¿Cristina ganó por sus aciertos o por errores de la oposición?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). Vendrán cuatro años complicados para la Argentina desde lo institucional, lo económico, lo social. Y ahora Cristina avanzará con la ley de medios (artículo 161) y el aborto. ¿Cómo reaccionará la opinión pública?

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Era un hecho que previo a las elecciones primarias Cristina Fernández de Kirchner iba a ganar, pero nunca se creyó por tanta diferencia, obteniendo más del 50% de los sufragios y les sacó una diferencia de 30 puntos a los segundos en un empate técnico entre Alfonsín y Duhalde que sacaron 12% y muy seguido Binner con un 10%. Pero, ¿cuáles fueron los secretos de este aplastante triunfo de la actual presidenta impensado hasta para los más fanáticos kichneristas? A decir verdad, hay varios factores que incidieron entre algunas virtudes de este Gobierno y los errores de la oposición. Más allá de las dos derrotas que sufrió la actual administración nacional en 2008 con la pelea innecesaria contra el campo que desembocó con el voto no positivo de Cobos y luego en las parlamentarias de 2009, redobló la apuesta y avanzó con la nueva ley de servicios audiovisuales por entender que el periodismo es un “partido opositor”. En 2010 sobrevino la muerte de Néstor Kirchner que produjo dolor no solamente al interno de su familia sino que generó una movilización popular, especialmente de los jóvenes. Así Cristina aprovechó el luto sobre-actuando al mostrarse vestida de negro en estos meses inclusive en la noche del domingo último. Al mismo tiempo, la gente que la votó entiende que hay una cierta estabilidad económica por ahora por encima del 30% de inflación anual que golpea a todos los sectores sociales, sobre todo a los más pobres (más del 20% de desocupación) pero estos últimos reciben subsidios que se transforman en clientelismo político. Esta situación estuvo por encima también de los problemas del INDEC, de la errónea utilización de los fondos de la ANSES que en vez de darle el 82% móvil a los jubilados votado en el Congreso lo utiliza para financiar computadoras y “Fútbol para todos”, esta última fue una jugada fuerte para llegar a millones de hogares con la propaganda oficialista. Tampoco importaron las denuncias por corrupción sobre los casos recientes de Shoklender y las Madres de Plaza de Mayo o la valija de Antonini Wilson. Enfrente estuvo una oposición excesivamente fragmentada con candidatos que hace dos años estuvieron juntos como fueron Ricardo Alfonsín, Hermes Binner y Elisa Carrió por un lado y Eduardo Duhalde, Alberto Rodríguez Saá y Francisco de Narváez, que si hubieran ido juntos sumaban el 46%. ¿Cómo se explica que se haya malgastado tanto capital político? ¿Por qué no se presentaron o no acompañaron Carlos Reutemann, Julio Cobos, Mauricio Macri o Felipe Solá? Sin ánimo de crear desesperanza o pensar en un escenario hostil, la verdad es que vendrán cuatro años complicados para la Argentina desde lo institucional, lo económico, lo social. Y ahora Cristina avanzará con la ley de medios (artículo 161) y el aborto. ¿Cómo reaccionará la opinión pública? ¿Se respetará la Constitución?

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*