“La hermandad es una planta que hay que cuidar y regar”

Expresó Elsa Dellasanta. “Porque de lo contrario se seca”, agregó. Estuvo en la tierra natal de Guillermo Lehmann y participó del cumpleaños 60 de Alois Henne, alcalde de Sigmarigendorf, quien fue uno de los protagonistas de la hermandad a partir de 1981.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

“Hace 10 años que no iba y fue una invitación de los integrantes del Consejo comunal y del alcalde Alois Henne cuando vinieron en 2006 a Rafaela en el marco del 125° aniversario de esta ciudad y los 25 años de la hermandad con Sigmarigendorf”, expresó Elsa Dellasanta a este cronista. En aquella oportunidad, Elsa Dellasanta había recibido una medalla de honor y las “llaves” de la ciudad hermana, por su aporte en estos 25 años, de manos del burgomaestre (alcalde) Henne, quien también fue protagonista de la hermandad producida en 1981 con motivo del centenario de la formación de nuestra ciudad. “La hermandad es una planta que hay que cuidar y regar porque de lo contrario se seca. Rafaela se adelantó a la globalización cuando hace 28 años por mérito del ingeniero Franz Mettenlaiter (fallecido) quien propuso esta iniciativa al Instituto Germano y tuvo eco en el entonces intendente Juan Carlos Borio y su secretario de Gobierno Luis Mársico (también fallecido)”, recordó. En estos años transcurridos se produjo un intercambio de pasantías estudiantiles y laborales de rafaelinos a Alemania y viceversa, generando amistades sociales. “Se multiplicó con la visita de la delegación alemana a nuestra ciudad en 2001 y esto produjo que varios jóvenes viajen durante 3 ó 4 meses a Sigmarigendorf, alojándose en casas de familia”, destacó. A través del contacto del citado Instituto se quedó a trabajar allá el rafaelino Rodrigo Gentile en una fábrica del príncipe Hohenzollern ubicada en Sigmaringen, que está pegada a Sigmarigendorf. “Hace poco volvió Juan Carlos Picard que terminó de estudiar en la escuela Técnica y ahora sigue en la UTN Rafaela, recibiendo un sinnúmero de atenciones durante su estadía en Alemania”, dijo.

COMUNA SANA

Sigmarigendorf y su área de influencia tienen unos 5.000 habitantes, ubicada en el suroeste de Alemania. Su economía se basa en dos industrias y la actividad agropecuaria (ganadería y agricultura), en una zona rodeada de mucho bosque. “Es una de las comunas más sana de la provincia Baden Württemberg, cuya capital es Stuttgart”, precisó Dellasanta. Alois hace 28 años que es alcalde y le quedan tres de mandato. En su reciente visita Elsa Dellasanta participó, el 22 de mayo último, del agasajo con motivo de cumplir 60 años de vida. “La gente habla maravillas de Henne, le organizaron fiestas en distintos lugares y terminó con una cena y baile, asistiendo también personas de los alrededores”, sostuvo. Está casado con Karin y tienen dos hijos: Matías y Hannes. Le otorgaron orden del mérito del Gobierno provincial y federal, dándole cargos honoríficos como controlador del Estado nacional. Conviene mencionar que Matías había hecho una pasantía en 2003 en Rafaela, colaborando con la Casa del Niño en Barranquitas y el Hogar Granja El Ceibo en el barrio Italia, continuando con la ayuda en la actualidad. Este retorno de Elsa a Alemania se produjo luego de coordinar un grupo -de Rafaela y la zona- por España, Francia, Austria, siendo al final de su itinerario la tierra natal de Guillermo Lehmann, formador de Rafaela. En la oportunidad, la entrevistada aprovechó para participar de un evento en la Universidad de Heidelberg, ubicada a 70 km al sur de Sigmarigendorf, lugar donde había estudiado Filología y Germanística, cuya casa de estudios tiene una filial en Santiago de Chile. También concurrió al Institute Goethe en Munich. “Siempre hago de intérprete y traductora, y en esta ocasión tuve encuentros amistosos y sociales con los alemanes”, concluyó.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*