Otra vez sobreprecios en algunos hoteles por la carrera del TC

Se trata del editorial del programa radial “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). Se trata de Campoalegre de Marcos Czarnecki y Apart Garay de Roberto Brega. ¿Quién se va a hospedar en un hotel que le cambian las reglas de juego por una carrera? ¿Quién controla el aumento desmedido de los precios de las habitaciones de estos hoteles?

Compartir:

Quien puede negar la fiesta del Turismo Carretera el domingo último en el autódromo de Rafaela en la que fue vencedor Norberto Fontana ante una multitud estimada en 50.000 personas entre rafaelinos y gente de distintos lugares del país. Como siempre ocurre en este tipo de competencias automovilísticas, la ciudad se vio desbordada en cuanto a los servicios: la hotelería ocupada casi a pleno (estimada en unas 1.200 plazas) y también en localidades vecinas, con un mayor movimiento en comedores, supermercados, negocios de ventas de comidas, estaciones de servicios, lo que genera un ingreso millonario a las arcas privadas. Algo que se repite en carreras de años anteriores es que hay algunos dueños de hoteles que aprovechan la oportunidad para hacer diferencias económicas. Hubo clientes que fueron espantados del Hotel Campoalegre de Marcos Czarnecki y el Apart Hotel Garay de Roberto Brega. La cosa se agrava porque Czarnecki es presidente de la Cámara Empresaria Hotelera, Gastronómica y Afines de Rafaela y del Noroeste Santafesino del CCIRR, y Brega integra la comisión directiva A título de ejemplo, una noche en el Campoalegre tiene un costo de 210 pesos la habitación doble, pero una fuente confiable de la ACTC -organizadora de la carrera del TC- consultado por este cronista le pidieron 480 pesos por noche en el fin de semana de la carrera de TC. “Ya hicimos las quejas al gobernador Hermes Binner”, dijo. Pero también en el mismo hotel como las habitaciones son grandes cobraban 200 pesos por cama, teniendo capacidad para cuatro personas. Es cierto que se alquilan casas durante la carrera a un valor de 1.000 pesos por día, pero una cosa no quita la otra. En declaraciones al diario La Opinión, Czarnecki admite que los hoteles trabajaron un 30% menos que en 2008, pero otros hoteles de la ciudad y la zona estuvieron colmados. ¿Quién se va a hospedar en un hotel que le cambian las reglas de juego por una carrera? Por esta situación corrupta, Czarnecki ya fue advertido por Oscar Parra –presidente del CCIRR-, el presidente de Atlético Ricardo Tettamanti y el intendente Omar Perotti. ¿Quién controla el aumento desmedido de los precios de las habitaciones de estos hoteles? Ciertamente, la citada cámara hotelera no lo hace por lo mencionado, pero pueden actuar el Centro Comercial e Industrial de Rafaela, la Comisión Municipal de Turismo, la Municipalidad y el Ministerio de la Producción a través de la Secretaría de la Defensa del Consumidor o un organismo mixto de carácter público-privado. A decir verdad, por actitudes como la expuesta se termina opacando la fiesta automovilística de la ciudad y algunos integrantes de la ACTC deslizaron que ponen en duda otra competencia para el futuro. Más allá de que no se llegará a esa decisión, se termina deteriorando la imagen de la ciudad de Rafaela en la consideración nacional. Otro dato no menor es la prostitución existente durante el fin de semana en el autódromo con carpas con luces de colores y la presencia de los cafiolos, como también el juego clandestino de las tapitas, contando con la complicidad económica de la Policía, según confiaron fuentes inobjetables.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*