Slide
Maria Ines Adorni
Verificación Técnica Vehicular

El rol del periodista en radio frente al periodismo militante en Rafaela

[EL ROL DEL PERIODISTA EN RADIO FRENTE AL PERIODISMO MILITANTE EN RAFAELA] Institución: Universidad Católica de Santiago del Estero.Carrera: Tecnicatura en Periodismo.Cátedra: Periodismo RadiofónicoDocente: Grande, Emilio.Alumna: Comba, María Cielo.Año: 2011

Índice.

Introducción………………………………………………………………………………….3

Marco metodológico……………………………………………………………………..4

Marco teórico………………………………………………………………………………..5

Desarrollo……………………………………………………………………………….…….8

Conclusión…………………………………………………………………………………..15

Bibliografía………………………………………………………………………………….18

Anexos………………………………………………………………………………….……..20

Transcripción de las entrevistas………………………………………………….21

Introducción

Para la presente investigación se eligió determinar cuáles son los roles que actualmente desempeñan los periodistas radiales de la ciudad de Rafaela. Y principalmente poder comprobar si dentro de estas funciones se distingue la presencia del periodismo militante, tema tan actual y candente que se nos presenta día a día en esta disputa que existe entre los medios que están a favor o en contra del gobierno de turno, si es favorable o no, la presencia de programas como por ejemplo: 6,7,8 (que se emite por canal 7) que solo muestran una pequeña parte de los hechos o acontecimientos políticos y si la existencia de medios hegemónicos perjudica la presencia del pluralismo de voces. También es importante analizar si el relato de los hechos sufre algún tipo de “contaminación” por la existencia de ideas partidarias que pueden poseer algunos comunicadores y descubrir cuál es la situación que enfrenta y padece Rafaela en la actualidad, teniendo en cuenta las herramientas básicas con las que contamos, pero que sin lugar a dudas nos servirán para poder fundamentar nuestro trabajo y ver si la hipótesis planteada es refutada o validada. El trabajo cuenta con un marco teórico, es decir vamos a plantear lo que nos dice la teoría correspondiente a la temática elegida y además están presentes las voces de seis conocidos periodistas de la ciudad (Miguel González, Gerardo Zanoni, Sergio Zenklusen, Marcelo Arias, Alberto Menardi y Félix Bauducco) que nos dan su opinión sobre temas como objetividad, búsqueda de la verdad, imparcialidad, conceptos básicos que se establecen para ejercer la profesión de periodista y que están directamente relacionados con las cuestiones éticas que siempre deben estar presentes a la hora de transmitir un mensaje y además si existe cierta libertad a la hora de hablar o existen presiones políticas o económicas. Estos son algunos de los parámetros elegidos para poder arribar a una conclusión o visión sobre estos temas que de algún modo forman parte de este periodismo que hoy tenemos, que va recalcando algunas cuestiones y otras quedan a un margen, pero el pasado no difiere mucho de la realidad y eso que hoy dejamos mañana puede ser retomado por futuras generaciones.

Marco metodológico

· Área temática: Periodismo y política

· Tema: El rol del periodista en radio frente al periodismo militante en Rafaela.

· Problema: ¿Cómo se entiende hoy al periodismo militante dentro de las funciones que desempeñan los periodistas de la ciudad de Rafaela?

· Hipótesis: Se estima que el periodista militante deja de lado los deberes propios de la profesión, al tener cierta vinculación o relación con organizaciones políticas, culturales o grupos sociales que influyen a la hora de informar, opinar y analizar la realidad.

· Objetivo General: × Identificar los roles que desempeñan los periodistas de la ciudad de Rafaela.

· Objetivos específicos: × Determinar si existe periodismo militante en la ciudad de Rafaela. × Plantear qué lugar ocupa la objetividad e imparcialidad en las radios de Rafaela. ×
Marco teórico -Periodismo: es una disciplina que se encarga de buscar, elaborar y transmitir o comunicar noticias, informaciones u opiniones sobre hechos reales que son de interés público. El ejercicio del periodismo está basado en los principios del deber de veracidad, la objetividad, la independencia y el rigor informativo. “Ser periodista es ser independiente en las ideas ante su lector y los poderes establecidos. Un buen periodista sabe mantener estos dos principios: el secreto profesional y la conciencia. Tiene mucha responsabilidad. Todo periodista sabe cumplir las normas que le va a permitir separar la actividad deseable de la que no lo es. Sabe contar las cosas, pero no es menos importante saber que no todas las cosas se pueden contar. Sabe de la importancia de los principios éticos. Un buen periodista no se vende ante el suceso, se entrega y preocupa que el suceso llegue lo mejor posible a su audiencia. Lucha por la verdad y entrega lo mejor de sí mismo en esa pelea. Un periodista consciente hace de su trabajo una vocación de servir con la palabra a los demás. Su vida es un constante servicio a la comunidad” . Los principios básicos del periodismo son: – Deber de veracidad: el periodista tiene la obligación de buscar la verdad porque se trabaja con la realidad y hay que transmitirla. Se hace una reconstrucción del hecho, para acercarnos a la verdad. – Objetividad: como valor límite, no hay que ser subjetivos para no contaminar la noticia. Las emociones, las creencias, los pensamientos pueden influir a la hora de investigar. – Imparcialidad: evitar ser parcial (tomar partido por alguna de las partes o ver solo una parte) todos los que intervienen en el acontecimiento deben dar su testimonio. – Independencia: tratar de que nuestro trabajo no esté influenciado por factores de poder político, económico, etc, debe haber libertad a la hora de informar.

-Militancia: La militancia se puede definir como el accionar a favor o en contra de ideas partidarias. Debe ser asumida de una manera consciente y voluntaria por cada miembro de una organización política. Y aquí consciente y voluntaria significa comprender y aceptar no sólo los objetivos políticos de la organización, sino también, y fundamentalmente, la práctica política que cada militante de la organización debe seguir. Un militante, al comenzar su carrera política, debe ponerse como objetivo a largo plazo llegar a ser un político profesional pero el objetivo primordial e inmediato es ponerse al servicio de la sociedad, y en el caso universitario, al servicio del estudiante. Por lo que debe escuchar a la gente y difundir las ideas y la plataforma del partido o la agrupación a la que pertenece. La asistencia social debe ser prioridad dentro de las demandas y el militante debe buscar la mayor eficacia para la solución de estos problemas . -Periodismo militante: una definición sobre el término “militar” indica: “persona o grupo que pertenece a una organización o entidad, o defiende algún interés”. Si trasladamos al campo periodístico, quienes critican al oficialismo o están a favor, se los considera militantes se dice que “militan por alguna causa”, que en la mayoría de los casos no son causas populares, más bien intereses corporativos económicos o políticos. · “Uno de los rasgos más interesantes de 6,7,8 (programa de televisión de canal 7) es que parece -y se presenta como- una novedad: pero no ha inventado nada. Es un programa político como los ha habido y los habrá; es un programa de archivo, una plaga extendida en nuestra televisión; tiene un papel que combina seriedad y humorismo; hace crítica de medios. Ni siquiera es novedoso en su oficialismo: todos los programas políticos emitidos en la televisión estatal desde 1951 han sido hasta aquí descaradamente oficialistas” . · “Si tenemos en cuenta que militancia es la permanencia en el ejercicio de la defensa de una idea en particular, de una ideología que nos marca, no hay duda de que hacemos periodismo militante. Cualquiera sea el signo ideológico, siempre se tratará de plasmar la imagen de aquello que defendemos y buscando el camino o el atajo que nos lleva a reinterpretar los datos y los hechos que se encuentran en la sociedad para ajustarlo a nuestro ideario. En cambio, si nos aferramos a la verdadera esencia del periodismo, entendido por ella a la interpretación fiel de los hechos que acontecen, podemos decir que ejercemos una militancia periodística sea en un medio propio o ajeno” . -Roles del periodismo en radio: El periodista debe siempre tratar de llegar a descubrir la verdad de los hechos noticiosos, siempre partiendo desde la objetividad, independencia e imparcialidad. El receptor del siglo XXI se enfrenta a la falta de rigor y la marcada parcialidad en la presentación de las noticias; imprecisiones, tergiversación y manipulación de las declaraciones, así como la exclusión de temas de relevancia pública de las agendas mediáticas, entre tantas otras estrategias que banalizan los contenidos de las informaciones. · Pierre Bourdieu afirma que “los periodistas se enfrentan a una censura económica —que actúa «de manera invisible»—, pues la información se maneja ahora no en relación con criterios de responsabilidad cívica, sino que su tratamiento responde a lógicas rentables. El sistema funciona a través de la compra y venta de informaciones con un valor mercantil”.

· Gracia Gimeno: “El deber de veracidad: exige información precisa, exacta y completa”. · Martínez Díez: “La verdad es uno de los principales valores que están en juego en la comunicación. Es preciso vivir en la verdad y hacer la verdad. Es necesario ser testigos de la verdad”. · Pasquín Durán: “La búsqueda de la verdad es incesante, sin creer que soy dueño de la verdad. Es fácil hacer plata en los medios, pero no es fácil mantener la dignidad ante las tentaciones”.

Desarrollo. Si nos interiorizamos en las funciones básicas que debe cumplir un periodista en la radio, el deber de informar, opinar y llegar a la verdad fue la respuesta que más obtuvimos. Para mi entender el que mejor lo define es Félix Bauducco cuando afirma: “el periodista debe comunicar, dar la información tal cual es y luego dar su opinión, siempre tratando de buscar lo que sea positivo para la comunidad”. El verdadero rol del periodista debe consistir en buscar aquellos temas que generan inquietud en la población, convertirse en vocero y averiguar el trasfondo de los hechos para llegar a la verdad. Debe tener un espíritu crítico, ser pluralista a la hora de buscar el testimonio de los protagonistas, para que la gente piense y saque sus propias conclusiones sobre un determinado tema. En la actualidad en la radio conviven diferentes tipos de programas, cada uno marcado por una línea editorial, lo que hace que existan un sinfín de funciones por ejemplo, instalar temas, discutir, analizar e interpretar la realidad, transferir conocimientos, concientizar, recordar, entre otras. Miguel González afirma: “las principales funciones van a depender del tipo del periodismo que sea, si es deportivo, político o de interés general”. Yolanda Valery en “Las representaciones sociales del periodista” sostiene que “la existencia del rol del periodista se justifica plenamente, de acuerdo con los miembros del grupo. Se le identifica como el «agente» que está detrás del proceso de producción informativa y así pasa a ocupar su propio puesto en el conjunto de lo social”. Las funciones de la profesión para la escritora son: a)- Informar tanto lo bueno como lo malo. b)-Intervenir con sentido orientador y educador, el periodista debe romper el círculo vicioso en el cual «yo te doy basura» porque «tú me pides basura». c)-Es un justiciero, por ello el periodista tiene que ser valiente; debe escuchar los problemas y respaldar a las iniciativas del pueblo. Y agrega: “el periodista es portador a gran escala de los contenidos simbólicos sobre los que se teje la trama social. Por eso el grupo enfatiza la necesidad de que el periodista sea ético, honesto, responsable, respetuoso y serio”. Objetividad. A la hora de comunicar los acontecimientos un factor que no puede faltar es la objetividad, durante muchos años un concepto que dominó la enseñanza del periodismo en las facultades de comunicación fue la conocida frase del periodista Scott: “los hechos son sagrados y las opiniones son libres”. Ser objetivo atenerse a los hechos o mostrarse aséptico han sido, desde un punto de vista teórico, los rasgos que han definido el buen ejercicio de la profesión. La mayoría de los comunicadores sigue suscribiendo el principio de objetividad, pero reconoce que es imposible llevarlo a la práctica . Algo similar ocurre con los periodistas entrevistados, todos coinciden en que la objetividad no existe que siempre va a ver una carga subjetiva en el mensaje. En este sentido Marcelo Arias dice: “la objetividad, la independencia y todas estas cuestiones me parecen que no existen, todo periodista como ser humano tiene ideología”; Gerardo Zanoni expresa que “muchas veces dicen «es un periodista objetivo» debería ser equilibrado porque la objetividad no existe. Existe la subjetividad a partir de la opinión de alguien que es un sujeto”. Si nos basamos en la teoría estos deberes son exigibles a la hora de difundir una noticia. No hay que manipular, deformar o silenciar ciertas cuestiones, siempre debemos tratar de llegar a la verdad para aproximarnos a la realidad de los fenómenos que ocurren. “Faltar a la verdad es el peor pecado que puede cometer un periodista. Mentir, jamás y no hay que ocultar cosas que son de interés público o de fuerte impacto”, afirma González. La objetividad periodística: una pretensión tan desmedida como la de aprisionar el reflejo de las aguas de un río, que en un instante son y en el siguiente dejan de ser. Sin embargo, esa objetividad es la garantía que el lector busca para poder creer. Libertad de expresión. El subdirector del diario La Nación, Fernán Saguier, afirma: “La libertad de prensa es una condición básica en la que tiene que desenvolverse cualquier democracia”, además sostiene que en el diario no hay censura de ningún tipo, que cada uno puede decir lo que quiere pero después se está sujeto a eventuales consecuencias. Cuando se les preguntó a los entrevistados si tienen libertad para expresarse o si sufren presiones políticas o económicas, tres de los entrevistados reconocen que el periodista no puede trabajar libremente porque siempre existen algún tipo de condicionantes. Sergio Zenklusen expresa: “sabemos que siempre hay una bajada de línea si hacés un programa en una radio privada, los propietarios te pueden decir esto no lo toques y está dentro de la libertad de empresa”. Gerardo Zanoni sostiene: “sí, en LT 28 la pasé muy mal, porque había intereses de los directivos…” y González comenta: “sí a todos nos condicionan, (…) sabes cuales son las reglas del juego dentro de la empresa y sus obligaciones. Me ha tocado soportar un montón de cosas que me condicionaron, (…) entonces me empecé a diversificar, trabajo en un montón de cosas, donde no me gusta algo o me condicionan me voy.” De los otros tres periodistas que afirman no sufrir presiones, hay que tener en cuenta que dos de ellos son propietarios de medios de comunicación, un aspecto que me parece no debemos dejar pasar por alto. Arias señala: “siempre trabajé con libertad, (…) nunca me han dicho no esto no lo digas o no lo hagas, siempre que sea una manera de construir y no para destruir… el medio está abierto a todo eso”; Alberto Menardi dice: “en general no…por la estructura que tiene el programa trato los temas de manera muy superficial, intento no cargar las tintas en algunas cuestiones es decir no estar machacando siempre sobre el mismo tema o perseguir a un funcionario” y Bauducco: “no jamás”. En una encuesta realizada a nivel nacional por FOPEA en el mes de septiembre de este año, determina que el 58% de 943 casos sostiene que el periodismo hoy se encuentra condicionado y solo un 2% afirma que hay periodismo independiente (ver anexo página 21). Una de las acciones predominantes de este gobierno es la persecución que hacen sobre la prensa, Luis Majul dice al respecto: “los ataques del Gobierno me dan «adrenalina» y ante las agresiones doy pelea aunque no soy un «camorrero», pero para dar pelea me tengo que preparar bien y brindarle a mis lectores, a mi audiencia, más periodismo de investigación, más información de calidad”. Majul conduce los programas de radio y televisión “La cornisa” y es columnista en La Nación y El Cronista, también es autor de los libros “El Dueño” y “Él y ella”.

Periodismo militante. Uno de los puntos claves de la investigación se basa en identificar qué conocimientos tienen los periodistas sobre un tema tan mediatizado como es el rol del “periodista militante”. Y así lo describe cada uno de los entrevistados: · González: “me parece que el formato del periodismo militante es un tanto forzado, no sé si es tan real como nos parece. Es forzado por las circunstancias y porque hay muchísimos intereses en juego”. · Menardi:”el periodismo siempre es militante (…) para mí está bien porque esa es la esencia del periodismo, nadie es inocuo, inodoro, incoloro, insípido, todos tenemos un color, una forma y emitimos lo que somos. La realidad me direcciona el pensamiento y de acuerdo como me impacte yo estoy haciendo periodismo militante”. · Zenklusen: “directa o indirectamente siempre alguien milita para una causa, el tema es cuando se hace desde medios oficiales pagados por todos los argentinos y en donde se hace propaganda política para el gobierno de turno, eso es fascismo, no hay otra palabra”. · Bauducco: “trato de no escucharlo porque me indispone, yo escucho el periodismo que por ahí se hace en el canal oficial y me pone muy mal” · Zanoni: “el periodismo militante está más vinculado a la propaganda de un partido político que a un periodismo que pueda ser creíble, no es objetivo”. · Arias: “el periodismo militante para mí es algo que no es nuevo (…) no me parece mal que exista el periodismo militante porque no existe el periodismo independiente”. El día 21 de octubre de este año salió en diario Clarín una entrevista a Joanne Episcopo, editora del servicio mundial de la BBC, a la cual se le pregunta sobre el “periodismo militante” y esta fue su respuesta: “durante la guerra con Irak hubo presiones muy fuertes del gobierno de Tony Blair. El consideraba a la BBC demasiado crítica respecto de la intervención británica en el conflicto. Pero la BBC mantuvo su posición independiente. A veces ocurre que hay periodistas que se manifiestan públicamente por causas evidentemente justas, que piden por la libertad de un preso político por ejemplo, pero cuando trabajan para la BBC deben mantenerse neutrales. A veces, sostener la neutralidad es muy dura para ellos. Pero es crucial dejar las opiniones de lado cuando se transmite para la BBC, es esencial informar exhibiendo los hechos según lo interpretan todas las partes en conflicto. Los periodistas deben esconder sus emociones antes de salir al aire”. No podemos pensar en la existencia de un periodismo que se encargue únicamente de difundir ciertas ideas partidarias propias de un partido, organización y/o institución, el periodista debe ser fiel a sus principios éticos, más allá de su ideología o impronta personal, esta debe quedar a un lado para que el mensaje sea lo más claro y transparente posible. En una reciente entrevista publicada en el diario La Gaceta de Tucumán, el periodista Luis Majul habla de que “cuanta más fuerza institucional haya, más fuerza tendrá el periodismo independiente, como también a los gobiernos a los que critica” y advierte que el proclamado “periodismo militante daña al sistema democrático. (…)Todo el mundo puede tener contradicciones, arrepentimientos o cambios de opinión, pero pasar de pensar, por ejemplo, que 6,7,8 está hecho por un conjunto de «alcahuetes del poder» y, a los pocos meses, considerarlos adalides de la libertad de expresión es demasiado, es un giro brutal”. Si traemos el tema a la realidad que hoy vivimos, Joaquín Morales Solá para el diario “La Nación” se preguntaba el mismo día de las elecciones presidenciales (23 de Octubre de 2011) donde la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue reelecta, “¿qué sucedería si fuera el Gobierno el que controlara Papel Prensa y, al mismo tiempo, cambiara las actuales reglas de importación, como ya lo ha hecho Guillermo Moreno con innumerables productos del exterior? ¿Qué pasaría si el Gobierno les negara papel de producción nacional a los grandes diarios argentinos y, a la vez, cerrara la importación de papel o la condicionara al pago de exorbitantes aranceles? En esas preguntas y en sus respuestas se encierra el futuro del periodismo argentino, más allá de las repetidas falsedades y de la retórica de un discurso aparentemente romántico. La batalla cultural del kirchnerismo consiste sólo en ahogar las voces diferentes del oficialismo. Todo lo demás es únicamente cotillón político. El periodismo a secas no debe participar de esa batalla, pero tampoco debe permitir que apaguen su mirada curiosa y crítica”. Y en Rafaela ¿qué pasa? Además de entender cuál es el concepto que cada periodista tiene sobre este “fenómeno”, es necesario visualizar si para ellos en la ciudad de Rafaela se practica el periodismo militante desde las diferentes radios que informan actualmente. De los seis entrevistados cinco afirman que existen voces partidarias al frente del micrófono, solo uno de ellos admite que no escucha radios de Rafaela. Gerardo Zanoni dice: “yo creo que hay voces partidarias en muchas radios que son oficialistas sin decirlo abiertamente, hay muchos que defienden una sola postura y bueno es el oyente quien decide si creerle o no”. Alberto Menardi declara que “están los que lo dicen y los que no, los que se esconden en el escepticismo, en la pureza y la militancia no es entorno a un partido político sino que es en sentido de la vida, en la forma en que uno piensa, como te vinculas con el otro”. A partir de la verificación de la existencia de la militancia en el periodismo, lo que pretendemos deducir es si el mensaje no se ve contaminado por estos intereses, “sí todo se ve afectado (…) en Rafaela se ven noticias que no aparecen en algunos medios, es porque no quieren los periodistas, los dueños, la empresa o quien sea que ejerza el periodismo militante o que determine la línea para donde militar” agrega Miguel González. El profesor Martínez Alberto afirma tajantemente que “el ejercicio correcto del periodismo no puede ser compatible con una actividad política vivida con espíritu de militancia, con una actividad política asumida como una tarea profesional al servicio de una organización del partido. Para que el periodismo pueda ser de verdad, es preciso que el codificador u operador semántico que responde al nombre de periodista esté libre de cualquier compromiso de partido que le pueda enturbiar tanto el recto entendimiento de los acontecimientos como su posterior valoración interpretativa. Por último a cada uno de los periodistas elegidos para la entrevista en cuestión se los puso a prueba ya que cada uno debería elegir situarse en las bases del periodismo militante o el periodismo independiente teniendo en cuenta su labor y desempeño en la actualidad. Para Menardi, “el periodismo es militante, el conflicto se plantea cuando el poder económico toma a los medios de comunicación como una herramienta de colonización mental y a partir de ahí construye un sistema de comunicación, de palabras, de valores, de ideas, de figuras”. Miguel González: “la verdad no sé cuál es la vara que mide al periodismo independiente. Yo tengo mi ideología pero no dejo que esta me influya con los políticos de turno. «No casarse con nadie» políticamente es el principal parámetro para decir soy independiente.” Cabe mencionar que varios de los entrevistados tienen o tuvieron en algún momento de su vida participación política partidaria, en algunos casos mientras ejercían su rol de comunicadores y a la vez trabajaban para el Estado. Varios afirman que es insostenible estar en ambas partes a la vez. No se puede hacer periodismo si se ocupa cargos públicos. “Para garantizar la independencia y la credibilidad de la información, los medios y periodistas decentes tienen una norma: la noticia no se compra ni se vende. En efecto, la noticia no puede convertirse en una mercancía, ni recibir el manejo comercial de las mercancías. La noticia es un servicio público como el aire, la luz o el agua, bienes que deben ser accesibles para todas las personas. Esta condición de bien público es la que le da a quien lo suministra toda su dignidad dentro de la sociedad. Ser periodista es estar al servicio de toda la sociedad, sin las limitaciones del empleado público y con la independencia del trabajador privado; el servicio que se presta es el suministro de una información independiente y, por tanto, creíble. Condicionarla a una paga, ofrecerla bajo la exigencia de una suma de dinero, es privar a la noticia de su naturaleza de bien social” extraído del Consultorio Ético a cargo de Javier Darío Restrepo en la página web de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano.

Conclusión.

La actividad periodística y el rol del comunicador en la sociedad con el paso del tiempo fue decayendo, la visión del periodista como un “intelectual” como lo expone en uno de sus textos Antonio Gramsci, fue perdiendo credibilidad al ver como una serie de factores ejercen presión sobre él por la cantidad de intereses que están en juego. Por muchos años el deber de objetividad fue uno de los pilares esenciales y fundamentales para la enseñanza ¿porqué en la actualidad se cuestiona? ¿El periodismo de hoy padece una crisis de valores? Como decíamos anteriormente la tarea del periodista no es fácil, pero está en cada uno sobrellevar estas dificultades que ponen a prueba la ética y el rigor con el que se trabaja. Como toda persona el periodista tiene su propia ideología, su visión y opinión sobre determinadas cosas. Pero por lo que entiendo aquel que elige ser periodista lo es por elección y/o vocación, la profesión exige o demanda un compromiso que no es ni con uno mismo ni con la empresa donde se trabaja, sino que es algo mucho mayor tenemos un deber con la sociedad. Nuestra obligación es informar a la gente a través de la verdad, por más complicado y difícil que sea llegar a ella. Es necesario dejar a un lado nuestras ideologías para servir a la comunidad, observando la realidad y comunicándola, el periodista debe ser un conector entre las fuentes y la audiencia para ayudarla a pensar, a comprender y formar un espíritu crítico para que se pueda debatir, justamente esto es lo que muchos intentan y desean que desaparezca ya que es más fácil dominar a seres no pensantes. “Entre ellos, los periodistas. Los que sacan fotos, los que escriben, los que investigan, informan, los que responden a su vocación, a su deseo solidario, porque piensan que lo que hacen puede servirle de algo a alguien. Los que no son militantes ni se desgarran el pecho al intentar prenderse la medalla de la independencia. Los que, simple y sencillamente, hacen su trabajo y se ganan la vida, sin manipular, sin ocultar, sin recortar imágenes, sin pretender controlar la cabeza de nadie, sin servir deliberadamente a ningún poder. Los que hacen periodismo, no publicidad o propaganda”. No se entiende la defensa y la función del periodista militante, se puede militar tranquilamente sin ejercer el periodismo, sin hacer propaganda política desde el medio. Además en el país que vivimos es lógico pensar que muchos de los que hoy militan a favor del gobierno de turno, el día de mañana lo harán con el gobierno que vendrá porque es claro la persecución de objetivos económicos y no hay una defensa por determinadas ideas. No me parece favorable su existencia por más que haya existido siempre, como estudiante de periodismo defiendo el desarrollo del periodismo independiente, la libertad de expresión, la pluralidad de voces y el derecho humano de informar e informarse partiendo siempre de los deberes éticos. Sería bueno pensar en contribuir a lograr un periodismo mejor en el cual todos puedan expresarse sin ser condicionados o por tener miedo a perder el trabajo (que es uno de los principales problemas que padecen los periodistas argentinos). Siempre se debe pensar en informar, nunca se debe tratar de manipular, esconder la información o ponerle un precio a determinada publicación. Hay que revalorizar ciertos valores que se perdieron, para que la prensa sea aquella que investigaba temas que eran importantes para la sociedad, en los que se tenían objetivos fijos para contribuir al bien común. No es favorable para un país, encontrar al “cuarto poder” dividido como pasa en Argentina y podríamos preguntarnos si realmente los denominados “amigos del gobierno” pueden trabajar libremente. En un contexto así todos estamos siendo perjudicados, porque si el periodismo no trabaja libremente me parece que no podemos hablar de democracia. La hipótesis inicial queda validada al comprobar la existencia del periodismo militante en las radios de Rafaela y al comprobar cómo estas vinculaciones con partidos políticos u organizaciones afectan rotundamente al mensaje. Uno de los ejemplos más claros es lo que plantea Zanoni en la entrevista, diciendo que: “muchas veces porque se obtiene la pauta oficial se habla bien del intendente y no debería ser así”. La mayoría de los entrevistados afirma la existencia del periodismo militante, o la defensa de un determinado modelo, pero al mismo tiempo que dicen esto unos pocos reconocen estar identificados con determinadas ideas partidarias. Me parece fundamental resaltar la frase de González cuando dice que: “la militancia política es incompatible con el ejercicio del periodista; no se puede hacer periodismo si sos funcionario”. Albert Camus establece al periodismo como “el oficio más noble del hombre” es así cuando este está revestido de la veracidad y no se convierte en trampolín de transacciones deshonradas, sino cae en la humillación de vender silencios por un puñado de pesos, si no es proclive al elogio o al agravio facturados, si no le hipoteca el alma al poder. “Preguntar, indagar, conocer, dudar, confirmar cien veces antes de informar: esos son los verdaderos capitales de la profesión más arriesgada y apasionante del mundo” dice Tomás Eloy Martínez .

Bibliografía.

Alabarces, Pablo, “Reflexiones sobre el periodismo militante”, edición impresa Revista Ñ, noviembre, 2010. Ares, Carlos, “La «guerra sucia» que divide hoy al periodismo argentino”, edición impresa diario Perfil, octubre, 2011. Eloy Martínez, Tomás, “Periodismo y narración: desafíos para el siglo XXI”, 1997, México. Martínez Alberto, “La noticia y los comunicadores políticos”, Pirámide, Madrid, 1978”. Restrepo, Javier Darío, “La objetividad periodística; utopía y realidad”, Revista latinoamericana de comunicación “Chasqui”. Revista de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas, Número 247, septiembre, 2011. Revista Razón y Palabra, “Cultura digital y vida cotidiana en Iberoamérica: una revisión crítica más allá de la comunicación”, número 73, octubre 2010. Rodríguez Molina, Linnet, “Medios, economía y sociedad contemporánea: la nueva mirada a los roles sociales del periodismo en América Latina”, 2010. Valery Yolanda, “Las representaciones sociales del periodista”, Estrada, Venezuela, 1996.

Páginas web consultadas.

www.pablobarrio.blogspot.com/2008/03/ii-la-militancia.html www.razonypalabra.org.mx www.diarionala.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1578:periodismo-militante-una-discusion-de-intereses-latente&catid=4:sociedad&Itemid=6 www.clarin.com/sociedad/BBC-periodismo-militante-real_0_576542438.html www.lafogata.org www.sosperiodista.com.ar www.fopea.org www.fnpi.org www.fopea.org/Inicio/Bajo_nivel_salarial_falta_de_rigor_profesional_y_dependencia_de_la_pauta_oficial www.perfil.com/ediciones/2011/10/edicion_619/contenidos/noticia_0073.html

Anexo.

Transcripción de las entrevistas a los seis periodistas de Rafaela. Preguntas: 1)-¿Cuáles son las principales funciones que desarrolla el periodista en la radio? 2)-¿Qué conoce sobre “periodismo militante” y cuál es su opinión al respecto? 3)-¿Se percibe en Rafaela la presencia de voces partidarias a ciertas ideologías frente al micrófono? a)- ¿El rol de informar, opinar y ser objetivos no se ven perjudicados por las ideas partidarias del comunicador? 4)- A la hora de hablar y opinar, usted como periodista ¿tiene en cuenta valores como objetividad, imparcialidad y búsqueda de la verdad? 5)-Si hacemos un paralelismo entre periodismo independiente y militante ¿Usted en cual se encuadra? 6)- ¿Tiene libertad para expresarse frente al micrófono o a veces sufre presiones políticas o económicas?

1) Miguel González × Comenzó a trabajar en 1987. Estudió Profesorado de Historia. × Actualmente es corresponsal del diario Olé, trabaja en la revista Nuestro Agro, edición de web 3470.com.ar, colabora con Diario Castellanos, realiza la prensa institucional del Centro Comercial y trabaja en Red del Plata Rafaela. × Relación free-lance, no tiene tiempo completo en ninguno de los medios mencionados.

1)-Depende de que periodismo sea, si es deportivo, político, o de interés general. Pero lo que hay que hacer básicamente, dentro de cada especialidad, es tratar de cubrir los acontecimientos que hay todos los días y estar presente, buscar el testimonio de los protagonistas, averiguar datos. Lo principal es estar en el lugar donde se desarrollan los hechos. -¿Lo principal sería informar? Sí por supuesto, esa es la regla número uno del periodista.

2)-Yo no sé si llamarlo “periodismo militante” supongo que es una frase de moda que ha surgido en estos últimos años, con la controversia que hay entre periodismo independiente y periodismo no independiente. Me parece que el formato del “periodismo militante” es un tanto forzado, no sé si es tan real como nos parece. Es forzado por las circunstancias y por que hay muchísimos intereses en juego, en donde hay un periodismo militante de un sector que dice defender a un determinado gobierno y otros que están en contra. La militancia está de los dos lados, los que están a favor y en contra. Cuando uno observa el entusiasmo que se pone en determinados medios en estar siempre en contra del gobierno o del Estado, me parece que hay un objetivo en desgastar al oficialismo que esté de turno. Y por el otro lado, los que se definen como militantes más que la verdad periodística buscan sostener o fundamentar una determinada política. No me parece 100% condenable lo del periodismo militante, dependiendo de las circunstancias, hay que tomarlo con cautela, analizarlo desde el punto de vista de que no hay blancos o negros… siempre hay un gris para rescatar, sino entrás en el mismo juego de ellos. Yo en general miro los programas de los periodistas que dicen ser militantes y miro los otros también, leo bastante de los dos y trato de rescatar los elementos positivos de cada uno.

3)- Sí, todos tenemos alguna ideología -Si obviamente, pero a lo mejor algunos la resaltan más que otros… Me parece que últimamente hay algunos medios que la resaltan más que otros, también en los dos sentidos, los que militan a favor y en contra. Hay algunos colegas radiales que tienen una posición bien definida y lo mismo pasa con los medios escritos que tienen un posicionamiento bien claro. Los dos tienen la misma legitimidad o no, a los dos hay que medirlos con la misma vara, está en cada uno elegir lo que prefiere.

3a)-Sí todo se ve afectado, aquí estamos a años luz de lo que es Buenos Aires, pero en Rafaela se ven noticias que no aparecen en algunos medios, es porque no quieren los periodistas, los dueños o la empresa o quien sea que ejerza el periodismo militante o que determine la línea de para donde militar… deja de cubrir esos acontecimientos. Para mí, uno puede tener una posición crítica ante determinadas cosas o por ejemplo sobre una gestión de gobierno, yo en lo personal soy muy crítico de la gestión del gobierno de la provincia para con Rafaela, pero trato de no dejar que esto me tape las cosas buenas que hicieron. Me parece pésimo lo del hospital, yo en mis programas de radio y en todos los medios en los que estoy trato de decirlo y soy bastante insistente en eso… en las promesas que no se cumplen, en las verdades que no se dicen, etc, pero también reconozco cosas buenas como por ejemplo lo de la boleta única, que al principio nos parecía medio raro pero con los resultados se demostró que es muy buena. Aunque venga una persona o un funcionario, que personalmente a mi me parece que es malo, yo voy y lo entrevisto como cualquier otro. No tengo animosidad cuando entrevisto ni trato de que esa opinión que yo tengo negativa sobre él influya. En algunos medios de Rafaela se toma la decisión de no cubrir determinadas cosas, de no poner en tapa, de no dar minutos de radio a ciertas personas, no tiene que ver con intereses comerciales son intereses políticos.

4)- La objetividad es un valor un tanto polémico, yo no soy tan amigo de la objetividad, me parece que todos los periodistas tenemos una carga subjetiva y que no está mal que la expresemos. Pero siempre con la verdad, para mí faltar a la verdad es el peor pecado que puede cometer un periodista, uno puede expresar la parte de la verdad que le gusta más, o con más énfasis, y ahí está la subjetividad. Mentir, jamás y no ocultar cosas que son de interés público, o de fuerte impacto. Cuando no abordo un tema es por una convicción propia, pero no es que me interese tapar la verdad o algo de eso. -¿La subjetividad de la que hablas, no se refleja en la verdad cuando la transmitís? ¿No te condiciona? No creo que sea un condicionante, pero cuando uno elije un título, el eje de una noticia, el foco o lo que sea… está siendo subjetivo. Por ejemplo: yo trabajo para Olé y hago los comentarios de los partidos de Atlético, el diario de Buenos Aires me pide que la nota principal tenga un foco y a veces a ese foco me lo ponen ellos que están mirando el partido por televisión. Yo trato que la subjetividad responda a lo que me parece a mí que es el interés de la gente.

5)- Ni uno ni otro, no hay medios independientes totalmente. No sé el concepto de periodismo independiente qué significa, que alcances tiene. ¿Cuál es el parámetro? Yo la verdad que no se cual es la vara que mide al periodismo independiente, si eso es no dejarse influenciar (yo siempre fui peronista… tenía 15 años y militaba en la juventud peronista, pegaba carteles, redactaba los parte de prensa y los llevaba. La persona que estaba a cargo de Diario Castellanos en ese momento que es históricamente radical, me ofreció si quería escribir en el diario y me tomaron sabiendo que yo era peronista, cuando entré dejé de militar) Yo tengo mi ideología, pero trato que ésta no me influya con los políticos de turno. No casarse con nadie políticamente es el principal parámetro para decir soy independiente. No creo que pueda hacerse desde un medio de comunicación rafaelino un programa al estilo 6,7,8; no es bueno eso y tampoco es bueno el otro extremo como el de Clarín. -¿Por qué dejaste de militar cuando entraste al diario? Porque la militancia política es incompatible con el ejercicio del periodista (a la militancia partidaria me refiero que es otra cosa respecto a la militancia periodística) -¿Te ofrecieron cargos políticos? Sí, en la primera gestión de Perotti, me parece que no se puede hacer periodismo si sos funcionario. Si hoy me harían un ofrecimiento similar le prestaría más atención porque me interesa estar en un lugar donde uno pueda hacer cosas para mejorar su ciudad, pero no trabajaría en periodismo.

6)-Sí, inevitablemente a todos nos condicionan. Uno cuando trabaja en una empresa periodística es como el obrero que trabaja en una empresa común, sabe cuáles son las reglas del juego dentro de la empresa y sus obligaciones. El periodista sabe cuáles son las reglas del juego dentro del medio donde trabaja. El condicionamiento está marcado por la línea empresaria, el interés comercial, la línea editorial, etc. Me ha tocado soportar un montón de cosas que me condicionaron porque yo era empleado y tenía que darle de comer a mi familia. Con la maduración mía, superé ese momento, trabajo en un montón de medios y no vendo publicidad para engrosar mis ingresos, yo dependo de lo que me pagan, los que me contratan para trabajar. Entonces me empecé a diversificar, trabajo en un montón de cosas, donde no me gusta algo o me condicionan me voy. Hace poco me fui de un lugar por no trabajar de forma cómoda.

