Perpetua para Menéndez y Estrella por el homicidio del obispo Angelelli

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela FM 90,9 que conduce Emilio Grande (h.).- La Justicia de La Rioja determinó que el asesinato del obispo Enrique Angelelli, durante la dictadura militar, fue un delito de lesa humanidad, y declaró como autores mediatos a los represores Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella. Ambos fueron condenados a prisión perpetua y deberán cumplir la pena en una cárcel común. El fallo fue dictado por el Tribunal Oral Federal de La Rioja, en medio de una fuerte expectativa que reunió a organismos de derechos humanos, dirigentes políticos y a la Iglesia, en una causa que contó con documentos aportados por el papa Francisco. El propio obispo de La Rioja, Marcelo Colombo, asistió a la audiencia final, tras revalorizar la acción de la Justicia y llamar a “no cultivar odios y rencores”. Angelelli murió el 4 de agosto de 1976, cuando la camioneta Fiat 125 Multicarga que él manejaba tuvo un confuso accidente sobre la ruta 38, en Punta de los Llanos, cuando regresaba desde Chamical. Iba acompañado por el sacerdote Arturo Pinto, que sobrevivió. El obispo venía investigando los asesinatos de los sacerdotes Gabriel Longueville y Carlos de Dios Murias, ocurridos dos semanas antes. Tras la muerte de Angelelli se abrió una causa judicial, pero fue rápidamente archivada. La Iglesia no alentó en su momento la investigación, lo que derivó en fuertes acusaciones y reproches a la jerarquía eclesiástica, a la que se le imputaba desde falta de interés por conocer la verdad hasta una virtual complicidad en el encubrimiento. A pesar de informes enviados al Vaticano, la Iglesia siguió atribuyendo durante muchos años la muerte de Angelelli a un accidente. Restablecida la democracia, en 1986 se cambió la carátula y se la encuadró bajo la figura de “homicidio calificado”. Sin embargo, la investigación se frenó luego de las leyes de punto final y obediencia debida. Anuladas ambas normas, durante el gobierno de Néstor Kirchner, la causa se reabrió en 2006 y avanzó en los últimos años. ¿Quién fue Angelelli? Fue padre conciliar en el Concilio Vaticano II y apoyó las posiciones renovadoras. Desde 1968 fue obispo riojano y la diócesis incrementó el número de sus sacerdotes y de parroquias durante su ministerio episcopal. Caracterizado por su fuerte compromiso social, formó parte del grupo de obispos que enfrentó a la dictadura militar iniciada en 1976. El 4 de agosto de 2006, al cumplirse 30 años de su muerte, el presidente del Episcopado Jorge Bergoglio había señalado en una homilía en la catedral de La Rioja que Angelelli “recibía pedradas por predicar el Evangelio y derramó su sangre por ello”. A decir verdad, Angelelli fue un adelantado del papa Francisco por su opción preferencial por los pobres y tenía frase profética: “con un oído puesto en el Evangelio y el otro en el pueblo…”

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *