Información o interés comercial en 7 FM de la ciudad de Rafaela

Se trata de un trabajo de investigación realizado por Matías Barale y Carlos Mondino, alumnos de tercer año de la Tecnicatura en Periodismo de la UCSE DAR, en la cátedra “Periodismo Radiofónico” a cargo de Emilio Grande (h.)

Compartir:

Universidad Católica de Santiago del Estero Departamento Académico Rafaela Cátedra: Periodismo Radiofónico Tecnicatura en Periodismo Profesor: Emilio Grande 3º año

Trabajo de investigación

“Información o interés comercial en 7 FM de la ciudad de Rafaela”

Alumnos: Matías Barale – Carlos Mondino Año 2007

Introducción: Desde que Latinoamérica finalizó su extenso e inhumano período de procesos militares y comenzaron los procesos de democratización, ha cambiado notablemente su perspectiva a nivel político social y también a lo que se refiere a los medios de comunicación, teniendo en cuenta el nuevo régimen democrático. Algunos Estados latinoamericanos han realizado numerosos e importantes cambios a sus legislaciones, como por ejemplo la reforma constitucional realizada en Argentina durante el período de Menem o la actual realizada por Hugo Chávez en Venezuela. Sin embargo, es importante destacar que no todos los aspectos fueron modificados y adaptados a la democracia, como por ejemplo el decreto ley 22.285 de radiodifusión Argentina que fue elaborada durante la última dictadura pero con características democráticas, una curiosa operación que hoy recibe numerosas críticas de amplios sectores del periodismo referidas a su contenido y que hace que hoy en Rafaela y el país el sistema de medios, en especial los de radiodifusión, sufran una total decadencia en lo que se refiere a su legalidad, origen respecto a su posición dentro del campo de los multimedios y su pobre e insuficiente criterio informativo. Harold Laswell*, uno de los fundadores de la moderna ciencia política, advirtió que las minorías inteligentes deben reconocer la “ignorancia y estupidez de las masas” y no sucumbir a “dogmatismos democráticos acerca de que los hombres son los mejores jueces de sus propios intereses”. Los mejores jueces no son ellos, somos nosotros. Las masas deben ser controladas por su propio bien y en las sociedades más democráticas, donde no cabe el recurso de la fuerza, los manipuladores sociales deben utilizar “todas las nuevas técnicas de control, en buena medida mediante la propaganda”.

  • Consentimiento sin consentimiento, la uní formación de la opinión pública. Noam Chomsky Teniendo en cuenta lo dicho por Laswell, al relacionarlo con lo sucedido en la radiodifusión local, siendo regulares oyentes de la radio, percibimos que el aspecto comercial de los medios supera las ansias por hacer una práctica distinta. Como futuros comunicadores emprendimos la investigación con una serie de hipótesis acerca de los problemas detectados y que hacen para nosotros deficitario el servicio brindado a la comunidad. Uno de ellos es que un gran porcentaje de emprendedores de la comunicación avala los fines comerciales como principal propósito para instalar el medio en la ciudad, sin incorporar en sus programaciones contenidos específicos en lo que se refiere a la educación u otros capaces de aportar un beneficio distinto a la sociedad.
    Otra variante a investigar es la cantidad de información local emitida por las emisoras, dado que para nosotros es escasa en relación a la totalidad de sus programaciones, obligando a la ciudadanía a estar desinformada o informada a medias (si es que eligen estos medios de comunicación) y que las principales funciones de las radios es entretener a las masas, aportando solo música y no siendo de gran utilidad para el oyente más que para ocupar su tiempo libre. Es por eso que decidimos establecer una serie de cuestionamientos claves para obtener la comprobación de las hipótesis planteadas. Para ello seleccionamos un amplio abanico de medios radiales que a nuestro criterio son los más escuchados en la ciudad y que forman parte de la tarea modernista y globalizadora de funcionar como emisoras miembros de grandes grupos concentradores de información uniforme a nivel nacional. Los medios seleccionados fueron: “FM 106.1radio El Espectador”, “FM 97.3 radio Universidad”, “FM 104.1 “La Red Rafaela”, “FM 96.5 “Radio 10 Rafaela”, “FM 96.9 La Mega Rafaela”, “FM 102.5 La 100 Rafaela” “FM 91.9 Radio Mitre Rafaela”. Finalmente para argumentar, reforzar o refutar nuestra teoría entrevistamos a los directores de estos medios de comunicación obteniendo información acerca de esos temas que hacen a una correcta manera de comunicar. Tomamos esos cuestionamientos claves y realizamos un análisis comparativo, llegando a la conclusión final con la que intentamos responder a nuestra hipótesis inicial que es la escasez informativa, excesivo interés comercial y falta de programas educativos que poseen los medios de radiodifusión de nuestra ciudad. El cuestionario contiene las siguientes preguntas: 1)¿Cuáles son los objetivos de la radio como medio de comunicación?, 2)¿Qué importancia tiene la radio para usted como director y cómo llegó a la radio?, 3)¿Con qué objetivo se contrata la señal de un medio de Buenos Aires o de otras ciudades?, 4)¿Qué exigencias tiene el medio a la hora de contratar personal?, 5)¿Cuál es a su criterio el porcentaje de información local que se difunde en su emisora?, 6)¿Se tiene conciencia del impacto del mensaje en la sociedad? y por último 7)¿Qué utilidades cree que encuentra el oyente en su medio?

Desarrollo Objetivos de los medios radiales Analizando los distintos documentos extraídos en base a las investigaciones realizadas podemos decir que los objetivos de las radios rafaelinas que se incluyen dentro de este trabajo poseen un perfil informativo, social y en algunos casos comunitario. Es verdad que existe en ellos una matriz que intenta escaparse de lo netamente comercial, pero esto es una cuestión que no queda relegada a la hora de tener una radio. Como dijo uno de los entrevistados: “Hay un fin social pero también tiene que ser económico porque sino no podría llevar adelante”.1 “Puramente comercial, la radio siempre cumple una función social, porque ya de por si la ley te exige que tenga una función social, pero eso hoy en día se a perdido por completo porque nadie cumple con la ley por la cantidad de emisoras truchas que hay en Rafaela”2 A la hora de querer plantear una grilla de programación completa, las radios se ven condicionadas por los factores económicos, cayendo en la búsqueda de publicidad para incrementar los ingresos y así poder seguir en el aire. Esto condiciona a la programación y en muchos casos la cuestión económica es la que designa la programación. Por este motivo los oyentes tienen acceso a productos radiales muy escasos en materia informativa de índole local. En otros casos prevalece la cuestión estética o de calidad radial está antes que la información local como lo expresó otro de nuestros entrevistados diciendo: “Consideramos que desde acá es imposible económica y profesionalmente armar un proyecto que tenga un nivel como el de Buenos Aires”.3 Esto nos lleva a la conclusión por triste que sea, que los objetivos de las radios seleccionadas son en su mayoría comerciales. 1 Sandra Prola. Directora de radio “La Red Rafaela”. 2 Diego Laura. Director de radio “Mitre Rafaela” y FM Turquesa”. 3 Mario Visintini. Gerente comercial de radio “El Espectador”.