2) Gerardo Zanoni × Empezó a trabajar en 1976, tiene 35 años de profesión, además hace 24 años que hace televisión y actualmente tiene tres programas en Cablevisión. × Estudió locución en el Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (Buenos Aires). × Actualmente trabaja en Radio Universidad y en Radio Mitre hace transmisiones de fútbol (trabajó durante 28 años en LT 28).

1)- Yo básicamente por mi condición de locutor soy conductor. Pero creo que la función es primero no tener ningún tipo de ataduras a la hora de opinar, todo el mundo tiene derecho a utilizar la libertad que es un derecho constitucional y no un permiso que te da el gobierno para que vos hables y fundamentalmente que todos los protagonistas de una misma historia tengan participación, esa es la idea pero después que la gente saque sus propias conclusiones en base a lo que dice cada uno, mas allá de la posición tomada que yo pueda tener en determinado tema.

2)-Yo creo que el periodismo militante se ha condicionado por su propia militancia, el periodista que milita para el kirchnerismo no solamente lo tengo que tomar como alguien que está defendiendo una posición ideológica que tal vez no sea la misma que el periodista tiene. Entonces me parece que el periodismo militante está más vinculado a la propaganda de ese partido político que a un periodismo que pueda ser creíble.

3)-Yo creo que hay voces partidarias, en muchas radios que son oficialistas sin decirlo abiertamente pero hay muchos que defienden una sola postura… y bueno es el oyente quien decide si le cree o no… -¿La ideología se nota a la hora de hablar? A partir de la defensa de un modelo sí, que puede ser por convicción o por interés. En muchos casos es por interés. Muchas veces porque se obtiene la pauta oficial se habla bien del intendente y no debiera ser así.

3a)-Absolutamente, cuando hay un interés partidario o económico claro que se ven perjudicados, pero es el oyente quien decide. Lo mismo pasa con la televisión, tengo la obligación de escuchar a todos después saco mis propias conclusiones, pero es el oyente quien define si te cree o no, si está convencido de que vos sos un comunicador equilibrado o si evidentemente estás respondiendo a los intereses de alguien. Eso se nota rápidamente.

4)-Sí, absolutamente es lo primero aún equivocándome, cada uno tiene su análisis subjetivo, muchas veces dicen “es un periodista objetivo” debería ser equilibrado porque la objetividad no existe. Existe la subjetividad a partir de la opinión de alguien que es un sujeto. Pero en líneas generales tratamos de ser lo más equilibrado posible a la hora del juicio.

5)-Básicamente lo que yo tengo en el programa de larga duración a la mañana, en la que no se tiene una relación directa con la política. Pero es difícil decir, yo puedo identificar a un montón de medios que tienen la particularidad o una inclinación desde el punto de vista político, a veces la gente no se da cuenta. Pero en los medios donde yo trabajo específicamente no hay periodismo militante.

6)-Sí, en LT 28 la pasé muy mal por ejemplo, porque había intereses de los directivos en un momento eran muy oficialistas por la pauta de la Municipalidad y después un día me dijeron no, mirá a partir de mañana, le entramos a pegar al intendente porque está haciendo gestiones para que haya otra radio. Entonces dije esto no es así, hay que ser equilibrado en esta historia no podemos cerrarle las puertas al intendente porque hoy se le ocurrió otra cosa, así no se maneja al medio.

3) Marcelo Arias × Actualmente trabaja en radio San Patricio y escribe para el sitio web del medio, hace televisión y es empleado del Concejo Municipal. × Por la mañana hace el móvil de la radio, a la tarde está en el programa “Entre nosotros” que también hace en versión televisiva. Los domingos conduce el programa gremial “La voz de los trabajadores”. × Hizo cursos y sostiene que “el periodismo no es una carrera colegiada, me parece que pasa por otro lado”.

1)-El periodista tiene que dejar plasmada su opinión y tiene como reglas básicas, recibir la información, chequearla, buscar fuentes, tratar de corroborar y llevar la información. -Entonces ¿la principal sería informar? Sí totalmente, informar y dar opinión me parece que es válido. Lo malo es cuando direccionas esa opinión, la gente debería saber desde que punto le hablas.

2)-El periodismo militante para mí es algo que no es nuevo, sino uno entra a observar un poco la historia, el que podría reflejarse dentro del periodismo militante y no hay que asustarse cuando uno habla de esa palabra, es Rodolfo Walsh, él fue uno de los pioneros del periodismo militante. No me parece mal que exista el periodismo militante porque no existe el periodismo independiente. Por ahí tenés que obedecer a una editorial que tiene el medio y por ahí no coincide con la del periodista, pero este necesita trabajar. Nosotros tenemos hoy una ley de medios votada por el Congreso que es calcada a la de los Estados Unidos, hoy hay medios que están en contra de este gobierno y militan en contra muchas veces mal informando y desinformando a la gente, lo mismo pasa en Estados Unidos, Obama tiene en contra a Fox (cadena mediática), o sea que esto no pasa solo en Argentina.

3)-Sí por supuesto, yo diría que casi la mayoría de los medios por lo menos los que yo escucho tienen un discurso calcado a los medios hegemónicos nacionales, yo creo que una voz diferente somos nosotros y me parece que está bueno que sea una voz distinta por lo menos para poder hacer pensar a la gente. Yo cuando voy a un micrófono digo esta es mi opinión pero no digo que sea mi verdad, la verdad puede ser la tuya, yo te abro la cabeza para que vos pienses, lo que no quiero es que se escuche siempre lo mismo.

4)-Lo que pasa es que muchos confunden la objetividad, la independencia y todas estas cuestiones que me parecen que no existen, todo periodista como ser humano tiene ideología. En el momento que te llega la información a tu cabeza, la procesás, la verbalizás o la escribís y ya le dejas algo de ideología a tu noticia. No existe la objetividad siempre hay un dejo de tu propia impronta. Por ejemplo yo ayer (13/09/2011) tuve un dejo de parcialidad total hablando de la refuncionalización del microcentro, hice un análisis de la situación, de cómo se tiene que manejar y cuál es la posición que debe tomar cada uno, pero siempre con argumentos para dejar abierto el debate y aquellos que no estén de acuerdo me debatan pero con argumentos válidos.

5)- En los dos, estoy trabajando en un medio como es Radio San Patricio que aunque tiene una línea editorial que respetar puedo decir que se respeta la independencia ideológica. Estoy en un medio en el que se produce esa simbiosis donde hay esa combinación. -¿Alguna vez militaste en política? Sí milite en política, en partidos vecinalistas pero no en grandes partidos.

6)- No nunca, siempre trabajé con libertad. Escribí notas de opinión un poco duras y jamás me han venido a coartar la libertad teniendo en cuenta que hubo quejas de las esferas políticas de ese momento, pero nunca me han dicho no esto no lo digas o no lo hagas, siempre que lo hagas de una manera para construir y no para destruir… el medio está abierto a todo eso.

