Un país al revés… ¿no aprendemos más?

Por Alicia Riberi.- Llegó el momento en el que debemos sentar cabeza como país, madurar; ya hicimos un camino largo y no aprendimos nada, estamos repitiendo historias, errores, caídas. Cómo sociedad en los comicios siempre nos manejamos con votos castigos y sabemos que no da resultado. Ni siquiera somos capaces de votar a gente con fichas limpias, con un currículum intachable. Cómo podemos dejar que decidan sobre nuestro destino o que nos conduzcan, personas que no son claras en su conducta, están involucradas en causas sin  resolver y de las que se han mostrado cantidad de pruebas y los más  triste, que los que investigan son periodistas muy serios y que arriesgan mucho, en lugar de la justicia ocuparse  de juzgar dignamente, buscando pruebas en lugar, de guardarlas, como me parece que sucede.  Una Corte Suprema, que espero esté a la altura de las circunstancias y deje a los jueces, que estaban a cargo de las causas de la Sra. Vicepresidenta, que hagan su trabajo. 

Estamos pasando una “pandemia” que nos robó la libertad y encima están pensando en vacunarnos con una vacuna que no pasó las fases que debe  y cómo debe y cómo argentinos debemos exigir que se nos respete la libre voluntad de vacunarnos. Es decir, quién quiera vacunarse se vacunará y el que no, debe conservar su derecho a decir no.

Volvió el fútbol, los bares, los comedores, el deporte en general, gimnasios, pero no podemos estar en familia porque no tenemos protocolos, ahora yo les  digo, que la familia que decide cuidarse, tiene  protocolos y la  que no, nos los va a tener en ningún lado. Si se nos encierra a partir de las 20, quién garantiza que no se contagiaron en alguna actividad antes de esa hora, los niños y jóvenes perdieron un año de escolaridad y es inadmisible, ya que ellos son sanos y no deberían estar encerrados, en  todo caso apelar a la responsabilidad de los mayores o los que poseen enfermedades de base. El interactuar genera anticuerpos y me permito disentir con el uso del barbijo para los sanos, ya que estar ocho o diez horas con barbijo -empleados- no es saludable y esto dicho por muchos médicos a los que no se los escucha.

Estamos atravesando una triste enfermedad que se cobra vidas y es muy lamentable, pero más lamentable es que hayamos perdido la libertad. Nacimos con  libertad y debemos morir con libertad y los que nos gobiernan deben dar ejemplos que no dan. Los políticos siguen peleándose por un carguito y la gente está depresiva, asustada- el miedo también mata y baja las defensas-. El pueblo necesita, paz, alegría, esperanza y solo recibe malas noticias todos los días sobre salud, economía, inseguridad, muertes.

No aprendimos nada como país y seguimos empantanados, tratando de robarle al que trabajó toda la vida y logró cierto bienestar para darle al que no quiere trabajar. El Gobierno está para buscar opciones, para que los que trabajan y no llegan,  puedan tener su vivienda y para los que no tienen trabajo que puedan acceder a uno digno. Sino para qué votamos, es el sálvese quien pueda.

Yo deseo que mi país sea una República democrática y ustedes…. ya es hora!!

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*