Las afirmaciones del Papa en un libro

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). Benedicto XVI busca “con cautela y valor una manera pragmática a través de la cual los misioneros y otros operadores eclesiales puedan ayudar a superar la pandemia del SIDA sin aprobar, pero sin excluir -en casos particulares- el uso del profiláctico”.

Compartir:

Se presentó el libro “Luz del Mundo. El Papa, la Iglesia y los signos de los tiempos”, que contiene una conversación de Benedicto XVI en una entrevista con Peter Seewald”. Rino Fisichella (presidente del Consejo Pontificio para la promoción de la nueva evangelización) explicó que Seewald preguntó al Papa sobre “los grandes temas que marcan la teología del momento, los diferentes acontecimientos políticos que siempre acompañaron las relaciones entre los diferentes países y los interrogantes que ocupan gran parte del debate público. Estamos ante un Papa que no se niega a responder a ninguna pregunta, que se expresa con un lenguaje sencillo, pero no por eso menos profundo, y que acepta con benevolencia las provocaciones de tantas preguntas”. Reducir la entrevista a una frase sacada de contexto y de todo el pensamiento de Benedicto XVI sería una ofensa a la inteligencia del Papa y una manipulación gratuita de sus palabras. Lo que surge del marco general de estas páginas es la visión de una Iglesia llamada a ser la luz del mundo, signo de unidad de todo el género humano. Condensa su pensamiento, sus preocupaciones y sufrimientos de estos años, su programa pastoral y las expectativas para el futuro. La impresión que se tiene es la de un Papa optimista sobre la vida de la Iglesia, a pesar de las dificultades que la acompañan desde siempre. Es una entrevista que supone un reto para hacer un serio examen de conciencia dentro y fuera de la Iglesia con el fin de lograr una verdadera conversión del corazón y de la mente. Las condiciones de vida de la sociedad, la ecología, la sexualidad, la economía y las finanzas, la Iglesia, cuestiones que requieren un esfuerzo especial para verificar la dirección cultural del mundo de hoy y las perspectivas que se abren para el futuro. El periodista Luigi Accatoli sugiere a sus colegas periodistas que lean este libro como una visita guiada al laboratorio papal de Benedicto XVI y al mundo vital de Joseph Ratzinger. “Vislumbraremos a este hombre llamado a ser Papa, en la actitud con la que ha publicado los dos volúmenes sobre Jesús de Nazaret, que propone no como documentos de magisterio, sino como atestados de su búsqueda del rostro del Señor”. Benedicto XVI se interroga sobre sus 83 años y se plantea “la oportunidad de la dimisión si se encontrase incapacitado para cumplir su misión”. Niega haber pensado en dimitir por el escándalo de pedofilia: “No se puede huir en el momento del peligro. Sabemos que todos los Papas contemporáneos se plantearon el problema de la dimisión, pero antes de esta entrevista ninguno lo había hecho en público.” Benedicto XVI busca “con cautela y valor una manera pragmática a través de la cual los misioneros y otros operadores eclesiales puedan ayudar a superar la pandemia del SIDA sin aprobar, pero sin excluir -en casos particulares- el uso del profiláctico” y reafirma el carácter “profético” de la “Humanae Vitae” de Pablo VI.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*