150.000 personas murieron en los últimos 20 años en Argentina

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela FM 90,9 conducido por Emilio Grande (h.).- Lamentablemente, las muertes por accidentes de tránsito siguen produciéndose en nuestro país, siendo una materia pendiente para la dirigencia política en no reaccionar ante este drama humano para realizar autopistas y, al mismo tiempo, la gente sigue conduciendo desastrosamente. Hace unos días, estuvo en Rafaela el director ejecutivo de la Fundación Metas Siglo XXI, Osvaldo Ottaviano, expresando que “la cantidad de víctimas que tenemos en las rutas puede reducirse drásticamente transformando el diseño de estas carreteras. Si vos separás los flujos de tránsito en dos rutas paralelas, es inimaginable un choque frontal, que hoy te causa el 66% de las muertes en las rutas”. El proyecto de Autopistas Inteligentes denominado “Plan Laura”, proyecto principal de la Fundación Metas siglo XXI de la década de los 90, que ya cuenta con la aprobación de 17 legislaturas provinciales y que el doctor Guillermo Laura, presidente de la Fundación, fue presentado en el Congreso de la Nación. “Es un tema de dificilísima resolución si se pretende supeditarse a la partida presupuestaria, cualquiera sea el Gobierno de turno, en el listado de cosas que hoy tiene el país. Es por eso que nosotros desde hace varios años y visto los fracasos que son recurrentes, vemos que hay que pensar en algo nuevo, en algo diferente, hay que cambiar el modelo de gestión en primera instancia, ya que nunca es difícil emprender obras de gran escala y de semejante magnitud”, dijo Ottaviano. En este contexto, la Asociación Civil Luchemos por la Vida difundió estadísticas escalofriantes: en Argentina en los últimos 20 años murieron 150.000 personas (7.500 por año) por esta causa y millones han resultado heridas, sufriendo discapacidades permanentes. También hay que tener presente a millones de personas que nunca se cuentan entre las víctimas de tránsito, que son sus familiares y seres queridos, que son muchas más que las que se ven en el lugar del siniestro. A decir verdad, en nuestro país ninguna guerra, ni catástrofe o desastre natural ha producido semejante tragedia. Todos los esfuerzos que se hagan para evitar estas tragedias lo valen. En cada vida que se va, hay muchas más dañadas para siempre. El mejor homenaje que como sociedad se les puede brindar es hacer lo necesario para que estas muertes evitables no sigan repitiéndose. ¿Por qué los últimos gobiernos nacionales no realizan las obras de infraestructura para contar con autopistas como tienen otros países que evitarían miles de muertes? La respuesta es sencilla no pueden recibir coimas porque es un emprendimiento privado…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *