Vivimos una crisis de credibilidad…

Por Emilio Grande (h.).- Entre tantos problemas que acucian a la sociedad argentina, estamos viviendo una grave crisis de credibilidad dirigencial, cambiando sus discursos y, al mismo tiempo, faltando coherencia con la realidad. Por primera vez en su mandato, el presidente Macri reconoció errores en las decisiones de su gestión entre las causas de la crisis económica, durante el acto del 9 de Julio en Tucumán. ¿Basta con eso? Convocó a la dirigencia política y empresaria que hagan su aporte, pero no abundó en detalles sobre avanzar en un gran acuerdo nacional con políticas de Estado sobre disminuir la inflación, la creación de empleo genuino, continuar con las obras de infraestructura (la autopista de la ruta 34 está casi paralizada). Lamentablemente, recurrió a las “polleras” del FMI para recibir una préstamo de U$S 50.000 millones de dólares. En la vida nada es gratis, menos de un organismo internacional que te exige condiciones para alcanzar las metas fiscales, entre ellas no seguir bajando las retenciones al campo. ¿Cuándo será el momento en que hagan el esfuerzo los sectores más pudientes? Están la renta financiera de los bancos, que los jueces paguen el impuesto a las ganancias mientras es aplicado a los trabajadores, congelar los sueldos de las autoridades ejecutivas, legislativas y judiciales, teniendo un buen ejemplo lo votado en el Concejo Municipal de Rafaela de congelar sueldos y dietas de funcionarios y ediles hasta el 31 de diciembre. En caso de recortarse las obras previstas en las distintas provincias del país, obviamente esta medida generará un retroceso en el empleo de la construcción, siendo una fuente generadora de trabajo en cualquier lugar del mundo. Con la eliminación de Argentina en el mundial de Rusia, se conocieron cifras siderales del contrato de Sampaoli con la AFA por 5 años, ¿se habrán asesorado con Grondona antes de morirse?: 176.000 dólares mensuales, U$S 450.000 por haber clasificado frente a Ecuador en las eliminatorias, U$S 20.000 por cada amistoso, U$S 250.000 por pasar a la siguiente ronda con el gol agónico de Rojo en el minuto 85 ante Nigeria, hasta el momento cobró 2.960.000 de dólares (la corrida cambiaria lo benefició con el 77%) y ayer se rescindió el contrato pero hay que pagar U$S 2.000.000. ¿Qué opinan los jubilados que cobran la mínima de $ 8.096? Volviendo al Presidente, parece que todavía no se arrepintió de haber propiciado el debate sobre la legalización del aborto, que ya tiene media sanción en Diputados y con final abierto en el la Cámara Alta. Según publicó ayer La Nación, por ahora habría 34 votos en contra, 27 a favor, una abstención y 10 indecisos, entre ellos el rafaelino Omar Perotti. En el acto del 9 de Julio en Rafaela, el ex intendente corrió más rápido que el 10 de Francia Mbappe y evitó ser consultado por los periodistas. Perotti admitió hace unos días que proviene de una familia católica, está a favor de despenalizar a la mujer que aborta, pero no tiene el voto definido mientras escucha a los especialistas, según me confió una fuente del clero diocesano. ¿Se dejará influenciar por el colectivo pro-abortista? ¿O recobrará la memoria de la campaña electoral de 1991 cuando estuvo en San Cayetano para luego ganar por primera vez la Intendencia? En 2019 hay elecciones y su objetivo es llegar a la Gobernación, ¿pedirá ayuda este 7 de agosto al santo del pan y trabajo para tomar su decisión? Al día siguiente, el Senado votará legalizar o no el aborto…

Fuente: diario La Opinión, Rafaela, 16 de julio de 2018.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *