Analizan el proyecto para crear jardines universitarios

Los ediles escucharon las opiniones de Ignacio López, Laura Culzoni y Mariana Andereggen. El CUR hará un relevamiento para conocer la posible demanda; luego avanzarán en el proyecto técnico, legal y económico. En otros lugares, estos jardines funcionan de día, pero la vida universitaria de Rafaela se da gran parte a la noche.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- En la mañana de hoy, los concejales se reunieron con el presidente del CUR (Consejo Universitario de Rafaela) Ignacio López (también es director del ITEC), la directora del ISPN°2 Laura Culzoni y la secretaria de Educación municipal Mariana Andereggen sobre el proyecto de resolución para la creación de jardines universitarios.

El proyecto fue ingresado por el bloque Cambiemos, solicitando al Consejo Universitario Rafaelino tenga a bien gestionar el establecimiento de jardines universitarios en ámbito de la ciudad de Rafaela, destinados a la atención y cuidado de hijos de estudiantes durante el cursado presencial por parte de sus madres y/o padres.

En la oportunidad, expusieron el proyecto los ediles Leonardo Viotti, Alejandra Sagardoy, Marta Pascual, Jorge Muriel, Brenda Vimo y Germán Bottero.

“Queremos lograr que en Rafaela esté el primer jardín universitario para que las madres y padres que estudian carreras terciarias o universitarias puedan tener donde dejar a los hijos pequeños, para así no dejar de cursar. Les gustó la idea y coordinamos una agenda en conjunto para cuantificar la posible demanda; luego pensar en el proyecto técnico, legal y económico, para ver las opciones, por ejemplo utilizar alguna infraestructura existente y largo plazo que cada institución tenga el suyo”, destacó Viotti ante la consulta de este cronista.

López expresó que “los concejales necesitan más información. Hay un estudio del 2013 sobre este tema realizado en el Instituto del Profesorado, donde Culzoni contó lo que se relevó en ese momento, teniendo en cuenta la demanda, las restricciones sobre todo el turno noche, donde no se recomienda llevar chicos a ese turno y la mayoría de las casas de estudio trabajan en ese horario. Andereggen contó sobre los jardines municipales y explicó cómo funcionan. Les presenté la experiencia del CUR sobre relevamiento de demandas”.

Y agregó: “Desde el Concejo dijeron que este es un primer encuentro para saber la necesidad real, que  no es algo que se hará de un día para el otro sino que es un proyecto, pero sí poner plazos para tener un jardín universitario dentro de poco tiempo en alguna de las casas de estudio, siempre y cuando haya una necesidad y factibilidad. Hay que reunir información para ver si es factible técnica y legalmente para después evaluarlo económicamente y ver si es viable para sostenerlo en el tiempo; esto lleva tiempo y trabajo. Acordamos que el CUR y el Concejo van a trabajar en conjunto, donde se generarán más reuniones para compartir ideas, información y se va a relevar las necesidades de jardines y de cualquier otra que haya en el ámbito universitario”.

Factibilidad técnica

Por su parte, Andereggen aclaró que “son casas de estudio que dependen de distintos  niveles, algunas a nivel nacional, otras provincial, otras son privadas o son mixtas público-privada; a la hora de resolver una situación como esta todos juntos es muy diferente el grado de autonomía que tiene cada una en el uso de recursos por lo que será un proceso largo. Desde lo legal y la factibilidad técnica y económica no es sencillo la instalación de un jardín maternal por los requisitos, la capacitación de quienes están al cuidado, los seguros, el tipo de atención que se da. En los lugares que hay jardines universitarios son para el personal universitario e hijos de estudiantes, en horarios diurnos, mientras que en Rafaela las casas de estudio funcionan de noche”.

Otra de las consultadas fue Culzoni: “esta idea similar se estaba pensando desde el 2013 sobre el lugar y las finalidades con la necesidad de dar respuesta a los adultos que son padres o madres, siendo una dificultad dejar a sus niños para poder ellos estudiar en los niveles terciario o universitario. La idea era compartir el proyecto con nosotros para conocer nuestra opinión y ver qué posibilidades hay; vamos a llevar esta inquietud a la reunión del CUR del mes próximo y se iniciará un relevamiento sobre qué cantidad habría de estudiantes en esa situación para implementar un jardín universitario. Con esos datos concretos se armará una fundamentación y se elevará a las autoridades de las distintas administraciones sobre la necesidad de un jardín universitario para que sea posible en Rafaela”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*