¿Qué hacemos con la violencia escolar?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). ¿No será el momento de un diálogo abierto y sincero entre los actores involucrados para efectuar un diagnóstico de esta crisis educativa y luego buscar algunas soluciones para paliar esta coyuntura?

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- En los últimos tiempos se viene manifestando una espiral de la violencia en la sociedad con manifestaciones que alcanzaron a dos escuelas públicas de nuestra ciudad, por lo menos que se conocieron públicamente. El primer caso ocurrió en la escuela Lisandro de la Torre del barrio Italia con ataques físicos de un alumno a un docente y después fue el turno en la escuela Brigadier López del barrio Guillermo Lehmann con una pelea entre alumnos que terminó con la quebradura de la nariz en uno de los chicos. Lo llamativo del caso es que las autoridades de Educación, especialmente de la Regional, quienes buscaron tapar o minimizar esta situación por demás de criticable, como queriendo tapar la mugre debajo de la alfombra o patear el problema para adelante. Desde la delegación de AMSAFE consideran que el problema de violencia escolar no es nuevo sino que data de mucho tiempo a esta parte y, a decir verdad, constituye una de las causales de pedido de licencia por parte de los docentes que en la provincia de Santa Fe es un alto porcentaje. En este programa radial fue entrevistado la semana última José Mondino quien fuera supervisor y también colaborador del gremio docente, expresando que estamos frente a un cambio de paradigma en el que inciden muchas causas en esta violencia y la escuela forma parte de esta crisis que atraviesa la sociedad actual, debiéndose revisar la forma de enseñanza tan cuestionada y cómo incorporar las nuevas tecnologías en el proceso aprendizaje de las nuevas generaciones. Hace unos días se realizó una presentación del ICEDEL en el Municipio sobre una encuesta realizada a los alumnos que terminan quinto año de la secundaria y su futuro en la educación superior. En la oportunidad un par de directoras de escuelas medias aprovecharon al final de la presentación para hablar sobre la deserción escolar en ese nivel, los repitentes que terminan super-poblando en el caso puntual de la escuela Nº 428 y también la violencia existente en las escuelas mencionadas. La escuela es una institución importante desde lo social por el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero lamentablemente no escapa de los hechos violentos que a diario se registran en la vía pública, en los estadios de fútbol, sumado a la inseguridad, las bandas de narcotráfico y el aumento de consumo de alcohol y drogas, magnificados por la televisión. ¿No será el momento de un diálogo abierto y sincero entre los actores involucrados (directivos, docentes, alumnos, padres, dirigentes gremiales) para efectuar un diagnóstico de esta crisis educativa y luego buscar algunas soluciones para paliar esta coyuntura?

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*