Mario Vecchioli: cantor de la gesta gringa

El 20 de noviembre se cumplieron 30 años de la muerte del poeta nacido en Sunchales, estudió en Italia y gran parte de su vida transcurrió en Rafaela.

Por Javier Alfonso (Rafaela)

Compartir:

Mario Vecchioli nació en Sunchales el 25 de marzo de 1903, se casó con Florinda Platini y de esa unión nacieron dos hijos: Omar Eugenio Julio y Martha Herminia, que le dieron 7 nietos; falleció en Rafaela el 20 de noviembre de 1978.

A ITALIA

A los 10 años fue llevado por su padre a Italia, permaneciendo hasta los 18; realizó los estudios primarios y secundarios en el Coleggio Convito Campana, aristocrático colegio que albergaba a un selecto plantel de profesores y privilegiados alumnos. De él egresaron dos alumnos que luego serían consagrados Papas -León XII y Pio VIII-, literatos y políticos, entre otros. Con anterioridad, en nuestro país, pasó por la Escuela N° 385 -hoy Sarmiento-, de la localidad de Vila, donde cursó primer grado en 1910. En el colegio italiano, de formación cristiana, adquirió gran cultura, estudiando griego, latín, francés e italiano. En abril de 2001, merced a gestiones de la Sociedad Italiana de Rafaela, se colocó en el ingreso a la Biblioteca Histórica del Coleggio Campana, una placa de homenaje al Poeta, por su trascendencia en las letras de América.

DE REGRESO EN ARGENTINA

El regreso a la Argentina se produjo en 1921, radicándose en Rafaela, desde donde comenzó a proyectar su obra literaria iniciada en Italia en la producción de novelas de aventuras documentadas en cuadernos del colegio cuando tenía entre 12 y 15 años. Si bien su idea fue estudiar Medicina en Italia, un profesor-sacerdote del Coleggio Campana le vaticinó: “Lei sará scrittore, non dottore”. En 1931 comenzó a desempeñarse como colaborador del diario La Opinión, y en 1934, como comentarista de “El Norte”, anticipando inquietudes periodísticas.

SU OBRA

En vida publicó ocho libros: Mensaje Lírico, Tiempo de Amor, La Dama de las Rosas (ver nota de Juana de América), Silvas Labriegas, De otros días, El sueño casi imposible (Canto a Rafaela), Lugar de tierra nuestra (Divagaciones de una pipa), y Reiteración del Hombre. El primero tuvo su nacimiento en 1946, y el último en 1977, encontrándose en plena elaboración literaria cuando se produjo su muerte. Obtuvo premios regionales, nacionales y panamericanos. En 1977, la Dirección General de Cultura de la provincia de Santa Fe le adjudicó el premio “José Pedroni”, al considerarlo autor de la mejor creación poética, “El sueño casi imposible”. En 1990 su poesía representó a la Provincia en el Congreso Latinoamericano y del Caribe de Cultura. Su obra está incluida en numerosas antologías. Es autor de las Marchas Oficiales de Rafaela, Sunchales, Escuelas Normales de la Provincia y Escuela Gabriela Mistral. Su colega Giuseppe Mascotti -enamorado de su estilo-, tradujo íntegramente al italiano la obra completa, édita e inédita, haciéndolo parcialmente al piamontés Juan Tosco y el crítico italiano Giusep Goria. Parte de su obra fue traducida al portugués y al Braille. Publicó en diarios y revistas de América. En 1981, con motivo del centenario de Rafaela, la Municipalidad hizo editar su obra poética en cuatro tomos.

SU PROYECCION SOCIAL

Al mismo tiempo que escribía, fue director de Cultura y Acción Social, y creó la Biblioteca Municipal. Fue Secretario de Gobierno y Hacienda de la Municipalidad de Rafaela, Gerente de la Sociedad Italiana durante 50 años, y fue electo concejal. Actuó en la Asociación Rafaelina de Básquetbol, la Liga Rafaelina de Fútbol y el Club Atlético de Rafaela, siendo -en 1926- integrante de la primera comisión de las 500 Millas Argentinas. En 1984 se construyó en Rafaela la plaza Mario R. Vecchioli, con escultura en bronce y mármol efectuada por el artista Ernesto Murillo. Una calle lleva su nombre, al igual que bibliotecas, colegios -la Escuela Nacional de Comercio-, y varias salas culturales.

Javier Alfonso

Fuentes: Familia Vecchioli y Revista “75 años” del diario La Opinión.

Compartir:

1 thought on “Mario Vecchioli: cantor de la gesta gringa

  1. Tenia referencias, acerca de la obra de Mario Vecchioli,. hoy al leer algunos de sus poemas que me acercó su hijo aqui en santiago, sentí una gran emoción por la extraordinaria calidad de sus textos ,llenos de emoción y de asombrosas metáforas. ¡Como me hubiera gustado conocerlo.! Por consuelo tengo, conocer a quien fuera un buen amigo de Mario, me refiero al excelente poeta Fortunato Nari, representantes sobresalientes de un mundo cultural que lamentablemente no conozco en profundidad, por esas cuestiones incomprensibles de una lejanía que no se justifica. Aqui los escritores santiagueños, estamos muy relacionados con los poetas de Salta, Chaco, La Rioja, Formosa, Corrientes, aunque no con Santa Fe, no encuentro la razón de esta situación.Ojalá en el futuro podamos revertirla. Afectuosamente. Carlos Figueroa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*