4) Sergio Zenklusen × Es martillero público y licenciado en Administración de empresas. × Propietario y director de la revista mensual “Palpitar”, hasta hace poco tiempo conducía en FM Sol el programa “Radioterapia” y ahora hace “Día D” que se transmite por la misma radio. × “Siempre me gustó la política y la economía, soy un apasionado; hasta que descubrí un día, que nada se hace desde el punto de vista económico sino hay una decisión política atrás, entonces empecé a comprender la importancia de la política y me parece que la mejor forma de canalizarlo es a través de la escritura. En aquel tiempo si yo hubiese llevado una propuesta tan «osada» quizá ninguna radio, diario, me hubiese dado un espacio, porque siempre hay intereses que velar, que cuidar. Por eso yo creé mi propio medio muy modesto desde el principio y lo sigue siendo pero así surgió la idea de Palpitar´ en el año 98 y se concreta en el 99 donde sale el primer número de la revista y ya tenemos más de 12 años en el mercado, así quePalpitar´ surge así como una decisión de enfrentar políticamente lo que no puedo hacer desde la práctica política directa. Se me pasaron los años y estoy arrepentido, pero tendría que haber participado en política me hubiese gustado”. -¿Pero ahora siendo periodista, harías política? Que se yo, habría que ver la propuesta si me convence. Hubo gente que intentó convocarme pero no me gustaba “el palo” o sea cuando uno ideológicamente no está comprometido con ese ideal no podés participar de algo simplemente por oportunismo

1)-Comunicar y transmitir algún tipo de alegría, sino es un comunicador muy formal, muy osco, puede tener su público pero yo no creo que pueda entretener a la audiencia. Me parece que tenés que comunicar con cierta alegría, cierto optimismo como lo hacemos nosotros aquí con Rosa. No hay que dejar de decir las cosas, pero hay que tratar de llegar lo más cerca posible de la verdad aunque sabemos que nunca la vamos a tener, eso es una utopía, pero además meterle un poquito de alegría, transmitir con optimismo lo más aproximado a la verdad.

2)-Directa o indirectamente siempre alguien milita para una causa, el tema es cuando esto se hace desde medios oficiales pagados por todos los argentinos y en donde se hace propaganda política para el gobierno de turno, eso es fascismo, no hay otra palabra. Es muy poco probable que haya periodistas que no respondan a ideologías, yo tengo ideología y yo la transmito, por ejemplo yo digo lo que me gusta y lo que no me gusta de la gestión. Eso no es malo, es muy malo cuando vos lo hacés a través de medios oficiales. Ahora yo me acuerdo de “Odol pregunta” un programa emblemático de la televisión argentina, que era de preguntas y respuestas y cultural, donde había gente que decía: “¡cómo van a meter a la pasta dental en un programa cultural!” Y bueno la cultura no se asocia simplemente a la pasta dental Odol, solo era un auspiciante.

3)-Sí, sí se escuchan. Hay algunas emisoras que hacen propaganda política a favor del gobierno. Cosa que desde una emisora privada si querés hacer apología del gobierno de turno no me parece mal, haces militancia desde un medio privado pero lo que sí está mal es hacerlo desde un medio público, estos no deberían intervenir en política tendrían que destacar hechos culturales, deportivos, porque en definitiva el medio está solventado por todos los argentinos. Yo no puedo estar obligado a solventar con mis impuestos a 6,7,8 que se transmite por canal 7.

4)-Yo no creo en el periodismo 100% objetivo, es el tipo que se te sienta en un noticiero y te dice: “chocaron dos autos en la esquina”, da el número de patente el nombre de los conductores y el modelo de los autos. Si vos das una noticia así es un aburrimiento total y no te mira más nadie, ahora cuando vos dijiste:”había uno que venía fuerte”, eso ya es subjetivo y yo creo que a la gente le gusta esa carga de subjetividad y ahí está el hecho de la comunicación. Porque si la comunicación es únicamente a través de hechos objetivos es muy loable, vos comunicas objetivamente pero cargale algo de subjetividad o sea lo que vos ves o presentís. Sino por ejemplo la noticia que acabo de dar recién sobre la refuncionalización del microcentro queda postergado porque la gente votó en contra, ese es un hecho objetivo, palpable, tangible, real. En cambio cuando yo dije que hay bronca con Perotti, porque nos quiso imponer una factura de prepo, nos dijo que iba a salir tanto, cosas que me dijo la gente y eso es subjetividad, y el que escucha el mensaje no sabe si lo que estoy diciendo es cierto o no, puede creer o no. Pero yo insisto el periodismo sin carga subjetiva para mí no va. Pero nunca hay que inventar los hechos.

5)-El periodismo independiente sabemos que nunca es tan así, es muy raro que haya una pureza independiente total, lo que sí sabemos es que hay intereses, la militancia es una deformación del periodismo hay gente que lo hace porque el espacio es pagado por determinada línea ideológica. Una persona que tenga un programa de televisión, una radio y hable a favor de la Iglesia Católica, del kirchnerismo o del gobierno de turno está haciendo periodismo militante. -Retomando lo que vos decías de que estos programas se encuentren en medios privados, ¿no crees que se podría dar una degradación de la profesión? Sí seguro, la tendencia tendría que ser que exista el periodismo independiente pero sabemos que es utópico. Cuando se producen estas deformaciones como lo es el periodismo militante lo que tenemos que tener en cuenta es que no se haga desde medios públicos oficiales. -Anteriormente decías que si te ofrecen una propuesta política acorde a lo que vos querés ¿Continuarías siendo comunicador? ¿Tu mensaje no estaría contaminado por ideologías partidarias? Si uno decide participar en política tiene que dejar de hacer periodismo para mí es incompatible, no podés atender de los dos lados del mostrador. Estamos cansados de ver como pasa en Rafaela, gente que está en política y tiene un programa de televisión o radio, eso no se debería hacer. No hay que contaminar el mensaje, sino estás haciendo fascismo.

6)- No directamente, pero si te dicen: “lo que pasa es que vos te metiste con este…” Sabemos que siempre hay una bajada de línea si hacés un programa en una radio privada, los propietarios te pueden decir “esto no lo toqués” y está dentro de la libertad de empresa que es algo que muchas veces no se entiende. El periodista está muchas veces en conflicto de intereses entre la libertad de empresa y la libertad de expresión. La libertad de expresión es un derecho natural, de todas maneras existe la libertad de empresa y si a esa empresa no le es conveniente que hablen o expresen algo que esté en disidencia con los objetivos comerciales te pueden decir “de ese tema no hables” y hay que respetarlo.

5) Alberto Menardi × Estudió Comunicación Social en el Instituto Nº12 de Santa Fe. × Es el dueño de Radio Galena y tiene dos programas, “Algo dirán” donde se comentan cosas que pasan en la ciudad, en la provincia y en el país, se analizan temas que podrían ser sindicados como militantes y va de lunes a viernes de 7 a 9 de la mañana y “Almacén de radio” que va los sábados de 9 a 12 del mediodía y es un programa que contiene notas más largas y donde “nos visitan dirigentes políticos, músicos, etc”. × Fue funcionario municipal en los años 90.

1)-Yo me voy a ubicar como periodista y dueño de un medio, nosotros armamos la radio con un objetivo que era cubrir un espacio con música que en la ciudad no había, de apertura cultural y mental que permita abrir la cabeza. Lo que es la palabra o el contenido está bastante limitado a participaciones mías con cosas que elaboramos nosotros donde cuidamos mucho la idea del concepto estético y de la palabra. Para nosotros no da todo lo mismo, cada cosa debe ser vista desde un concepto, desde un lugar y desde el lugar personal en el que está cada uno. Entonces la premisa es trabajar con responsabilidad y con honestidad, yo no me disfrazo de lo que no soy todo el mundo sabe cuál es mi identidad política, fui funcionario municipal durante doce años ocupé el cargo de secretario de Cultura y Educación. Yo me baso en la coherencia de mi vida y en lo que creo. -¿Cuando vos tenías el cargo público, estabas en la radio? No, no tenía la radio (condujo un programa en una FM).

