Preguntas sin respuestas

Se transcribe una carta de lectores firmada por Hugo Collosa en el diario La Opinión (8 de setiembre de 2005) sobre la mutual de Ben Hur de Rafaela.

Compartir:

La gran indignación que tengo por sentirme estafado y robado por un grupo de dirigentes de la Mutual del Club Ben Hur me llevan a escribir estas líneas para que la ciudad se entere de lo que nos ocurre a cientos y cientos de rafaelinos, muchos de ellos ancianos y enfermos. La impotencia y la angustia que esta situación ha traído a nuestras familias me han llevado a formularme un montón de preguntas en la esperanza de que me traigan algo de luz a este túnel sin salida, en el que nadie me da respuestas claras. Yo me pregunto dónde estaban y dónde están los dirigentes políticos, las autoridades judiciales, los colegios de profesionales, los dirigentes empresariales de la ciudad mientras se cometían, en estas dos últimas décadas, seis casos similares en los que en distintas mutuales se apropiaron de los ahorros de la gente y nadie ha movido un dedo para que la situación no se repita. Qué debo pensar de estos dirigentes que ven cómo se roba con guante blanco a miles y miles de familias y no actúan para cuidar, proteger y hacer justicia. Actuar, para esos dirigentes, es un deber y su obligación, cerrar los ojos y hacerse los “tontos” es incumplimiento de sus funciones. En el caso de Ben Hur somos 1.400 familias las perjudicadas. Multiplicando por tres o cuatro por cada familia, se podrá apreciar cuánta gente involucrada hay. Pensemos que esto hoy ocurre con Ben Hur sucedió seis veces en nuestra ciudad. Haciendo números, Rafaela tiene aproximadamente 90.000 habitantes, de un manotazo fueron damnificadas entre 20.000 y 25.000 personas. Y ningún “responsable” político, judicial, etc. hizo jamás nada. Díganme si toda esta impunidad que se fomentó por desidia no es ir preparando, tal vez, las propias impunidades de funcionarios y personalidades públicas. Por eso yo me pregunto por qué los políticos, oficialistas y de la oposición, servidores públicos ellos, por connivencia o por desidia, nunca levantaron su voz para que se investigue lo que está sucediendo. Yo me pregunto si es cierto que algunos jueces y fiscales cerraron los ojos, cajonearon expedientes, o no intervinieron de oficio por razones espúreas como se comenta, con nombres y apellidos por las calles de la ciudad. Nadie me da una respuesta. Yo me pregunto si es cierto, como está en boca de mucha gente, que el presidente de la Mutual entregó a algunos personajes relacionados con los poderes públicos los ahorros retenidos en 2001, y en dólares, y nadie me aclara si esto es verdad o no. Yo me pregunto si es cierto, como dicen los murmulllos estridentes por las calles de la ciudad, que empresarios identificados con nombre y apellido han lavado grandes sumas de dinero en la Mutual y nadie me aclara si eso es cierto o solamente son chismes. Parecería que todo lo que no se explica por aquellos que deben aclarar las cosas, son mentiras. Yo me pregunto si es verdad lo que he escuchado reiteradamente, que fondos de la Mutual Ben Hur se destinaron al Club para solventar cuerpos técnicos, jugadores de fútbol y basquet, pagados con nuestros ahorros, y nadie sale a mostrar con pruebas que eso no es verdad. Yo me pregunto, como afirma mucha gente, si es verdad que algún dirigente de la Mutual ha sacado “préstamos” por cientos de miles de dólares y aún no los ha devuelto, cuando creo que la ayuda económica a los socios no iba más allá de los 40 mil pesos. Las preguntas podrían continuar, podrían extenderse a nivel nacional con los que debieron controlar que esto no pase, preguntas sin respuestas hay miles, tantas como los damnificados. Yo quisiera que alguien responda a mis interrogantes para seguir creyendo en esta Rafaela, a la que sus dirigentes quieren presentar ante la opinión pública del país como una ciudad modelo y bonita. Por ahora yo creo en los ciudadanos “comunes y corrientes” de mi ciudad. Entre ellos se encuentran signos de solidaridad entre vecinos, actitudes fraternales para darnos una mano ante las necesidades. Pero no creo en las “Fuerzas Vivas” que alardean en discursos y reportajes sobre esta “Isla, la Perla del Oeste”, tratando de ocultar sus rasgos de “prostituta”. Porque me parece intuir, que muchos de esos dirigentes públicos, judiciales, empresariales y profesionales se han prostituido por miserables prebendas, espacios de poder y complicidades económicas.

Hugo Collosa LE 6.292.480 – Rafaela

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*