Objetivos para bajar un medio de otra ciudad

En este punto, podríamos decir que las respuestas fueron variadas, en algunos casos la compra de la señal se da por objetivos concretos del medio de tomar un perfil, como pude ser el deportivo o el musical y por ello se toma la decisión de bajar un medio que sea netamente acorde a sus expectativas, en otros casos el factor económico juega su papel central, impidiendo a los medios locales poder formar una grilla de programación completa, dado que según los entrevistados sería imposible en Rafaela poder sostener al medio desde el punto de vista del personal, gastos internos etc. “Para nosotros, producir un programa local al lado de nuestra competencia y para llegar a ser similar a FM “la 100” el costo es mayor que producir todo lo producido en las radios locales que hay en Rafaela, para llegar al nivel de lo que es una radio de Buenos Aires, producir un solo programa a nosotros nos cuesta más que producir toda una radio, porque los locutores que uno tiene que contratar para la parte artística sale diez veces más de lo que paga cualquier radio acá”.4 Esto hace que algunos medios tomen la decisión de ceder parte de su espacio a la transmisión de otra señal. Hay casos en que la decisión de comprar señales externas se da por la necesidad de competencia hacia los demás medios, la radio pasa a ser una empresa y deja sus raíces como medio de comunicación educador y formador de opinión, en este sentido uno de los entrevistados nos decía: “No fue por una cuestión económica, fue por una cuestión de competitividad hacia otros medios. Tenemos que competir para tener la mayor audiencia”.5 El hecho de tomar la señal de una radio foránea no solo disminuye el empleo de periodistas rafaelinos, también quedan sin empleo operadores, locutores y demás gente que trabajaría en el medio si este tuviese programación local. 4 Diego Laura. Director de radio “Mitre Rafaela” y FM Turquesa”. 5 Hernán Fagnola. Director de radio la Mega Rafaela.

Cantidad de información local

Nos llamó mucho la atención que las respuestas en la mayoría de los casos sobre la cantidad de información local que difundían estas radios fuesen de entre un 40 y un 50% del total de su programación y en algunos casos la respuesta fue del 100%. Esta respuesta no es coincidente con lo que luego nos decían al mostrarnos las grillas de programación de sus radios. Si tenemos en cuenta que transmiten las 24 horas y todos los días de la semana estos porcentajes varían sustancialmente. En todos los casos que fueron objeto de investigación, los programas locales ocupan 3 o 4 horas a la mañana y solo en algunos hay programación a la tarde con programas de 1 o dos horas. Esto significa 6 horas diarias de programación local. Por ende da como resultado que la información local en estas radios es solo del 25%. No olvidemos que dentro de estos períodos de tiempo de programación local se emiten publicidades, las que restan tiempo de aire a la difusión de noticias y teniendo en cuenta que las radios rafaelinas, no respetan el tiempo dedicado a publicidad que permite la ley (12 a 14 minutos por cada 60 minutos) ese tiempo es aún menor. Además si tenemos en cuenta que la información se toma muchas veces de Internet y que la información local que se transmite es en su mayoría correspondiente a deportes, podemos decir que la cantidad de información local emitida por estas radios es a lo sumo de un 10% en el total de la programación. Por lo tanto el oyente que por diversos motivos no escuche la radio por la mañana no tiene acceso a la información que puede serle de gran utilidad. Esto nos parece preocupante y nos lleva a pensar que la radio ya no cumple una función informativa. Es importante distinguir que si bien las noticias deportivas le interesan al oyente y que hoy en día dados los grandes logros deportivos que están teniendo los clubes rafaelinos compitiendo a nivel nacional y con deportistas destacados a nivel mundial, las noticias sociales, económicas y políticas quedan relegadas en la agenda de estos medios o son tratadas de forma minúscula.

Utilidades que el oyente encuentra en el medio

Respecto a este punto las respuestas obtenidas fueron variadas pero en su mayoría coincidentes. Una de las utilidades que encuentra el oyente en los medios que seleccionamos, según sus directores, es el entretenimiento. La otra utilidad más destacada por ellos fue la función de servicio que posee la radio desde sus inicios dándole espacio a la gente de comunicar sus necesidades, como nos decía uno de los entrevistados: “La radio siempre fue una compañía, y utilidades como por ejemplo si se extravió algo, o gente que necesite recibir donaciones de sangre. Por ahí pasa, para eso está. El medio está para transmitir a la gente que es lo que le hace falta a otras personas. Por ejemplo. Te accidentas, y necesitas 10 dadores de sangre, ¿qué es lo primero que haces? Lo primero que haces es llamar a la radio”. Es importante destacar lo mencionado. La radio cumple esa función unificadora de la sociedad, dándole la oportunidad al oyente de comunicar sus ideas y sus necesidades para así lograr conectarse con esas personas con las que no podría hacerlo de otro modo. Pero teniendo en cuenta lo expresado en el punto anterior, al ser tan poco el tiempo dedicado por estas radios a la programación local, esta función de servicio, aunque se cumple, es limitada al igual que la función informativa.

6 Hernán Fagnola. Director de radio la Mega Rafaela

No nos asombra que el entretenimiento sea una de las funciones más destacada por los directores de estos medios como principales utilidades que encuentra el oyente en estos medios, incluso el eslogan de una de estas radios es “Mitre, a cada hora, te informa y entretiene”. Noam Chomsy en uno de sus trabajos de investigación acerca de los medios masivos de comunicación establece dos divisiones entre estos, por un lado: “los medios de elite, que son aquellos que establecen un marco dentro del cual opera el resto (agencias de noticias), es decir que se ocupan de organizar el modo en que la gente piensa y ve las cosas…” Por otro lado los “…medios de masas…” que son aquellos que “…intentan básicamente distraer a la gente, que hagan cualquier otro cosa, pero que no molesten a la gente que manda…” Entonces a pesar que estos medios posean una base de información local, al bajar señales “foráneas” entran dentro de ese juego de distracción que poseen los grandes grupos multimedios. Ya sea bajando radios musicales, que entretienen al oyente todo el día, o bajando radios de noticias, las que no los afectan directamente, lo que también los distrae de la realidad que los rodea. De todas maneras, hay gente que se informa de los temas nacionales en estas radios debido a su programación. Lo cierto es que no nos olvidamos que en estas radios, a pesar del poco tiempo que se les dedica, hay programas periodísticos muy serios que intentan ubicar al oyente en esa realidad de la que se les hace ajena.

Conciencia sobre el impacto del mensaje en la sociedad

A la hora de responder a esta pregunta, ya sea por error nuestro en la forma de expresarla, o por un desconocimiento teórico de los términos empleados, los entrevistados en algunos casos dudaron o no respondieron específicamente a la pregunta ¿se tiene conciencia del impacto del mensaje en la sociedad? Pero las excepciones, demostraron una conciencia importante a la hora de emitir un mensaje que es recibido por un oyente que muchas veces toma al medio como un referente de opinión. Los directores de estas radios intentan que quienes están detrás de de los micrófonos sean concientes y coherentes con los mensajes que emiten y que lo hagan con respeto hacia la sociedad. Una de las respuestas que se merece destacar es la que emitió Sandra Prola7: “En este medio se trata de ser imparcial, en el sentido de no tener que influir en la decisión de la gente. Creo que es una de nuestras características. El periodista da su punto de vista pero lo deja a consideración del oyente, el impacto tiene que ser solo informativo” En el caso de radio “El Espectador”, obtienen una conciencia del impacto del mensaje a través del feedback que se tiene con el oyente: “Nosotros tenemos un alto reconocimiento de la gente en cuanto a la opinión seria, a la opinión responsable, aún desde el disenso. Lo que hemos percibido es estos 3 años es que evidentemente estamos logrando nuestros objetivos porque la gente nos habla muy respetuosamente de lo que se dice en la radio. Me parece que la opinión de radio “El Espectador” es muy respetada”.8

7 Sandra Prola. Directora de radio “La Red Rafaela”. 8 Mario Visintini. Gerente comercial de radio “El Espectador”.

Exigencias del medio a la hora del ingreso de personal

A la hora de contratar personal, las radios que seleccionamos tienen una postura afín. No es necesario para ellas, que las personas que integran sus recursos humanos posean título habilitante, excepto los locutores que, como es sabido, requieren un carnet que los habilita a realizar su actividad específica. En el caso de los periodistas, conductores, operadores y técnicos, solo necesitan demostrar capacidad para realizar sus actividades correspondientes. Fue unánime la respuesta sobre este tema. “…que sea buena gente. Si no es buena gente es imposible arrancar. Tratamos primero de dar con buenas personas y después si tiene formación mucho mejor y si tiene ganas de hacer escuela acá adentro mucho mejor.” 9Y además recalcaban: “…la gente que viene con formación universitaria se presenta como comunicador social y cuando lo ponés frente a un micrófono, no tienen ni idea de lo que tienen que hacer. Entonces hay que empezar a formarlos, enseñarles, llevarlos despacito, no exponerlos…”10 Ahora bien, si tomamos nuevamente el fragmento citado anteriormente de Noam Chomsky y suponiendo que es cierto su planteo de que los medios de masas se encargan de entretener a la gente para que no piense, entonces estamos en este caso ante un grave problema. La diferencia que pueden tener las personas que no posean título y las que sí, es que las primeras pueden no haber tenido acceso a textos que hagan que el enajenamiento que producen los medios y el sistema reinante sea menor y los graduados poseen una formación técnica y cultural. Por lo tanto podemos entrar en la paradoja de que la masa a callar desde los medios, es callada por ella misma. Es necesario destacar que hay una notable falencia en la cantidad de periodistas y comunicadores aptos para desarrollar actividades radiales en Rafaela. 9 y 10 Mario Visintini. Gerente comercial de radio “El Espectador”.

La infraestructura universitaria de Rafaela hoy en día no posee la capacidad para formar periodistas que puedan expresarse con certeza ante el micrófono. La falta de instalaciones donde se pueda estimular el ejercicio radial produce muchas falencias en los futuros comunicadores. Pero hay que destacar que la escasez de alumnos que se inscriben para la carrera de comunicación social hace que la inversión en el área sea riesgosa y por lo tanto las instituciones apuesten menos recursos para mejorar la calidad de sus potenciales futuros profesionales de la comunicación. Para concluir sobre este tema es necesario hacer hincapié en que para ejercer una actividad en la que está en juego la conciencia de las masas es necesaria una formación universitaria para ejercer la profesión, como así también un correcto desenvolvimiento ante el micrófono que se adquiere con la práctica. Por lo tanto quienes se desempeñan de manera correcta en la actividad radial sin poseer formación universitaria pueden serle más útiles a los medios que necesiten vender una imagen de la radio desde la calidad estética de un conductor “disfrazado” de periodista y no de un periodista que pueda iluminar las mentes y generen el sentido crítico en los oyentes. Pero de que sirven las ideas si de todas maneras no generan dinero.

Conclusión Para finalizar este trabajo es necesario aclarar que en nosotros no hay ninguna intención de agredir o maltratar a quienes hoy son propietarios o forman parte de alguno de los siete medios investigados. Nuestra meta era conocer los principales problemas de la radiodifusión local y dejar las puertas abiertas de la investigación para poder encontrar posibles soluciones. Quizás el planteamiento de la investigación esté muy centrado en la crítica, pero es el único modo en que vemos al periodismo actualmente como estudiantes, y tratamos de disfrutar la posibilidad de escribir libremente nuestras opiniones. Teniendo en cuenta la investigación, es necesario hacer hincapié en el punto que más nos preocupó durante el trabajo de campo y que consideramos es el problema más grave que poseen actualmente las emisoras analizadas. La escasez de información local, que en estas radios es solo del 25% y en su mayoría son noticias deportivas. Ya sea por desinterés, por anteponer un objetivo económico o por falta de ideas, produce lo que comúnmente y en todos los casos ocurre que es la bajada de una señal foránea que sustituye el espacio radial que podría ser ocupado por producciones netamente hechas en Rafaela y con profesionales locales, pero que no se hacen, según lo investigado, por dos cuestiones; la primera hace referencia a la falta de una economía fuerte para sostener una estructura periodística local. La segunda tiene que ver con la supuesta falta de profesionales que según integrantes de los medios escasean en Rafaela, para llegar a producir una programación semejante al incorporado desde afuera. Esta escasez de profesionales locales lleva a los directores de las emisoras analizadas a que las exigencias para contratar personal sean mínimas y prioricen otras cuestiones antes que la formación. Es por ello que decidimos emprender la investigación, tratando de descifrar la incógnita de éste nuevo fenómeno en los medios y sobre todo de Rafaela. Sabemos y no cuestionamos los costos que tienen que sortear las radios para llevar a cabo sus programaciones y más aún si se proponen una calidad estética y profesional como la que incorporan. Pero también sabemos que esas emisoras que son incorporadas, tuvieron que empezar de cero en algún momento, que de alguna manera llegaron a lo que son y que los profesionales que allí trabajan fueron estudiantes también y sin duda necesitaron de medios para formarse, poder ganar sus primeros pesos como comunicadores y sobre todo cumplir sus sueños. Si no creemos en nosotros mismos seguiremos importando nuestros pensamientos y continuaremos pensando con ideas de personas que no viven nuestra realidad.

