Obispo venezolano denuncia el derroche para exportar el socialismo

El primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana y arzobispo de Coro, monseñor Roberto Lückert, considera que la discusión del socialismo del siglo XXI no sea una prioridad, ya que existen otros problemas en el país y ha denunciado los derroches que se están dando.

Compartir:

En una entrevista concedida a una emisora de radio, el pasado 27 de febrero, el purpurado cuestionó que el Jefe de Estado actúe «con tanto celo para resolverle los problemas a Argentina y a Bolivia, en echar asfalto a las carreteras y resolver el problema de la luz a Nicaragua, cuando acá en Venezuela tenemos problemas urgentes que resolver».

Al considerar la situación de la industria nacional y los problemas que hay para el mantenimiento de la producción, mientras el gobierno anuncia un nuevo préstamo a otra nación del continente, monseñor Roberto Lückert apuntó que son parte de las contradicciones del primer mandatario nacional.

«Esas son las contradicciones del presidente de la República, por un lado un país que se le está desbaratando, una cantidad de problemas de tipo social y por el otro lado el presidente regalando el dinero que no es de él, porque esto no es un conuco del presidente de la República, él tiene que rendirle cuentas al país y decir en qué utiliza el dinero del país, yo regalo lo que es mío, lo que no es mío yo no lo puedo regalar», puntualizó.

Sobre el llamamiento del primer mandatario nacional al Episcopado venezolano para discutir el socialismo del Siglo XXI, el vicepresidente de la CEV, dijo: «Yo creo que antes de ponernos a discutir sobre filosofía política-social y económica, tenemos que actuar».

Sobre la carta pastoral de monseñor Moronta, el arzobispo de Coro señaló que en ella se propone la doctrina social de la Iglesia y no el Socialismo del Siglo XXI, como afirmaba el presidente de la República, Hugo Chávez.

«Tenemos los documentos de la Iglesia, tenemos un cuerpo de doctrina que se llama ‘Doctrina Social de la Iglesia’ que es la que propone monseñor Mario Moronta en su documento, pero que lamentablemente él (Chávez), lo va a obviar», puntualizó Monseñor Lückert.

Pidió que se lea de manera correcta la carta pastoral del obispo de San Cristóbal, Mario Moronta, en la que se hace un llamamiento a combatir la inseguridad en la frontera y no solamente la propuesta de discutir el socialismo del Siglo XXI.

Reiteró monseñor Lückert: «No pueden reducir la carta de Mario Moronta, como reducen el pensamiento del libertador, por favor, léanla, léanla bien, que allí hay mucha tela que cortar, monseñor Moronta es allí muy sensato y está fundamentado en la doctrina social de la Iglesia, no sigamos reduciendo al Libertador en su pensamiento y no sigamos reduciendo el Evangelio».

El vicepresidente de la CEV criticó el excesivo gasto del gobierno venezolano en armas, para un país que no ha tenido enfrentamientos internos, ni con otras naciones desde hace más de un siglo.

«Esa cantidad de dinero que están empleando en armas, vamos a emplearla en salud, en educación, vamos a reactivar el aparato productivo y sobre todo, vamos a hacer una campaña para que los venezolanos entendamos, que la virtud del trabajo, es una virtud cristiana y que no podemos seguir viviendo de la vagancia», señaló el arzobispo de Coro.

Indicó que, al mantener este modelo a través de las misiones y la entrega de recursos de manera indiscriminada, «estamos terminando con construir un país de flojos y de haraganes, donde no han entendido que el trabajo es virtud y la única forma que tengo yo para santificarme, como cristiano es a través del trabajo».

Fuente: www.nuevoencuentro.com en www.politicaydesarrollo.com.ar.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*