Juan Pablo II en Iphone, el beato de los medios de comunicación

En el día de la beatificación de Juan Pablo II, el Vaticano quiso rendir homenaje al “papa mediático” también a través de los modernos instrumentos de la web. Y lo hizo realizando www.juanpabloii.va; un sitio que utiliza la fuerza y la inmediatez de las imágenes como vehículo de comunicación preferencial, y le ofrece a los fieles y peregrinos de todo el mundo la posibilidad de recordar la vida del Papa, mediante algunos de los momentos más significativos de su papado y su historia.

Por monseñor Lucio Adrián Ruiz (Ciudad del Vaticano)

Compartir:

CIUDAD DEL VATICANO, sábado, 21 de mayo de 2011 (ZENIT.org).-En el día de la beatificación de Juan Pablo II, el Vaticano quiso rendir homenaje al “papa mediático” también a través de los modernos instrumentos de la web. Y lo hizo realizando www.juanpabloii.va; un sitio pensado y proyectado para acompañar los días de la beatificación, un sitio que utiliza la fuerza y la inmediatez de las imágenes como vehículo de comunicación preferencial, y le ofrece a los fieles y peregrinos de todo el mundo la posibilidad de recordar la vida del Papa, mediante algunos de los momentos más significativos de su papado y su historia.

No era difícil concebir la idea, como es fácil intuir observando el florecimiento de iniciativas en todos los medios de comunicación en concomitancia con la beatificación…. quizá lo que faltaba era el tiempo para realizarla, para poder expresar con los medios tecnológicos algo de la grandeza espiritual que el Papa Wojtyla supo comunicar siempre con su persona y su palabra.

Porque no era su “carisma mediático”, que era extraordinario, lo que atraía al mundo, sino su “comunicación con Dios”, la experiencia del amor personal con Cristo, que supo vivir hasta el final y que fue capaz de transmitir en cada gesto, en cada palabra, en cada imagen … Esa “teología del cuerpo” que nos enseñó desde el comienzo de su Pontificado, que hizo presente y viva hasta el final, escribiendo la última página con ese último Ángelus desde la ventana que nunca olvidaremos …

No era “carisma mediático” era “mística de amor” vivida con todo su ser, su alma y su cuerpo, y esto nos fascinaba … Este poeta, este actor, este enamorado de Cristo que llegó a ser Papa, conquistó en seguida los medios de comunicación, pero su verdadera fuerza no era su capacidad mediática, sino su relación íntima con Dios, que supo hacer visible con sus dones personales.

Es por eso que cuando llegó el momento de rendir homenaje a Juan Pablo II, las ideas brotaban solas, porque bastaba oír su voz, mirar alguna foto, leer sus palabras para querer, una vez más, transmitir esa fuerza, ese entusiasmo , esa vida que él emanaba sacándola de la única fuente posible: su amistad personal, intensa y fiel con Cristo.

Y así todas las instituciones que tenían que ver con los medios de comunicación, en sus diversas formas, se pusieron en marcha juntas, para que fuera de nuevo visible quien había llenado de vida todas las expresiones mediáticas. Debía ser una iniciativa que implicara a todos los medios de comunicación, mediante todo tipo de dispositivos, especialmente los que él no había conocido, para que, como beato, pudiera peregrinar también aquí.

Y así este “peregrino” se ha hecho presente no sólo en la televisión, la radio, la web, sino también en los teléfonos móviles, iPhone, Ipad. El objetivo, el mismo de su ministerio, es acompañar al hombre, entrar en su corazón, presentar el mensaje y la persona de Jesús.

Para ellose ha realizado un sistema que ha incorporado textos, vídeos, fotos, que, con diferentes tecnologías, podían llegar no sólo a todos los dispositivos, sino a todos aquellos que deseaban, con un vuelco del corazón, entrar en el gran río sus enseñanzas. Cada imagen, acompañada de una pequeña frase, permite entrar en toda la riqueza de su Magisterio de la misma manera que hacía él cuando aparecía en público: una sonrisa, un gesto, una mirada, capturaban la atención y luego dejaban espacio al silencio, un silencio sagrado, la única dimensión verdadera en la que el hombre se encuentra con Dios

Este fue el gran reto: hacer lo que siempre había hecho él, hacer que los medios de comunicación fueran un canal a través del cual cada uno tuviera la posibilidad de encontrarse con Dios

La actividad comenzó unos dos meses antes del acontecimiento, poco después de que el 14 de enero de 2011, se anunciara que el 1 de mayo iba a ser la fecha de la beatificación. Debido al corto plazo, la cantidad de trabajo que se presentaba era impresionante, pero no lo suficiente como para desistir de la empresa.

Tras definir la estructura del sitio, se pasó inmediatamente a la fase de recogida de material. El sitio contiene 500 fotos, más de 30 vídeos y 400 frases en seis idiomas diferentes (¡un total de 2.400 frases!). Si tenemos en cuenta la duración y riqueza del pontificado de Karol Wojtyla, es fácil imaginar la gran cantidad de material disponible (¡miles de frases, millones de fotografías, cientos y cientos de vídeos!). El trabajo más duro, de hecho, no era encontrar el material (gracias a la valiosa y significativa colaboración que inmediatamente se estableció entre todas las instituciones vaticanas), sino seleccionarlo.

La idea básica era, por un lado, crear “algo” que ya estuviera presente en www.vatican.va, Radio Vaticano, Centro Televisivo Vaticano, L’Osservatore Romano, Librería Editrice Vaticana …, y, por el otro, algo que fuera como “un libro de recuerdos”, es decir, una cosa sencilla en sí, pero que dispusiera el corazón y la mente a profundizar y, sobre todo, a la oración, al silencio, a la meditación, a un encuentro con el Señor: “ … ¿a quién habéis venido a buscar? … ¡habéis venido a buscar a Jesucristo!” (Discurso del Santo Padre Juan Pablo II durante la ceremonia de acogida – Jornada Mundial de la Juventud 2000, Plaza de San Pedro, 15 de agosto de 2000).

Para organizar sistemáticamente el complejo trabajo de selección, se eligieron primero los temas (por ejemplo, niños, jóvenes, elección, atentado, jubileo, etc.) y luego se decidió presentarlos en una sección dedicada a cada uno de ellos en forma de “libro” de imágenes, acompañadas por una frase, que recordaran algunos de los momentos más significativos de su pontificado.

Se realizó también una sección similar exclusivamente con vídeos, uno por cada año. De las otras secciones del sitio una está dedicada totalmente a las oraciones del Papa Wojtyla, otra al “streaming”, que ha permitido seguir en directo el acontecimiento también a muchos peregrinos que estaban demasiado lejos de la Plaza de San Pedro y de las maxipantallas. Sin duda, una sección especial es la dedicada al Tríptico romano, que se decidió poner a disposición sin ningún comentario, en modo de acercar de la manera más sugestiva e inmediata el Papa al poeta.

Como es sabido, el sitio desde su primerísima ideación, está pensado para todo tipo de tecnología: PC, Laptop, dispositivos móviles, smartphones, el iPhone, IPad, etc. Todo esto, si desde el punto de vista técnico ha incrementado la complejidad de la solución, ha permitido, sin embargo, ofrecer la máxima accesibilidad, especialmente a los peregrinos que podían visitar la página dondequiera que estuvieran y desde cualquier dispositivo durante la peregrinación y las jornadas de la beatificación, siguiendo los acontecimientos a través de las imágenes y las palabras del beato Juan Pablo II y rezando con él en el momento más intenso dedicado a él.

Las instituciones vaticanas que han participado en el proyecto son todas las que por diversas razones tienen que ver con los medios de comunicación, pero no sólo. Y son: el Servicio Internet Vaticano de la Dirección de Telecomunicaciones, el Servicio fotográfico de L’Osservatore Romano, Radio Vaticano y el Centro Televisivo Vaticano, Libreria Editrice Vaticana, la Oficina de Prensa y el Consejo pontificio para las comunicaciones sociales, la Opera Romana Pellegrinaggi y la Congregación para la evangelización de los pueblos. Todos, según sus funciones y en diversa medida pero siempre con absoluta unidad de propósitos, han contribuido a la realización de este proyecto común.

El sitio, que fue lanzado el 29 de abril, recibió unos 3 millones y medio de visitas en los días inmediatamente anteriores al acontecimiento y aproximadamente 5 millones el 1 de mayo.

Desde su lanzamiento hasta el 8 de mayo el número de las visitas fue de unos 13 millones. Los países en los que ha habido mayor interés son en primer lugar Italia (como es imaginable), inmediatamente después Estados Unidos, luego Brasil, Argentina, México y España con un número parecido de visitas. Tras Alemania sigue Polonia, con un número menor de visitas, lo que lleva a confirmar el hecho de que los peregrinos polacos asistieron a la misa en la Plaza de San Pedro, el 1 de mayo.

Las imágenes más “clicadas” han sido las relativas al recuerdo de su pontificado y, dentro de la sección específica, las de la elección de Juan Pablo II.

El sitio, en su proyecto original, nació para acompañar los días de la beatificación, un homenaje al Pontífice Peregrino que, no sólo con sus viajes, sino también a través de todos los medios de comunicación, quiso llevar el Mensaje de Jesús hasta los extremos confines de la tierra.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*