio chiquita de barrio que LT28 que tiene un alcance regional; no es lo mismo una revista de una institución que el Diario La Opinión o el Castellanos. O sea, tratamos de dimensionar la publicidad o auspicio en relación al alcance e importancia. Ahora, después la relación con lo que publiquen o no, yo les diría que depende más de los periodistas que de nosotros. Hay medios que son más críticos que otros y no por eso se mueve la pauta publicitaria.
¿Qué sucede cuando asiste a una radio con una ideológica distinta a la suya o de su partido?

No sucede nada. Me he entrevistado con periodistas y medios totalmente opositores y no hay ningún inconveniente. En Rafaela, en las radios locales, en los medios locales, importa mucho lo que sucede en la ciudad, tanto en la realidad local como en los proyectos a futuro. Uno puede tener posicionamientos con respecto a algunos temas pero no es esa grieta como a nivel nacional, porque tampoco da para tanto. Si acá se necesita el pavimento, se necesita el pavimento. Podemos ver si el financiamiento es como lo proponemos nosotros o como lo hace la oposición pero son puntos de vista, más que posiciones ideológicas diferentes. Al no haber bandos tan definidos, no se da eso de ir a un lugar y defenderme porque me van a matar, sí me puedo encontrar con polémicas o definiciones pero no se genera una “pelea”.
¿Qué diría usted sobre la relación entre el poder político, y en este caso, las radios?

Yo creo que la relación del poder político local con las radios es buena. La relación es fluida. A mí me parece que desde la pequeña radio barrial hasta LT28, todas son sumamente necesarias. Después esto convive con las dificultades para poder sostenerlas y ahí es donde no hay dimensión de lo que
42

implica el gasto de llevarlas adelante. Luego vienen al municipio a pedir ayuda y vos no podés ayudar porque las dimensiones de los costos son muy grandes. Te diría igualmente que es un problema de proyección de inversiones. En cuanto a la información pública, hay una buena relación. Cada radio va encontrando su segmento y hoy fluye. Después está la cuestión de lo legal y lo ilegal y es todo un tema. Están las que pagan religiosamente todo y las que no, un tema que hay que resolver, que tiene que ver con cuestiones nacionales, un tema con la regulación de todo el espectro radiofónico que está muy desmadrado.

Raúl “Lalo” Bonino (presidente del Concejo municipal – Cambiemos)

¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

Creo que difiere mucho en los momentos políticos en los que uno se encuentra y marcan las relaciones con las radios, lo digo por experiencia propia. En mi vida política, y a lo largo de mi carrera, los diferentes momentos políticos han hecho diferentes las relaciones que he tenido con los medios de comunicación, teniendo en cuenta obviamente la editorial de cada uno de ellos. Notoriamente en los momentos de campaña es donde las radios se predisponen de una manera diferente, con una visión un poco más comercial; y en general, cuando no hay campaña, se ponen con una visión un poco más abierta, con más interés a los proyectos de uno. En tiempo de campaña se ve a las claras la línea editorial de cada una de las radios, y eso te marca una vinculación con las grandes estructuras de poder político que pueda llegar a tener cada una de las radios, en donde ves radios que son más independientes, otras con una editorial mucho más marcada, vinculadas a una afiliación ideológica o de pensamiento exacta, y otras que tratan de ser más neutrales.
¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente se le dé mayor o menor espacio?

Bueno, siempre influye. Influye en gran medida, y más en momentos de campaña. Entendiendo esto no como algo que está mal, sino como una posibilidad de, a través de un canal comercial, darle difusión a las ideas que uno
43

tiene. Es injusto porque aquellos que tienen menos recursos, tienen menos posibilidades de difundir sus ideas o propuestas. Pero igualmente, todos tienen posibilidad. Por mi parte, ningún medio me ha negado la posibilidad de salir cuando no se estableció alguna pauta comercial, con lo cual quiere decir que hay mucha amplitud para recibir ideas. Obviamente que si pautas comercialmente te generan un trato diferencial, más minutos en el aire o salir en diferentes horarios.
¿Qué sucede cuando asiste a una radio con una ideología distinta a la suya o a la de su partido? En estos casos, ¿se da una buena relación y diálogo?

A mí, personalmente, es el momento que más me encanta, porque creo que son las discusiones más jugosas; en donde uno no solo pone en jaque sus pensamientos, sus valores, sus principios, sino que, o los puede modificar (como cualquier carácter evolutivo en las personas) o reafirmarlos. El posicionamiento político diferenciado cuando estás en una entrevista o en una radio que sabés que piensan diferente es mucho más entretenido; no solamente para quienes están en la entrevista porque te genera un poco de incomodidad, y a veces la incomodidad es buena para ejercer o para profundizar el nivel de pensamiento que uno le está dando al contenido, sino también para los oyentes, que en definitiva son quienes van a recibir ese mensaje, y este tiene que ser nutritivo. Para mí, es más nutritivo cuando se piensa diferente, porque se da esta disputa de ideas que termina siendo enriquecedor tanto para el periodista como para el entrevistado, y el oyente.
¿El trato fue siempre de buena manera o vivió alguna situación incómoda?

La verdad es que nunca he recibido un mal trato de un periodista en el aire. Sí esas chicanas simpáticas, sin mala voluntad, pero siempre con trasfondo político, dentro de un marco de respeto y no entrando en las cuestiones personales. Incluso en los lugares en donde uno piensa que más hostil va a ser el ambiente, siempre se me ha tratado con respeto.
¿Qué diría usted sobre la relación entre el poder político y las radios?

Creo que, no solamente con la radio, sino con todos los medios de comunicación, la relación del poder político es muy fuerte. Creo que los procesos de cooptación de los medios, y digo medios tradicionales y redes sociales, es
44

una necesidad para las estructuras de poder de manera tal de influenciar en el electorado. De poder no solo influenciar en las épocas de campaña sino también de difundir las acciones, como dice el dicho, si no se comunica lo que se hace es como si nunca se hubiera hecho, entonces hay una necesidad por parte del poder de tener una vinculación con los medios de comunicación, y en este caso con las radios. La radio sigue cumpliendo un rol muy importante dentro de lo que tiene que ver con la comunicación política, y obviamente las estructuras de poder se interesan no solo en poder participar, sino, en algunos casos, de poder tener estructuras propias. Creo que el kirchnerismo a lo largo de los años ha sabido manejar esto muy bien; ha ido migrando esto hacia las redes sociales, en donde el macrismo supo también jugar muy bien, y hoy en día creo que en la competencia digital están a la par. Pero la estructura de poder vinculada con el peronismo, con el kirchnerismo, ha sabido cooptar de una mejor manera los medios tradicionales.

Leonardo Viotti (concejal – Cambiemos)

¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

Depende de cada medio. En realidad, creo que los dirigentes políticos, todos en general, necesitamos de los medios para poder transmitir nuestro trabajo, nuestras ideas, lo que sea, pero depende de cada medio. No todos los medios se comportan de la misma manera, algunos son respetuosos y medidos de todas las posiciones políticas, pero hay algunos en particular que son muchos más cerrados. Después hay algunos que se identifican con una línea política en particular pero, aun así, son abiertos y dan lugar a todos. En Rafaela es así, hay medios que son respetuosos y le abren el micrófono a todos (por ejemplo Radio Galena, que son abiertamente peronistas, pero siempre nos han abierto el micrófono, nunca nos han negado la participación), y hay otros que son cerrados y juegan directamente a favor de algún espacio o partido político, que normalmente tiene que ver con el aporte de pauta publicitaria. Nosotros en particular tuvimos buena relación con la mayoría de los medios, aun sabiendo que hay algunos que tienen una tendencia en particular. Sepamos que la
45

mayoría de los medios tienen algún tipo de interés, ya sea porque el medio lo define, porque hay algún sector político que aporta dinero y direcciona hacia ese lado la línea editorial del medio, y después hay algunos que directamente son militantes políticos atrás de micrófonos y no se molestan en ocultarlo. En particular nosotros tenemos cuatro o cinco radios que no nos hacen notas; yo presento proyectos, ideas, declaraciones sobre determinados temas y hay medios que no reproducen nuestros partes de prensa; medios específicos que en vez de hacernos la nota a nosotros buscan a alguien que hable mal de lo que uno está haciendo, y esto ya previamente arreglado y tendencioso para criticar.
¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente se le dé mayor o menor espacio?

Influye muchísimo. Existen medios que incluso en campaña si no pautas no apareces, a veces durante el resto del año sí te hacen nota, pero en campaña si no pautas no apareces. Después hay medios que les hacen notas a todos, obviamente que el que más pauta pone más aparece en el medio. Esto es algo que hasta hace poco tiempo atrás era tabú, no se hablaba pero existía, y hoy ya está naturalizado, los propios directores de medios o periodistas lo dicen, los políticos pagan las notas. Incluso, en algunas radios mientras están al aire haciéndote una nota dicen que la están haciendo porque pautamos, antes esto se ocultaba un poco más, hoy está mucho más naturalizado. Después hay medios que aunque intentes pautar ni siquiera te reciben porque juegan políticamente a favor de determinado espacio. Por ejemplo LT28, te puedo asegurar que juegan para el peronismo local; el mismo periodista que hace el programa de la mañana, Gerardo Zanoni, hace años atrás decía que esa radio fue comprada por Omar Perotti a través de una institución que este mismo creó, y ahora ese periodista que antes decía eso trabaja para ellos entonces no lo dice más, pero existe, y es una herramienta política. Muchas radios son herramientas políticas, su función no es solo informar, sino informar direccionándose para determinado lugar.

46

¿Qué sucede cuando asiste a una radio con una ideología distinta a la suya o a la de su partido? En estos casos, ¿se da una buena relación y diálogo?

Depende mucho del periodista y del medio, no todos se comportan de la misma manera. Yo no tengo problemas, hay discusiones que se dan muy buenas, como te dije antes en FM Galena se puede discutir, te escuchan, te respetan; pero tenés otros medios que te tratan distinto, te agreden o te hacen operaciones mediáticas para tratar de hacerte quedar mal.
¿Qué diría usted sobre la relación entre el poder político y las radios?

Muchas radios son herramientas del poder político. Muchas se sostienen gracias a las pautas públicas o fueron creadas directamente por política a través de terceras personas que las sostienen, que fueron creadas para trabajar para ciertas personas o ciertos espacios políticos. Aquí en Rafaela hay muchas de este tipo. Hay otras que no, que son más abiertas, más respetuosas, pero son las menos.

Jorge Muriel (concejal – Partido Justicialista)

¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

Es muy buena la relación. Yo siempre digo y destaco que en cinco años como Concejal he tenido siempre muy buenos tratos por parte del periodismo. Con respecto a la línea editorial, también es buena; en realidad, no hay tanto una línea editorial sino que se trabaja más sobre el día a día con los periodistas, incluso con los temas que van surgiendo, tanto a nivel local, provincial o nacional. La verdad es que la relación es muy buena, tenemos fluidez de contacto, cada vez que necesitamos de los medios siempre están, en todo este tiempo, no hemos tenido a nadie que nos haya dicho no puedo recibirte o no puedo sacarte al aire. Incluso entiendo que es una cuestión mutua, y que importantísimo que el periodismo tenga ese ida y vuelta con la política porque para nosotros es un socio estratégico, sino cómo va a conocer el ciudadano en lo que uno está trabajando.
47

¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente se le dé mayor o menor espacio?

Yo creo que esto solamente influye en las campañas, donde los medios cobran, que me parece que no está mal, porque de alguna manera, tienen pocas posibilidades de generar recursos, por lo tanto, el tema de que haya que establecer una pauta para poder estar en los medios está bien, fundamentalmente en tiempo de campaña, donde la mayoría de los candidatos quiere exponer cuáles son sus propuestas y demás. Por supuesto que existe una influencia, seguro que el que tenga mayor capacidad de contratación va a tener más minutos, pero pasa solamente en época de campaña, donde la política también entiende cuál es el juego y lo avala.
¿Qué sucede cuando asiste a una radio con una ideología distinta a la suya o a la de su partido? En estos casos, ¿se da una buena relación y diálogo?

