“Las organizaciones deben buscar el desarrollo sostenible”

Por Emilio Grande (h.).- “La idea es sensibilizar en un tema que creemos es importante para todo tipo de organizaciones no sólo para las empresas, de hecho en el curso hay representantes del sector público y de la sociedad civil. Afortunadamente, ha tenido una buena recepción y este es el segundo módulo que estamos dando”, expresa el magister en Administración de Empresas Horacio Alesandria a este cronista. El citado de Santa Fe junto al licenciado en Ciencia Política Flavio Fuertes de Buenos Aires dictaron el curso de posgrado sobre Responsabilidad Social Ambiental Empresaria (RSAE) con la participación de 21 alumnos que tuvo continuidad entre el viernes y sábado últimos en el auditorio de la UCSE DAR, organizado en forma conjunta por la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Católica de Santa Fe (UCSF), el Departamento Académico Rafaela de la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE DAR) y el Instituto Cooperativo de Enseñanza Superior de la ciudad de Sunchales (ICES), que depende de la Fundación Grupo Sancor Seguros, con la adhesión del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región. Este curso ya fue dado en las ciudades de Santa Fe, Posadas y Reconquista. -¿En qué consiste este curso de RSAE? -Fuertes: Estamos trabajando para que las organizaciones busquen el desarrollo sostenible: es el beneficio económico, en equilibro con la protección ambiental y la equidad social. Las organizaciones deben ver una oportunidad para hacer negocios y crear valor de esta tendencia que ha dejado de ser una moda; hoy es una necesidad. -¿Hay conciencia sobre estos tres ejes de lo económico, lo ambiental y lo social en la Argentina? -Fuertes: Sí, yo creo que cada vez hay más conciencia. Hace unos años pensábamos que la responsabilidad social era un ejercicio voluntario; hoy con todo el desarrollo que ha tenido en los últimos entre 10 y 15 años, en situaciones muy problemáticas y polémicas donde las empresas han sido el autor causante de esto. Deja de ser una opción voluntaria y pasa a ser una manera en cómo se espera por parte de los gobiernos, los consumidores y la sociedad civil que los negocios practiquen sus actividades comerciales. -¿Qué rol juega el Estado para promover y controlar estas prácticas? -Fuertes: Muchísimo. Una de las recomendaciones que sale de la conferencia de Rio de 2012 es que se la da un rol específico a los poderes legislativos en la creación de marcos normativos y políticas públicas que promuevan la responsabilidad social; en el 2013 hubo una reunión entre los países europeos y la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y estos últimos se comprometieron a que los gobiernos traten de promover la responsabilidad social en las pymes con marcos que faciliten el pago más rápido de proveedores de las empresas grandes a las pequeñas, la creación de incentivos para promover la adopción de este tipo de prácticas y algunas regulaciones para que las empresas empiecen a reportar la información no financiera de sus actividades. -En diciembre pasado hubo cambio de Gobierno en Argentina, ¿cómo impacta la crisis económica respecto a la responsabilidad social? -Fuertes: Cuando asumió el nuevo Gobierno fue comprometerse voluntariamente a mejorar los compromisos de la cumbre de París; en diciembre los países se comprometieron a reducir sus emisiones de dióxido de carbono. Si el país se pone ese objetivo en los próximos años, necesita del compromiso del sector privado para que se produzca una reducción en las emisiones. La crisis económica no es un motivo para que las empresas no practiquen la responsabilidad social. -Alesandria: La forma de gestionar estas organizaciones debe hacerse desde una perspectiva estratégica, pensar en políticas y acciones pero no se tiene que resignar el valor económico, que va de la mano de la generación de los valores social y ambiental; a veces se cree que responsabilidad social es sinónimo solamente de filantropía, sacando recursos de la organización para la comunidad. -En este contexto, ¿cuál es el aporte del papa Francisco con la publicación de la encíclica “Laudato sí”? -Fuertes: Fue casi en simultáneo cuando los países firmaron en septiembre de 2015 los objetivos de desarrollo sostenible, me parece que no pudo ser mejor la simultaneidad de los dos hechos. Que una figura tan simbólica y representativa como la Iglesia haga ese llamado de que tengamos que cuidar la “casa en común” de todos y los países se comprometieron a alcanzar 17 objetivos en 2030 donde se incluyen los temas ambientales y otros vinculados con la reducción de las desigualdades sociales con el fin de la pobreza y el hambre, la creación de instituciones sólidas, con garantizar la paz para el desarrollo de los negocios y la sociedad. La encíclica ha superado el umbral de la comunidad religiosa y muchos empresarios están analizando las recomendaciones de ese documento papal para ver de qué manera pueden adaptarse. Francisco fue a las Naciones Unidas para hablar de este tema.

Fuente: diario La Opinión, Rafaela, 2/8/2016.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *