Inseguridad reinante en Argentina

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

Fiel a su estilo confrontativo con casi todos los actores sociales y poco abierto a las propuestas y a las críticas, el presidente Néstor Kirchner salió al cruce de la marcha de hace unos días organizada por Juan Carlos Blumberg, ante una multitud en Plaza de Mayo, ante los altos índices de inseguridad en la Argentina. Sin mencionarlo, Kirchner señaló que “la palabra democracia y la palabra seguridad que tantos menean unos y hablan tantos no se construye ni con un palo en la mano ni con actitudes o supuestos esquemas determinados”. Y agregó que “es muy fácil levantar a veces voces fiscales, colocarse en una punta de la sociedad. Lo único que les interesa es llegar a ser por ser, ver qué parte del poder tienen para ver cómo lo instrumentan y lo utilizan”. Mientras tanto, hasta ahora el gobierno nacional no toma medidas contundentes y visibles para disminuir el descontento social y de alguna manera vaciar de contenido el discurso de Blumberg. ¿Qué propone el padre de Axel que fue asesinado en abril de 2004? En la protesta Blumberg hizo una propuesta de 18 puntos, entre los más importantes rechazó el proyecto de reforma del Código Penal que establece el máximo de prisión de 30 años y derogar la reincidencia, reducción de la edad de la imputabilidad de los menores, la creación de una policía única en el país y una política de Estado contra el narcotráfico. Pero fue más allá en sus postulados: urbanizar las villas miserias, combatir el tráfico de drogas, investigar el patrimonio de los jueces federales, controlar a los presos que salen en libertad condicional y atender a los chicos de la calle. En este contexto, surgió otro elemento de la reinante inseguridad en el país: el documental “Fuerza Aérea SA” del director Enrique Piñeyro destapó otra olla sobre las irregularidades que hay en el control de la aviación civil. Denuncia graves fallas en el control de la aviación comercial que está a cargo de la Fuerza Aérea. Por este motivo, Piñeyro tuvo que declarar ante el fiscal federal Carlos Rívolo porque acusó a varios integrantes de la Fuerza Aérea de tener nexos con las empresas privadas del sector, como también la falta de controles de los aviones y de los aeropuertos y de expertos técnicos en áreas sensibles de la aviación y que no saben hablar inglés. En este momento, el Gobierno propone su traspaso de la Fuerza Aérea a la Secretaría de Transporte. ¿Será para cambiar radicalmente estos problemas de fondo que atañen a tanta gente que viaja en avión o solamente para un cambio de maquillaje?

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*