Amenaza nuclear

Los estadounidenses, seguidos luego por la Unión Soviética y más tarde por otros países, comenzaron lo que resultó tener un carácter quizás infernal. Pues esta vez sí son responsables, pueden ser custodios, tienen la obligación de parar esto, incruentamente.

Porr Rosa Mayo de Marcuzzi (Esperanza)

Compartir:

Días pasados abordamos este tema: la belicista intrusión de Corea del Norte en el escenario mundial, con el lenzamiento de misiles de gran potencia y largo alcance. Pese a las reacciones de la mayoría de los países del mundo, en especial de los poderosos, como EE.UU., Rusia, China, Japón, los norcoreanos han seguido con sus acciones que parecieran ser de amedentramiento. Corea es una nación donde ya hubo una guerra, quedando dividida en Corea del Norte (comunista), con capital en Pongyiang, y Corea del Sur, se dice que democrática, aliada de EE.UU. y con capital en Seúl. En la guerra de Corea tuvo su desempeño EE.UU., estado gendarme, custodio,según sus autoridades, de las libertades de los pueblos. No se sabe quién le ha otorgado ese derecho, pero está. Para los yanquis, todo son amenazas hacia ellos: Irán, el conflicto de la franja de Gaza, Pquistán, Afganistám. algunos países emergentes. Quienes no están con ellos están contra ellos. Sea quien sea el gobernante: demócrata o republicano, los primeros más cautelosos y prudentes, pero al fin estadounidenses. Nadie niega la capacidad del gran país del norte en la construcción y reconstrucción de sí mismo: su poderío en todos los órdenes. Es que quizás sea uno de los pocos lugares en que se ha desarrollado el sistema de la meritocracia, tan vilipendiado por otros lares. Pero el mundo ha cambiado. EE.UU., Rusia, China, no tendrán otra alternativa que negociar, pues de lo contrtario es imprevisible lo que puede suceder. Recuerdo, para graficar mejor las ideas que deseo expresar, una buena película (norteamericana, claro, como casi siempre), protagonizada por Denzel Whasington y Gene Hackmann, ambos excelentes: “Marea roja”. La trama se desarrollaba en el “Alabama”, el primer submarino nuclear del país mencionado. Comandaba la nave un marino a la antigua usanza, que aún creía que el enemigo era Rusia. El segundo al mando, era un moreno intelectual destacado, que claramente expresa su teoría de que en la era nuclear el peor enemigo es la guerra misma. El primer personaje, representado por Hackmann y el segundo por Denzel. Como con frecuencia, al fin la película es casi una remake de la célebre “El motín del Caine”, con el incomparable Humprey Bogart y Van Jhonson. Sí, hay un motín. Pero en “Marea roja” prevalece al fin la prudencia y el reconocimiento por parte del Comandante, de que estaba equivocado y quizás sus concepciones ya no eran adecuadas.Magnífico Gene Hackmann en este pasaje. Bueno, ya derivé hacia el cine. Pero creo que así, sencillamente, se puede entender por qué no se debe, en esta època de armas poderosísimas, dispararse un solo misil. Y a no olvidar que la primeras bombas atómicas, arrojadas por orden de Harry Truman sobre Hiroshima y Nagasaky, fuenor diseñadas y construidas por un equipo norteamericano en El Alamo, estado de Texas, equipo dirigido por el cientítico Julius Robert Oppenheimer, a quien asesoraron Von Braun (emigrante nazi) y Enrico Fermi(científico del fascismo italiano). Los estadounidenses mismos, seguidos luego por la Unión Soviética y más tarde por otros países, comenzaron lo que resultó tener un carácter quizás infernal. Pues esta vez sí son responsables, pueden ser custodios, tienen la obligación de parar esto, incruentamente.

Rosa Mayo de Marcuzzi

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*