El Papa nombra obispos en Rosario y Gualeguaychú

El Santo Padre Benedicto XVI designó arzobispo de Rosario a monseñor José Luis Mollaghan, de 59 años, actualmente obispo de San Miguel y al obispo de Gualeguaychú a monseñor Jorge Eduardo Lozano, de 50 años, actualmente obispo auxiliar de Buenos Aires.

Compartir:

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 23 diciembre 2005 (ZENIT.org).- El Santo Padre Benedicto XVI designó arzobispo de Rosario a monseñor José Luis Mollaghan, de 59 años, actualmente obispo de San Miguel, según informó este jueves la Oficina de Información de la Santa Sede. Previamente aceptó la renuncia, presentada por razones de edad, del actual arzobispo, monseñor Eduardo Vicente Mirás, ex presidente de la Conferencia Episcopal de Argentina. Asimismo, el Santo Padre designó obispo de Gualeguaychú a monseñor Jorge Eduardo Lozano, de 50 años, actualmente obispo auxiliar de Buenos Aires. La diócesis de Gualeguaychú estaba vacante desde el 30 de noviembre de 2004, cuando el Papa Juan Pablo II trasladó a monseñor Luis Guillermo Eichhorn a la diócesis de Morón. Según informa la agencia Aica, monseñor José Luis Mollaghan nació en Buenos Aires el 2 de mayo de 1946, y cursó sus estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Arquidiocesano de Villa Devoto. En 1967 fue enviado a Roma donde permaneció 9 años y obtuvo la licenciatura en Teología y el doctorado en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana. Fue ordenado en la Ciudad Eterna el 19 de marzo de 1971. Fue asesor arquidiocesano de la Acción Católica durante dos períodos y asesor nacional de la Liga de Madres de Familia también durante dos períodos consecutivos. Fue vicario parroquial de Santa Ana, San José de Flores y Nuestra Señora del Socorro. Posteriormente fue el primer párroco de Madre Admirable. El 22 de julio de 1993, Juan Pablo II lo nombró obispo titular de Teuzi y auxiliar de Buenos Aires, y recibió la ordenación episcopal el 2 de octubre de 1993 en la Catedral Metropolitana. El cardenal Antonio Quarracino, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, fue el obispo consagrante, y obispos co-consagrantes, monseñor Ubaldo Calabresi, nuncio apostólico y monseñor Eduardo Vicente Mirás, obispo auxiliar y vicario general de Buenos Aires. En la arquidiócesis de Buenos Aires actuó como Pro Vicario General, Vicario Episcopal para los asuntos económicos y Moderador de la Curia. Fue secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina, durante dos períodos, secretario de la Comisión Episcopal para la Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires, miembro de la Comisión Episcopal para el ordenamiento territorial, presidente del Consejo Jurídico de la Conferencia Episcopal Argentina y Delegado ante el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En la última Asamblea Plenaria fue elegido miembro del Consejo de Asuntos Jurídicos de la Conferencia Episcopal Argentina. El 17 de mayo de 2000 Juan Pablo II lo designó obispo de San Miguel, diócesis de la que tomó posesión el 5 de agosto de ese año.

Arquidiócesis de Rosario

La arquidiócesis de Rosario fue creada como diócesis el 20 de abril de 1934 por el papa Pío XI, y elevada a arquidiócesis el 12 de agosto de 1963 por Pablo VI. Comprende, en la provincia de Santa Fe los departamentos de Belgrano, Iriondo, Rosario y San Lorenzo íntegros, y parte de los de Caseros y Constitución, con una superficie de 13.500 km2. Y una población de 1.600.000 habitantes, de los cuales el 85% católicos. La arquidiócesis rosarina cuenta con 118 parroquias, 249 sacerdotes (152 diocesanos y 97 religiosos), 4 diáconos permanentes, 80 seminaristas mayores, unas 300 religiosas y 140 centros educativos. Monseñor Mollaghan será el cuarto arzobispo de Rosario y sexto diocesano. Los pastores anteriores fueron: Mons. Antonio Caggiano (después cardenal) 1934-1959; Mons. Silvino Martínez 1959-1961: Mons. Guillermo Bolatti 1961-1982; Mons. Jorge Manuel López 1983-1993; y Mons. Eduardo Vicente Mirás 1993-2005.

Monseñor Lozano

Monseñor Jorge Eduardo Lozano nació en la ciudad de Buenos Aires el 10 de febrero de 1955. Tras sus estudios primarios en la escuela parroquial Santa Lucía, de Barracas, cursó los secundarios en la Escuela Industrial de la Nación «Otto Krausse» (ahora ENET Nº 1), de la que egresó en 1973 con el título de Electrotécnico. Fue también alumno de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Tecnológica Nacional. A los 22 años ingresó en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires donde cursó los estudios de Filosofía y Teología. En 1981 obtuvo el título de Bachiller en Teología, en la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA). El 3 de diciembre de 1982, junto con otros 18 diáconos, recibió la ordenación sacerdotal de manos del entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Juan Carlos Aramburu, en una celebración eucarística realizada por primera vez fuera del templo, en un acto multitudinario realizado en el estadio Obras Sanitarias de la Nación. Tras su ordenación continuó su formación con estudios de Teología Pastoral en la Facultad de Teología de la UCA, y participó de los cursos: Taller de Párrocos dictado por la Comisión de Ministerios de la Conferencia Episcopal Argentina, 1998; actualización Pastoral, por el Instituto Teológico-Pastoral para América Latina del CELAM (ITEPAL) (Bogotá 1997) y Planificación Pastoral de Conjunto, dictado por el CELAM en Córdoba, en 1991. Desde su ordenación sacerdotal desempeñó los siguientes cargos ministeriales: vicario parroquial en San Ignacio de Loyola (1983-1985), y en Nuestra Señora de Balvanera (1985-1988), y párroco de Nuestra Señora de la Anunciación; viceasesor arquidiocesano de los Jóvenes de Acción Católica, 1983-1987; miembro de la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Juvenil, 1984-1990; viceasesor de la Junta Arquidiocesana de la Acción Católica de Buenos Aires, 1987-1993; y vicepresidente de la Comisión Arquidiocesana de Institutos Educacionales Parroquiales (1990-1992); director ejecutivo de la Vicaría Episcopal de Pastoral; Secretario del Consejo de Pastoral Arquidiocesano; Coordinador del Plan de Pastoral Arquidiocesano; Delegado Arquidiocesano para el Gran Jubileo; y miembro del Consejo Presbiteral desde 1996. El 4 de enero de 2000 Juan Pablo II lo designó obispo titular de Fornos Mayor y auxiliar de Buenos Aires. El 25 de marzo de 2000 recibió la ordenación episcopal en la catedral metropolitana de manos del cardenal Jorge Mario Bergoglio S.J., arzobispo de Buenos Aires, y de los obispos co-consagrantes Raúl Omar Rossi, obispo electo de San Martín, y Mario José Serra, obispo auxiliar de Buenos Aires. Tras su consagración fue designado Vicario Episcopal de la zona Devoto de la arquidiócesis Porteña, oficio que desempeña actualmente, junto con el de Vicario Episcopal para la Juventud. En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Laico con dedicación a la Pastoral de Juventud.

Diócesis de Gualeguaychú

La diócesis de Gualeguaychú fue creada el 29 de junio de 1957, por el papa Pío XII. Comprende, en la provincia de Entre Ríos, los departamentos de Gualeguay, Gualeguaychú, Tala, Uruguay, Victoria e Islas del Ibicuy, con una superficie total de 33.887 km2. y una población de 315.000 habitantes (Censo 2001), de los cuales el 90% se declara católico. Según la última edición de la Guía Eclesiástica Argentina, la diócesis cuenta con 34 parroquias, 73 sacerdotes (51 diocesanos y 21 religiosos), 89 religiosas y 49 centros educativos. Monseñor Lozano será el cuarto obispo de Gualeguaychú, precedido por los obispos Jorge Ramón Chalup (1957-1966), Pedro Boxler (1967-1996), y Luis Guillermo Eichhorn (1996-2004).

Compartir:

2 thoughts on “El Papa nombra obispos en Rosario y Gualeguaychú

  1. padre los animales de circo sufren mucho para entretener a los niños, me parece que hizo una mala comparacion, los animales son de dios, un manto de piedad.

  2. Mira vos, qué buena onda que se fijo en Argentina y encima en las provincias. Hay pocos lugares en Argentina donde hay paisajes tan hermosos: Mendoza, Bariloche, Salta, Misiones, Rosario, etc. El año pasado alquilé un Departamento en rosario que planteaba una vista así. Me daba una paz inigualable. Me encantaría volver. Saludos Cande

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*