Universidad Católica de Santiago del Estero Departamento Académico Rafaela Cátedra: Periodismo Radiofónico Tecnicatura en Periodismo Profesor: Emilio Grande 3º año

Anexo

Alumnos: Matías Barale – Carlos Mondino

v Marcelo Schiavi- Director de Radio Universidad 97.3

¿Cuáles son los objetivos como medio?

Bueno por un lado como medio radial es llevar la información al instante a la población, hay que tener en cuenta que ésta es una radio de la UTN de la universidad y todo lo que sea social es importante más allá de la política y deportiva. Información de carácter general, esa es la idea con la incorporación de gente que está ahora a la mañana donde se volvió esta radio un poquito más informativa de lo que era antes, ya que anteriormente era más musical, luego tuvimos un poquito más de deporte y eso se dejó de hacer y se volvió más informativa.

¿Qué importancia le da a la radio cómo medio?

Fundamental, para llevar lo que ocurre en la ciudad, sobre todo la radio con la proliferación de otros medios locales gráficos o televisivos que no van a trasladar la problemática local son fundamentales los medios de la ciudad. Hoy en Rafaela hay muchas radios, por ahí debería haber algún tipo de control para haya una cierta cantidad que sea la que cumple todos los requisitos, pero todo medio en que se habla es importante para el crecimiento, hay radios que están en los barrios y reflejan la problemática de los barrios.

¿Cómo llega a ser hombre de radio?

Yo nací como locutor de radio AM hace unos veinte años después fuimos junto con unos socios, directores exclusivamente en la parte de deportes, hice conducción de programas de radio y fui locutor comercial y bueno desde hace unos años presentamos un proyecto a la universidad, la misma estuvo de acuerdo y bueno por eso estamos acá.

¿Qué exigencias tiene la radio a la hora de ingresar a un nuevo personal?

Que sea conocido, que ya halla estado en los medios sobre todo en la disputa que hay entre tantos medios, cuando es más conocido más rápido se puede insertar un medio en la comunidad y después hay que darle la posibilidad a chicos más jóvenes que se recibieron o que están estudiando pero lo que pasa es que a veces es difícil, porque uno tiene la necesidad inmediata de pagar los sueldos y eso lleva un trabajo inmediato, que de a poco lo hicimos en Radio Universidad, al principio no sabíamos para que lado ir, o como manejarla por eso se probó para ver lo que aceptaba la gente y después se tomó la decisión de hacer lo que hacemos hoy que como dije anteriormente es mas informativo a la mañana y más musical a la tarde.

¿Para qué se baja un medio de Rosario?

Para abaratar los gastos, porque si tenés toda la programación con personal local a veces es difícil pagarle los sueldos y después depende de lo que querés hacer, nosotros bajamos un producto que es número uno en Rosario entonces entendíamos que era importante y que había una porción de mercado que lo iba a aceptar, hoy nuestra radio está inserta dentro de las tres o cuatro más importantes, entendemos que hay una caída de otros medios pero esto es una cuestión cíclica, hoy nuestro medio está arriba y después abajo, lo que si debemos ser uno de los medios con menos programación local. Es importante que el medio lleve una línea con el medio a bajar pero no es fácil conseguirla como ya decía anteriormente nosotros tenemos información a la mañana y música a la tarde, por ahí podemos tener criticas de no tener una línea por eso no dejamos que a la mañana no se nos caiga la música.

¿Cuál es el porcentaje de información local que se difunde?

