El escándalo del casamiento homosexual

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). Este casamiento gay constituye un mal antecedente y deterioro de los valores para una sociedad confundida. Que quede en claro que no se busca discriminar, al contrario reafirmar el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Compartir:

Que en nuestra sociedad haya homosexuales y nos hayamos acostumbrado a esa nueva realidad, es un signo que va en contra del orden natural entre un hombre y una mujer, pero de ahí a querer justificar el matrimonio gay es muy grave. Hace unos días se conoció la decisión de una jueza porteña que habilitó a la pareja homosexual Alex Freyre y José María Di Bello, pueda casarse este martes en Buenos Aires, pero lo llamativo fue que el jefe de gobierno Mauricio Macri no apele la medida considerada inconstitucional. Por este motivo, mantuvieron una tensa reunión el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio y Macri. Macri ratificó que respalda la autorización que la jueza en lo contencioso administrativo Gabriela Seijas otorgó a Freyre y Di Bello para casarse, por “respeto a las libertades individuales”, y Bergoglio lo criticó por “haber faltado gravemente a su deber de gobernante y custodio de la ley”, al no apelar el fallo. “La Constitución y los códigos nacionales no pueden ser modificados por un juez de primera instancia. Corresponde al mandatario del Poder Ejecutivo tomar todas las medidas para que haya certeza de la legalidad del acto que, en este caso, no la hay, y de allí surge la obligación de apelar”, sostuvo el Arzobispado mediante un comunicado. Macri dijo: “Yo soy católico, pero en este caso me corresponde representar a toda la ciudadanía y le expresé [al cardenal Bergoglio] que esto tenía que ver con una convicción personal en la defensa de las libertades individuales”. Por su parte, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, se expresó en contra del casamiento gay: “El primer instinto que me genera la definición de matrimonio es vincularlo con la familia, con la unión hombre-mujer”, dijo y aclaró que no desconoce “una realidad en la vida de muchas personas del mismo sexo donde se dan situaciones de convivencia, de un fuerte vínculo sentimental”. La crisis de valores que afecta hoy a nuestra sociedad hace olvidar que el origen mismo de la palabra “matrimonio” se remonta a disposiciones ancestrales del Derecho Romano donde la palabra “matrimonium” se vinculaba al derecho de toda mujer a tener hijos reconocidos expresamente en el seno de la legalidad. Esta decisión de la jueza de Buenos Aires podría considerarse contraria a distintos tratados internacionales con jerarquía constitucional desde 1994, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana de los Derechos Humanos, deduciéndose que sólo el matrimonio constituido por personales de distinto sexo es constitucional. A decir verdad, este casamiento homosexual constituye un mal antecedente y deterioro de los valores para una sociedad confundida. Que quede en claro que no se busca discriminar, al contrario reafirmar el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Compartir:

1 thought on “El escándalo del casamiento homosexual

  1. No aceptar un casamiento entre hombre no es discriminación, es tener coherencia de la vida, de lo natural. En nombre de la “democracia” se viola la Constitución ¡Por favor! Con ese criterio mañana saldrán los pedófilos también a pedir sus “derechos” y los violadores ¿ a qué estamos jugando? Para mí es perversión que nada tiene que ver con la democracia. Es igual que la mafia de los celulares a cualquier hora por televisión: manda colita al número tal, kama y te enseñamos… una vergüenza total, quienes son esas chicas que miran resignadas las cámaras. No serán los dueños tratante de blanca. ¿ A alguien le importa? Bilma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*