Apuro por matar

Asesinaron al bebé de Río Negro sin esperar el veredicto definitivo de la justicia. El aborto se realizó en el hospital Artémides Zatti el 18 de mayo, el mismo día en que se expidió la Cámara en lo Criminal. La Defensora de Menores apeló en tiempo y forma, pero al bebé ya lo mataron.

Compartir:

Asesinaron al bebé de Río Negro sin esperar el veredicto definitivo de la justicia

El aborto se realizó en el hospital Artémides Zatti el 18 de mayo, el mismo día en que se expidió la Cámara en lo Criminal. La Defensora de Menores apeló en tiempo y forma, pero al bebé ya lo mataron. El director del hospital, que pidió la actuación de la justicia porque “no se encontraba autorizado legalmente para llevar adelante la práctica”, no esperó que la justicia resuelva. Una causa judicial plagada de irregularidades.

El aborto fue solicitado en el Hospital Artémides Zatti de Viedma, por los padres de una nena de 13 años embarazada tras una violación. El director del hospital, Gonzalo Toundaian, pidió una autorización judicial y los padres de la menor presentaron un recurso de amparo. El violador sería el concubino de su abuela de 64 años que venía abusando de la nena desde hacía un año –según consta en el amparo-.

El 18 de mayo la Sala “B” de la Cámara en lo Criminal de la Provincia de Río Negro, autorizó por mayoría el aborto. Se manifestaron a favor los jueces Jorge Bustamante y Pablo Estrabou -que no firmó su fallo por encontrarse en uso de licencia-, y en disidencia el juez Antonio Cerdera. Ese mismo día y sin esperar el plazo previsto para la apelación, se cometió el irreparable crimen.

La apelación está en manos del Superior Tribunal de Justicia, que podría expedirse para sentar jurisprudencia. El juez Víctor Sodero Nievas, integrante de ese Tribunal, adelantó en los medios su aval a la sentencia de la Cámara (La

Fuente: Mañana de Neuquén, 22/05/2009) en Notivida, Año IX, nº 596, 24 de mayo de 2009.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*