La política bajo emoción violenta

Los exabruptos a los que asistimos la semana pasada son absolutamente demostrativos de la impotencia que sienten unos y otros ante el fracaso de sus propósitos.

Compartir:

Por María Herminia Grande.- La política atrinchera su agresividad y parece actuar bajo emoción violenta, ante una ciudadanía que observa atónita. Muchos, atendiendo sus dolores, ni siquiera lo registran. La trinchera de las coaliciones tiene en su rincón a medios y periodistas que se prestan a este pugilato peligroso.

La política no puede caer tanto, por respeto a las personas que sí han caído -en su pobreza- cuanto menos por torpeza de los gobiernos de turno. La violencia es el fracaso del diálogo. La violencia en cualquiera de sus versiones hiere, destruye. La violencia verbal a la que se ha asistido la semana que concluyó, es absolutamente demostrativa, de la impotencia que sienten los unos y los otros (los atrincherados), ante el fracaso de sus propósitos. Loca, imbécil, barrabrava, entre otros epítetos: en boca del Presidente y de los más reconocidos diputados oficialistas y opositores, es inconcebible. Los dirigentes políticos -que son humanos- deben tener templanza, paciencia, entre otras virtudes. Se preparan para ello. Estudian. Saben que el conflicto es el campo sobre el que trabajan a diario. También deben estar preparados para la provocación. Cuando un político pierde su nivel, degrada a quienes representa. Ante la situación de pandemia y economía que se está viviendo, llegó la hora de serenar, centrar, actuar y evitar el pugilato.

La República está herida y la política no está a la altura de las necesidades de un país herido.

El gobierno ampliará la conformación de la Comisión Asesora del Poder Ejecutivo incluyendo otros profesionales de la salud y, a su vez, el ministro del Interior, Wado de Pedro, ha invitado a la oposición a participar del seguimiento de contagios y vacunación. No se preveía la virulencia con que el COVID-19 reapareció este año, de tal forma que no aparecen partidas especiales en el presupuesto 2021 para enfrentarlo. Pero el mejor reaseguro, tanto en salud como en economía sigue siendo testear, rastrear, vacunar masivamente, dado que con esto se lograría el reaseguro de mantener las persianas levantadas de industria y comercio. Marzo llegará con una inflación superior al 4%. La pregunta es: ¿qué chances tiene el ministro Guzmán de reducirla? La respuesta es clara: difícil con una plaza inundada de plata y de bonos. El Banco Mundial en un trabajo realizado hace tres años define que ningún país puede crecer con una tasa de inflación superior al 20%.

Este nuevo y difícil desafío, para la salud y sus efectos en la economía y lo social, encuentra al Gobierno con una billetera flaca, pero con información que antes no disponía. Conoce la situación de 9 millones de personas por el IFE 2020. Sabe que un tercio de ellos son los que más necesitados están y corren más riesgo social y económico. Hay una decisión del Gobierno -por ahora-, de no más ATP ni IFE. Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete, aclaró: “Consideramos que los REPROS son mejores, evaluamos las empresas y pagamos los salarios de abril durante los primeros días del mes. Hay tres escalas: los no críticos, $9 mil no complementarios; los críticos, de $12 mil los elevamos a $18 mil; al igual que al sector de la salud”.

El ministro Martín Guzmán intenta reorganizar la economía, pero se encuentra con dos escollos: el recrudecimiento de la pandemia y la política interna.

A la hora de procurar más vacunas el Gobierno argentino no deja gestión por realizar. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, solicitó al Jefe del Comando Sur, Craig Faller, que intermedie ante la ONU para que el fondo COVAC envíe la partida de 9 millones de dosis que corresponden a Argentina, de las cuales sólo llegaron 200 mil. Estados Unidos aportó a dicho fondo USD 4500 millones.

Las dificultades en el tema vacunación no son privativas de Argentina. La unión Europea invirtió 750 millones de euros, pero la gestión fue mala y hoy tiene igualmente problemas en la provisión de vacunas. El desempleo tampoco es privativo de nuestro país: en países como España pasó del 14% al 21%. Y al igual que en Argentina hay un alto nivel de abandono escolar. Pérdida de confianza de los jóvenes en el futuro, por lo cual la UE está impulsando un programa de reducción del abandono escolar.

Política en Santa Fe

En la provincia de Santa Fe sigue preocupando la calidad institucional. Las declaraciones del ex ministro de seguridad Sain, conocidas por todos, dejaron en quienes se sintieron “tocados” una cuasi “sed de venganza”, pero es justo reconocer que durante su gestión han quedado al descubierto padrinazgos y compromisos de la política y otras instituciones, con el delito. Dijimos la semana pasada que fue restituido a su cargo de director del organismo de inteligencia del MPA. Los fiscales regionales Vigo y Arietti, por un lado públicamente manifiestan su decisión de no colaborar con su superior sabiendo que violan la ley y no pueden negarse a trabajar con el O.I. y por otro, le han solicitado al Fiscal General Jorge Baclini plantee una reconsideración y abra un procedimiento sancionatorio al hoy director. La solicitud de los fiscales se suma al pedido de veintisiete diputados de la oposición. De ser aceptado por la auditoría del MPA, puede derivar en abrirse un proceso disciplinario. La irregularidad de procedimiento de los fiscales antes mencionado llevó a que el secretario de Justicia de la provincia, Gabriel Somaglia, le solicitase por nota al Fiscal General Baclini que se avenga, a que tanto jueces como fiscales encaren sus acciones de acuerdo a la ley.

Por otro lado, el senador Traferri, señalado por los fiscales Edery y Schapapietra por su vínculo con el juego clandestino, fueron denunciados penalmente por el senador. Toca a la fiscal Valeria Haourigot la investigación. Pero además el senador Traferri se presentó el miércoles ante la Comisión de Acuerdo de la Legislatura que presiden el diputado Fabian Bastía, pidiendo se analice la destitución de ambos fiscales, y refiriendo en dicha comisión que todos sus males comenzaron con la presencia del ex ministro Sain en Santa Fe. Se dio ingreso a la denuncia de Traferri, la cual será analizada por la Comisión. Todo indica que si la Justicia no cuestionó el accionar de los fiscales Edery y Schapapietra, la Comisión tampoco lo haría. Lo cierto es que el tema de la investigación del citado senador seguramente llegará para su resolución a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dado que las resoluciones que se dicten en las instancias que restan, entre los fiscales que lo quieren investigar y el senador que quiere que se archive su causa; será apelado por uno y por otro hasta llegar al máximo Tribunal.

Fuente: https://www.infobae.com/

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*