Presupuesto: la planta permanente se mantendrá en 1.280 agentes

El presupuesto 2023 fue votado por unanimidad por el Concejo con modificaciones como adelantó esta web. El Ejecutivo había pedido el pase de 100 agentes; el redireccionamiento de partidas pasó de $1.500.000 a $3.000.000, no a $6.000.000 como estaba en el proyecto originario.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- El Concejo Municipal votó 14 proyectos (uno volvió a comisión y se trataron dos sobre tablas) en la maratónica sesión ordinaria de este jueves, que duró más de 3 horas, destacándose la ordenanza del presupuesto 2023, que tuvo modificaciones votadas por unanimidad.
En este sentido, hubo dos puntos que no fueron votados como vino del Ejecutivo municipal. Por un lado, el artículo 4º que establecía el pase a planta permanente de 100 agentes, quedó en 1.280, y, por otro lado, el artículo 6º que prevé el redireccionamiento de partidas, pasó de $1.500.000 a $3.000.000, no los $6.000.000 (el cuádruple) del proyecto originario, como adelantó esta web.
De esta manera, el presupuesto fijó en $11.309.976.012 las erogaciones y en $11.347.068.619 los recursos, con un superávit de $37.092.607. También se fijó en 1.280 el número de cargos de la planta permanente, en 280 el número de cargos de la planta de personal contratado y en 970 el número de horas cátedras mensuales del personal docente de la administración central.
Juan Senn aclaró que “el proyecto de ordenanza se entregó el 30 de setiembre, que tiene ventajas y desventajas. Tuvo que ser modificado por la inflación; los ejes principales son seguridad, salud, trabajo, obra pública, ambiente, prevención en seguridad, según las prioridades de cada vecino y de cada obra. Es la herramienta principal del Ejecutivo”.


Leonado Viotti señaló que “cada año planificado está lejos de lo que se hace porque la mitad de las obras no se hicieron en 2022 y no hay plata para cosas importantes. Pidieron 100 puestos de planta nuevos sin justificación, quieren agrandar el Estado con más gastos sin planificación, hay 82 subrogancias, tienen 78 lugares disponibles y piden 100 más. Está mal hecho el cálculo. En el artículo 6º quieren cuadriplicar el monto, pero va a pasar a 3 millones en base a la inflación, no es un monto abusivo; el pretendían el 400%”.
Y agregó: “Las obras necesitan inyecciones recursos de la Provincia y de la Nación; no se administra bien, el Concejo cedió 7 millones para reparar la terraza municipal, el jardín del barrio Los Nogales tiene poco apoyo del Municipio y es lerdo, con gente ad honorem ayuda a la institución, entonces de los $970.000 pasó a $3.500.000. El cruce entre los barrios Mora y San José vale $50 millones, según los funcionarios, y destinamos $10 millones; hay que actualizar los montos de los alquileres del Viejo Mercado con un ingreso mayor al año pasado. De las 20 cuadras de pavimento serán 10 cuadras que es muy poco cuando hay mucho reclamo por pavimento. Este presupuesto está atravesado por la crisis nacional de la inflación y depende de niveles otros niveles del Estado; tiene mal manejo de los fondos y se destina para lo poco importante”.
Lisandro Mársico sostuvo que “este presupuesto es el octavo del actual Intendente con la idea de darle la herramienta legal necesaria, a quién ha sido elegido en tres oportunidades por los rafaelinos para administrar el Municipio. Hace ocho años que le vengo reclamando soluciones en ciertos aspectos y no ha podido o no querido aportar una salida definitiva a problemas de larga data, por eso sostengo que el ciclo de Castellano está agotado, en virtud de que podrá variar o innovar en algún programa, pero la idea de fondo para gobernarnos no la va a cambiar”.
“No hay soluciones -continuó- concretas al tránsito, problema que se arrastra desde hace tiempo y que ha dejado un tendal de muertes y lesionados preocupante; el transporte público no es eficiente, un inconveniente que viene de larga data, hoy sigue sin ser una solución amigable para el usuario, que sigue prefiriendo trasladarse en otros medios; los espacios públicos están sin una renovación necesaria y carecen del mantenimiento que requieren; en desarrollo social, los programas destinados a las infancias y a los jóvenes son discontinuos, con graves deficiencias en su implementación; existen claras falencias en el personal político a la hora de gestionar fondos con otros entes estatales, lo que nos ha traído grandes pérdidas; tenemos una red de bicisendas con falta de conectividad e incompleta en sus recorridos; no abordaron el tema de la nocturnidad como corresponde desde hace años y ahora resulta que los jóvenes emigran a bailar a otras localidades, con todo el peligro que eso conlleva; no han podido diseñar una ciudad inclusiva para las personas con discapacidad. El Intendente solicita más personal, cosa que le negamos desde la oposición, y no utilizan los cupos que tienen, como por ejemplo del personal de planta permanente; esto habla de objetivos poco claros y un mal diseño de administración municipal”.
Senn remarcó que “es un presupuesto que se discutió mucho, con 30 preguntas, acompañamos las modificaciones buscando el punto intermedio. Hay una cuota de esperanza con fondos provinciales porque no alcanzan con recursos propios, la tributaria está 30 puntos abajo; cuando dicen que no se hicieron la mitad de las obras, está el tramo de la variante y el entubado del canal sur, entre otras. Acordamos en 1.280 agentes la planta, el corrimiento de partidas acordamos 3 millones, pero no afecta la transparencia. Hace 31 años que la gente elije esta forma de gobierno”.
Ceferino Mondino remarcó que “es imposible seguir con este manejo de la economía nacional, el Intendente es tan kirchnerista que decretó el asueto del martes 20 para festejar el campeonato mundial, cosa que no hizo la Provincia. La economía está ahogando al Municipio y a la gente. Rafaela tiene programas no tiene políticas públicas, que es la diferencia que se sostiene en el tiempo; hay improvisación tapando agujeros, más puestos de trabajo, ex funcionarios que cobran fortunas y no sabemos que trabajo hacen, hay que reducir costos fijos. Si seguimos matando en el tránsito, las obras no sirven para nada, falta de seguridad en la calle, las obras no tienen sentido si nadie nos cuida, si el Intendente no está para defendernos. Que este presupuesto se invierta como se debe”.
Senn admitió que “no se elevó otro plan de 130 cuadras porque hay un 60% de morosidad de las que se hicieron; las 10 cuadras se harán por contribución por mejoras, lo que cobran los empleados municipales es transparente. Sobre el Jefe de Policía no tenemos autoridad, no tiene que ver con la seguridad vial; está la obra de semáforos en bulevar Santa Fe”.
Miguel Destéfanis dijo que “en el informe del observatorio de seguridad vial está es el problema de la alcoholemia, pero en el operativo del día 25 no dijeron cuántos dieron positivo, no se quiere atacar el problema. Del pavimento de 130 cuadras en 4 años se hizo de promedio 30 cuadras por año; Castellano dijo que el 100% de la ciudad tiene pavimento, pero el 2 de abril no tenía pavimento y ahora tiene en el ingreso, el Mora le falta el 80%, también en el Zazpe, en el Antártida Argentina reclamaron reductores de velocidad. Hicieron la ciclovía de Estanislao del Campo que inauguraron, estaba rota y rajada en junio, pero está hecha 70%. Se hicieron cuadras de adoquinado más rápido en 22 años con el reacondicionamiento desde en el castillo Foti en bulevar Lehmann; hay calles sin luz, la terminal de ómnibus se hizo hace 16 años y está con un 50% de roturas, no vinieron los 100 millones de la Nación. Castellano dice que criticamos y no hacemos. Anunciaron que van a pintar el edificio municipal y en el cementerio municipal no se hicieron un montón de cosas”.
El debate continuó entre algunos ediles, especialmente Senn (la voz cantante del oficialismo) y Mársico.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*