Los camioneros duermen menos de 4 horas diarias

Estudio argentino sobre 770 choferes de larga distancia. La falta de sueño provoca somnolencia y riesgo de accidentes.

Por Gabriela Navarra

Compartir:

Un estudio realizado en nuestro país sobre 770 choferes de camiones de larga distancia revela que la media de ellos duerme menos de 4 horas al día a lo largo de extenuantes jornadas laborales, de casi 16 horas de duración en promedio. Y manejar con somnolencia es como manejar borracho, porque la privación del sueño tiene un efecto similar a la intoxicación alcohólica sobre las habilidades para conducir un vehículo. Las conclusiones de la investigación, la más grande de su tipo realizada en América latina, fueron publicadas en la última edición de la prestigiosa revista Sleep, y su autor principal es el doctor Daniel Pérez Chada, jefe del Servicio de Neumonología del Hospital Universitario Austral. Si bien la relación entre el sueño insuficiente y un mayor riesgo de accidentes de tránsito había sido demostrada antes por varias investigaciones, en esta oportunidad los especialistas indagaron además acerca de la relación entre el ronquido, la somnolencia diurna frente al volante y las medidas que los trabajadores ponen en práctica para evitar dormirse frente al volante, que, en gran parte, resultaron más riesgosas que el peligro que buscaban evitar. “El 71,9% de los conductores dijo que roncaba, y éste es un reconocido factor de riesgo de apnea del sueño, un desorden que reduce la calidad del descanso y aumenta al menos un 30% el riesgo de accidentes -dijo Pérez Chada-. El 43% manifestó sentir somnolencia diurna y casi el 60% manejaba también de noche.” Si bien el 62% dijo que dejaba la ruta y descansaba un rato o dormía una corta siesta al experimentar somnolencia, el resto manifestó que continuaba al volante pese al deseo de dormir, adoptando distintas conductas para “despertarse”, algunas de ellas francamente peligrosas, como por ejemplo incrementar la velocidad, algo que afortunadamente -comentaron los autores- ponía en práctica menos del 5 por ciento. “La combinación de la mala calidad del sueño, las condiciones de trabajo y el hecho de roncar evidenciaron un impacto tan fuerte como la falta de horas de descanso”, dijo Pérez Chada, y manifestó que más del 65% de los conductores entrevistados había admitido estar cerca de sufrir un accidente vial por somnolencia.

Solos en la madrugada

“El bajo número de conductores que podían pasar el volante a otro al sentirse adormecidos podría explicarse porque tan sólo una pequeña minoría realiza el viaje con un colega; la mayoría lo hace solo o con un acompañante, pero no capaz de reemplazarlo”, indican los investigadores. Los choferes eran cuentapropistas, es decir, conductores sin relación de dependencia con compañías de transporte, que recorrían como mínimo 800 kilómetros por día y respondieron en forma anónima y voluntaria. “La investigación fue realizada entre julio y noviembre de 2001 en el Mercado Central de Buenos Aires, y se entrevistó a los camioneros mientras aguardaban una nueva ruta o esperaban una carga en la playa de estacionamiento del mercado -dijo el doctor Pérez Chada-. En algunos casos la espera era superior a 24 horas, y entonces los choferes dormían en las cabinas de sus camiones, en precarias condiciones y sin alcanzar un sueño reparador.” El especialista del Hospital Universitario Austral destacó: “Los conductores no deben ser señalados con el dedo, porque son víctimas de esa situación. Todos quisieran dormir en una cama y dormir más: nadie va a manejar 14 horas por día pudiendo conducir 8, pero la demanda laboral que se les plantea es impresionante y deben adaptarse. Por eso es pertinente preguntarnos qué se puede hacer para mejorar su situación”.

Números que preocupan

§En el artículo publicado el 1° de este mes en la revista Sleep que firman los doctores Daniel Pérez Chada, Alejandro J. Videla, Martín E. O´Flaherty, Patricia Palermo, Jorgelina Meoni, María I. Sarchi, Marina Khoury y Joaquín Durán se indica que en Inglaterra entre el 20 y 25% de los accidentes puede ser atribuido a conductores que se duermen al volante. En los Estados Unidos, la somnolencia al conducir produce al menos 1500 muertes y 76.000 accidentados, además de un gasto que supera los 12 mil millones de dólares al año.

Fuente: diario La Nación, Buenos Aires, 8 de setiembre de 2005.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*