Se genera una discusión interesante, que yo creo que es lo mejor que nos puede pasar. Más allá de que quien te entreviste tenga o no tu misma ideología, lo ideal es que plantee el tema desde el otro lado, para que uno también pueda expresar. Siempre digo que en la política, hay que hablar con los que no están de acuerdo con uno porque es la forma de enriquecerla, a través del consenso y el disenso. Hablar con los que uno ya sabe que están convencidos, en definitiva no enriquece tanto. No digo que no haya que hacerlo, y que uno no lo hace, pero siempre hay que hablar con el que piensa distinto, y con respeto, para volver a generar este debate sin esa famosa grieta que hoy nos atraviesa a los argentinos, que no es de ahora sino de hace muchísimo tiempo. Yo creo que tenemos que ser inteligentes y aprender de todo lo que nos ha pasado para poder eliminar la grieta y hablando con gente que no piense como uno se puede llegar a conclusiones muy interesantes en función de la mirada del otro. Así que, yo creo que cuando uno va a una radio y el periodista o quien te entreviste no tiene la misma ideología que uno tiene, uno sale fortalecido de ese momento.
¿Qué diría usted sobre la relación entre el poder político y las radios?

La relación existe, nadie es neutral, a favor de uno u otro pero nadie es neutral. Esto es porque en realidad nadie es indivisible, por más que el periodista es un
48

profesional y debería abstraerse en ese momento; pero es indivisible la persona del sujeto periodístico o de la función que cumple en el medio. Es cierto que muchas veces ejerce presión, pero yo creo que son las cosas que no nos deberían pasar, para que a la gente le llegue la información o la noticia sin la influencia de la política.

Silvio Bonafede (concejal – Frente Para la Victoria)

¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?

En lo personal la relación es buena. No hago preferencias por ningún medio. Cuando hay que dar alguna información la doy porque acá somos una familia y nos conocemos todos.
¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente se le dé mayor o menor espacio?

Creo que influyen. Me parece que negarlo sería una mentira. En mi caso, en mis 8 años de Concejal, nunca direccioné ningún recurso económico. Obviamente a veces uno ve en los medios candidatos que aparecen más que otros, pero no se puede demostrar. Cuando hay aportes económicos, hay más espacio.
¿Qué sucede cuando asiste a una radio con una ideología distinta a la suya o a la de su partido? En estos casos, ¿se da una buena relación y diálogo?

Eso es lo bueno que tiene vivir en un Estado de derecho y en un país democrático. Hay que ser amplios y aceptar el pesar distinto pero sin perder el respeto. Desde el disenso se puede llegar a un consenso. En mi caso tuve entrevistas en las que quien me las hacía pensaba distinto a mi persona y siempre fue desde el respeto.En lo personal el trato es bueno.
¿Qué diría usted sobre la relación entre el poder político y las radios?

En general, las radios influyen en la opinión de la gente en forma muy importante. Por ejemplo, según lo que dicen, para algunas vivimos en Suiza y
49

para otras en Venezuela. Los medios hacen que las personas tomen partido, por ejemplo, a la hora de ir a votar. En síntesis, creo que la relación entre el poder político y las radios es grandísima.

Fernando Muriel (ex candidato a intendente – Frente Progresista Cívico y Social)


¿Cómo es la relación entre los dirigentes políticos y las líneas editoriales de algunas radios?En mi caso no tengo relación con las líneas editoriales de las radios. Cuando me requieren los medios trato de responder lo que me preguntan y más allá de eso no tengo una relación ni puedo influir sobre las líneas editoriales.
¿Cómo influye, y en qué medida, la pauta publicitaria para que al dirigente se le dé mayor o menor espacio?

Creo que influyen. Fundamentalmente todo lo que tiene que ver con la pauta oficial del Estado que tiene una influencia muy grande en los espacios que se le brinda en los medios. En definitiva, es una cuestión que no sólo se da en Rafaela, sino en todo el país.
¿Qué sucede cuando asiste a una radio con una ideología distinta a la suya o a la de su partido? En estos casos, ¿se da una buena relación y diálogo?

En realidad nunca fui a una radio que tenga la ideología propia de mi partido. Pero, en el caso de las distintas, depende un poco del conductor o de lo que piensa. En mi caso, hay una radio a la que no tengo acceso que es LT28, la radio vinculada al oficialismo local. Las demás me trataron con mucho respeto más allá de alguna crítica que me hayan hecho, que por cierto, debe ser así.
¿Qué diría usted sobre la relación entre el poder político y las radios?

Lamentablemente, el poder político y las radios, muchas veces van de la mano desde el punto de vista del Estado. En realidad debería ser algo distinto, pero es una tradición que se da de manera implícita en Argentina. Aquellos que están en el Estado tienen una vinculación distinta a la oposición, fundamentalmente
50

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*