Abogados católicos rechazan manifestaciones de Argibay sobre el aborto

Es necesario reiterar que por más eufemismos que se utilicen, el aborto provocado es sencillamente un asesinato, en el que la víctima es la persona por nacer, dice el comunicado.

Compartir:

Entre los días 16 y 17 de septiembre se realizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un seminario internacional con el título “Avances y asignaturas pendientes en derechos sexuales y reproductivos. El aborto: sus diferentes realidades”. La primera jornada se desarrolló en el anexo del Senado de la Nación y la segunda en un hotel céntrico. El evento fue organizado por el grupo apóstata Católicas por el Derecho a Decidir, una ONG abortista internacional cuya filial argentina tiene sede en Córdoba. Participaron, entre otros, Jefferson Drezett (Director del Servicio de Aborto Legal y Seguro del Hospital Pérola Byington de San Pablo, Brasil); María Consuelo Mejía (Católicas por el Derecho a Decidir, México); Ana Ferrarotti (directora del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable); Marta Alanís (Católicas por el Derecho a Decidir, Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Argentina); Yamilia Balbuena (Casa de la Mujer Azucena Villaflor); Estela Díaz (ADEM); Verónica Marzano (Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto); la activista feminista Alejandra Ciriza (CONICET); la diputada Silvia Augsburger (PS, Sta.Fe), la diputada Juliana Di Tulio (FpV, BsAs), el diputado Juan Sylvestre Begnis (FpV, Sta. Fe), la senadora nacional Marita Perceval (PJ, Mendoza) y María Luisa Storani, diputada electa por la UCR, que se comprometió a impulsar la agenda de género durante los cuatro años de bancada que inicia el próximo 10 de diciembre.

En la inauguración expuso Carmen Argibay, ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que hizo propias las consignas y reclamos de la “Campaña Nacional por el Derecho al Aborto”, concluyendo que frente a un embarazo, “cada mujer tiene que decidir lo que a ella le conviene”. Las declaraciones de Argibay fueron deploradas enfáticamente por la Corporación de Abogados Católicos que además de reiterar que se está promoviendo el asesinato de personas por nacer, advirtió la gravedad de que un miembro del más alto Tribunal de la Nación “arremeta contra preceptos contenidos en Tratados Internacionales, con rango constitucional y en el Código Civil, que amparan la vida humana desde la concepción”.

A continuación la Declaración de la Corporación de Abogados Católicos:

La doctora Carmen Argibay, acaba de hacer una encendida defensa del aborto. Es necesario reiterar que por más eufemismos que se utilicen, el aborto provocado es sencillamente un asesinato, en el que la víctima es la persona por nacer. Su apología se torna mas grave en este caso, por provenir de una Ministro de la Corte Suprema de Justicia. La Dra. Argibay, entre otros argumentos, afirmó que “no es lo mismo la vida antes del nacimiento que después, ya que un feto no puede vivir sin la madre, no es independiente hasta que nace, y que, recién cuando nace, puede ser considerado persona desde el punto de vista jurídico”. Este singular criterio de la Dra. Argibay, además de desconocer el sentido común, ya que la independencia de un niño demandará varios años, arremete contra preceptos contenidos en Tratados Internacionales, con rango constitucional y en el Código Civil, que amparan la vida humana desde la concepción.

La Corporación de Abogados Católicos deplora enfáticamente estas manifestaciones y denuncia el peligro que corre la sociedad, en tanto provienen de un miembro del más alto Tribunal de la Nación.

Alberto Solanet, Presidente

Guillermina M.C. de Fuschini, Secretaria

Fuente: NOTIVIDA, Año IX, Nº 615, 18 de septiembre de 2009

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *