Centro de Radioterapia: el pueblo reclama, los oficialismos callan

Por Emilio J. Grande.- Del que se trata es un tema que se está recalentando en las últimas semanas, algo comprobable con la frecuencia con que se expresan nuestros lectores en la sección Opifón de este diario. En tanto que ya hace meses que ni el intendente municipal ni concejales -a excepción de Bauducco y Bonafede- hacen referencia al Centro de Radioterapia. Extraña que esté acorazada la insensibilidad de quienes deberían reaccionar ante expresiones como la publicada en la citada sección del jueves pasado: “…sólo los que estamos viajando y padeciendo esta enfermedad sabemos lo que es”… “Lo que es” se refiere que al dolor que en sí mismo produce el cáncer se agregan las molestias del tratamiento, largos viajes diarios, costos, pérdidas de tiempo, entre otros. Otros opinantes coinciden en que el Centro de Radioterapia debe ser prioridad sí o sí porque refiere “a la salud de la gente”, sobre las bienvenidas obras como la pista skate, el edificio para la Escuela de Música, el Festival de Teatro, pavimento, saneamiento, mejoras en plazas, iluminación, cordón cuneta… Y si callan las autoridades municipales y provinciales en funciones, por lo que se advierte del tema en cuestión tampoco se ocupa la mayoría de los candidatos en campaña para las elecciones legislativas del 27 de octubre. ¿Atentaría contra la concreción del Centro de Radioterapia algún serio impedimento? Si el problema lo resolvió Santa Fe capital o la vecina cordobesa ciudad de San Francisco, es de suponer que con la inteligencia y garra tantas veces comprobadas de rafaelinos, también debería superarse todo obstáculo para contar con este servicio de salud que anhelan Rafaela y ciudades y pueblos de nuestra zona. ¿Demora tal concreción su alto costo? Es de suponer que no, simplemente nuestras autoridades actúen con criterio y razonabilidad, condiciones estas que surgirán tras una seria consideración del problema referido tan luego a la salud. Volvemos al principio. El silencio de los oficialismos no se explica ante el reclamo del pueblo. A esta altura tras muchos años de espera insatisfecha debería procederse al “manos a la obra”, o dar a conocer públicamente las razones de la inoperancia que abruma y fastidia.

Fuente: diario La Opinión, Rafaela, 30 de setiembre de 2013.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*