2)-El periodismo militante es una categoría que ha cobrado fuerza ahora en el medio de una discusión ideológica acerca del rol de las empresas de comunicación y de los grupos hegemónicos que manejan la comunicación. El periodismo siempre es militante, Mariano Moreno fundador de la “Gazeta” ¿no hizo periodismo militante?, Sarmiento ¿no hizo periodismo militante?, los anarquistas, los socialistas, los inmigrantes que vinieron a nuestro país cuando hacían prensa ¿no hacían periodismo militante porque defendían sus intereses? Todo es periodismo militante -¿Y para vos está bien? Para mí está bien porque esa es la esencia del periodismo, nadie es inocuo, inodoro, incoloro, insípido, todos tenemos un color una forma y todos emitimos lo que somos. La realidad me direcciona el pensamiento y de acuerdo como me impacte yo estoy haciendo periodismo militante.

3)-Sí, están los que lo dicen y los que no, los que se esconden en el escepticismo, en la pureza y la militancia no es entorno a un partido político sino que es en sentido de la vida, en la forma que uno piensa, como te vinculás con el otro. Hay una trascendencia está vinculada con nuestras creencias. No hay que hablar desde la nada, desde el vacio. ¿Quién le dio al periodismo el papel del fiscal del mundo? nadie. Hay que partir del respeto por el otro, nadie debe tener coronita. Yo estoy recontra identificado, pero tengo la tranquilidad que no molesto a nadie.

4)-Yo trato de ser responsable, honesto y sincero. Para mí la objetividad no existe, la búsqueda de la verdad es confusa, complicada. Esta búsqueda es un camino que cada uno va haciendo una vez que tiene una cantidad de elementos que te permiten diferenciar las cosas. El periodista no tiene porque tener la verdad, no la tiene nunca porque no es parte de la realidad donde se produce, es un observador… un tipo que mira y tiene la posibilidad de buscar información y dar su opinión. Si hablamos de la verdad de un crimen esa verdad te la va a dar la justicia, si el gol fue o no la verdad te la da el árbitro, después yo puedo interpretar, mirar. Para mí lo único verdadero es la vida y la muerte, el resto es un azar. -Pero por ejemplo si escuchamos el discurso de un gobernador y sabemos que está mintiendo, el periodista puede investigar para llegar a la verdad… Se tiene que comprobar que está mintiendo, tengo que investigar y presentar la documentación. Eso en la Argentina hoy ocurre muy poco, periodismo de investigación prácticamente no se hace.

5)-Un periodista que hace informes del agro y los hace a través de la información que le dan las multinacionales de la soja por ejemplo ¿no está militando a favor de esa multinacional? El periodismo es militante el conflicto se plantea cuando el poder económico toma a los medios de comunicación como una herramienta de colonización mental y a partir de ahí construye un sistema de comunicación, de palabras, de valores, de ideas, de figuras. Hoy (29-09-2011) la presidenta de la nación inauguró una central nuclear de 10.200 millones de pesos como inversión, ¿cuántos diarios hoy levantan eso? Si ocultamos esa información estamos haciendo la militancia de desinformar, de generar un nivel de cultura mínimo para que la gente sea cada vez lo menos pensante posible. El periodismo independiente puede existir, pero tiene una independencia acotada, no es absoluta. Existe en un determinado marco o proceso, nadie es independiente absolutamente. Cuando vos decís periodismo militante es una palabra que está encasillada, que está muerta, la realidad es muy dinámica, varía, agrega nuevo elementos. Hablar de periodismo militante es un slogan que no tiene sentido cada uno habla según la formación que tiene. Hoy el periodismo es “corte y pegue”, yo me preocuparía más por esto y no por saber que es el periodismo militante. Hay que ser serio, investigar, discutir, fijar posiciones siempre con respeto, honestidad

6)-En general no… por la estructura que tiene el programa trato los temas de manera muy superficial, intento no cargar las tintas en algunas cuestiones es decir no estar machacando siempre sobre el mismo tema o perseguir a un funcionario. Se trata de no agredir ni mortificar al otro, hay que cuidar mucho el tema de la palabra que es una de las cuestiones básicas, en definitiva somos personas, somos ciudadanos, el hecho de ser periodista no me da ningún privilegio. Los que tienen que opinar tienen más obligaciones que otros.

6) Félix Bauducco × Comenzó en LT 28 en el año 70, “andando fuimos aprendiendo a los golpes la labor, llevando adelante con total honestidad lo que hacemos”. × Actualmente sigue trabajando en LT 28 por la tarde, a la mañana hace radio 10 y al mismo tiempo es concejal hace aproximadamente 12 años.

1)-Yo creo que el periodista debe comunicar, dar la información tal cual es y luego puede dar su opinión, siempre tratando de buscar lo que sea positivo o lo que yo crea que es positivo para la comunidad y si la noticia es política también buscar ese lado. Yo no me considero ni pro ni opositor, o sea que voy a defender mi trabajo ya sea político o periodístico considerando lo que es mejor para la gente venga la idea del lado que venga. -¿Tu función pública no te influye a la hora de comunicar? Hasta el momento no, porque tengo muy buena audiencia, la gente me ha votado en tres períodos consecutivos.

2)-Yo trato de no escucharlo porque me indispone, yo escucho el periodismo que por ahí se hace en el canal oficial y me pone muy mal por eso prefiero no escucharlo. -Además de canal 7, muchos hablan de que Clarín también hace militancia en oposición al gobierno… Yo no lo veo tan así, pero tampoco es lo que leo o escucho. En televisión lo único que veo es fútbol y en radio Radio 10 donde con algunos estoy de acuerdo y con otros no. Algunos piensan mucho como pienso yo, Hanglin, Marcelo Longonbardi, yo creo que andan muy bien y son bastantes ecuánimes.

3)-No lo sé, porque no escucho. Siempre escucho Radio 10. -¿Por qué no escucha radios de la ciudad? Porque tengo una y no quiero dejarme influenciar por nadie.

4)- Por su puesto, lo parcial es difícil porque yo tengo mis conocimientos. Yo soy un defensor del adoquinado, lo voy a defender y he propuesto cosas como la iluminación del bulevar Lehmann. Son cosas que he mantenido siempre. -¿Vos utilizas tu función para ayudar a la gente? Acá siempre hay gente, que pide o que te ofrece algo. -Parecería como que los roles estuvieran mezclados ¿no haces política a través de la radio? No, jamás. -¿Y tu labor no te ayuda? Me ayuda a que la gente me conozca, por eso me vota. Porque un partido como el PAM ¿Quién lo conoce? Y a mí me votaron siempre, tan mal con la gente no me debo portar porque me sigue votando.

5)-Yo no soy de este gobierno, no tengo nada que ver con el kirchnerismo pero apoyo la televisión para todos, lo apoyo totalmente, como también apoyé en su momento la jubilación a la ama de casa, yo me acuerdo que aquí (en la radio) estaba lleno de gente a la que no se le pagaba jubilación y estaba a la deriva. -Le dedicaste gran parte de tu vida a comunicar y a tu función pública… Si toda mi vida y últimamente estoy en la función pública, nunca me lo hubiera imaginado pero vinieron, me hablaron y bueno. -¿Siempre militaste? Cuando era joven militaba en la juventud del Partido Demócrata Progresista en Humberto Primo, en la época de Luis Mársico, entre otros. 6)-No, jamás. – Y a la hora de hablar, ¿hay cosas que no las decís? No yo me acuerdo y me daba bronca cuando prohibían algún tema musical, yo empecé sobre todo con música hacía programas musicales destinados a la juventud. En mis programas se ponía un tema en castellano y otro en inglés. Por ejemplo: ponía los Beatles y después un tema de Palito Ortega, industria nacional, Los Náufragos, Sergio Denis o Sandro.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*