Más o menos un 40 y un 50% lo que pasa es que a la mañana se cumple un rol y después ya es todo musical, que hay información pero ya no es profunda, no es periodismo, no es investigación sino solamente información general a nivel nacional sobre todo. A la mañana está de lunes a viernes de 7 a 12 del mediodía Gerardo Sanoni con Jaqui Granero donde se desarrolla un programa con todas informaciones locales a la tarde conectamos con FM vida de Rosario y a partir de las 20:00 un programa que sigue la temática de FM vida de Rosario pero con un locutor local.

¿Qué conciencia hay sobre el impacto del medio en la sociedad? Radio Universidad volvió a hacer la misma de antes, volvió a ser importante como lo fue hace algunos años cuando no había tantas, es una radio totalmente legal y que pertenece a la universidad.

¿Qué utilidades cree que encuentra el oyente en su medio? Bueno, básicamente información de los hechos que están pasando.

v Entrevista a “LoLo” Bauduco- Director de FM 96.5 Fantasía(Radio 10)

¿Cuáles son los objetivos del medio y qué importancia tiene la radio para usted?

Bueno, la comunicación es algo maravilloso para el que la siente, sobre todo cuando los que no fuimos, los que no tuvimos un estudio de esto sino que nos fuimos haciendo en la práctica, llega un momento, imagínate que yo llevo 37 años en esto, llevo más de la mitad de mi vida haciendo esto, tengo 67, es decir, 30 ni de hacer periodismo, de hacer radio, cuando pasaron los años y vos te das cuenta que lo tuyo valió, que sos conocido, que te reconocen porque estuviste en un medio, porque esto es un medio mancomunado entre el medio y vos, vos a un medio lo podes usar bien o mal, yo creo que la radio correcta y decente, por eso no es incorrecto tener ideas, pero yo creo que cuado vos lo usas bien, sin demagogia sin hacer amarillismo, sirve mucho y sobre todo a la gente.

¿Cuáles son las exigencias para ingresar personal al medio?

Yo no tengo exigencias, mejor dicho deben estar las exigencias, yo creo que tiene que ser coherente, decente, que tiene que ser correcto, claro pero a todo eso está la parte subjetiva que tiene que ser que la corrección para unos no es la corrección para otros. Hay un modo subjetivo, porque no todas las radios son iguales ni todas las radios opinan iguales, vos a la radio la hacés desde los temas que elegís, vos le das una orientación. Yo particularmente no es que sea moralista ni nada que ver pero yo trato de no poner un tema que tenga “putiadas” y eso que me gusta el rock, trato por lo menos de cuidar el mensaje, ese es mi punto de vista.

¿Cuál es el objetivo de bajar un medio de Buenos Aires en Rafaela?

Uno en esto debe utilizar un medio racionalmente yo venía escuchando radios de Buenos Aires, siempre, toda la vida, después de ahora yo me doy cuenta que fui un enamorado de la radio siempre, yo cuando vivía en Humberto hasta los quince años tenía una casa de dos pisos que está frente a la Sociedad Italiana y arriba ya me había puesto la antena con cable, son antenas que se hacen con cable y que cuando había tormenta largaba unas chispas terribles para escuchar Radio El Mundo, Radio Belgrano y Radio Mitre. Me acuerdo que a la noche con las radios que eran eléctricas con válvulas me había inventado un parlantito chiquito para escuchar de noche y no molestar y escuchaba música con Tompson y Williams, era toda música joven, estaba el ranking, estaba un tipo que se hacía llamar “Fito Salim” bueno y me encantaba la música, eran momentos en que uno, me gustaba toda la música, me gustaba el tango, Bill Haley como loco y los otro chicos no entendían y a mí me gustaba el Rock, me encantaba. Después uno va viendo, ahora me gusta cada vez más el tango y me gusta cada vez más Deep Purple, Led Zeppelin y aquellos grandes grupos de rock. No por eso me deja de gustar el acordeón, la nuestra, la auténtica, por eso yo trato en mí espacio de poner todo eso. ¿Buenos Aires porqué?, porque desde que empezó Radio 10 me gustó por la alegría, no tiene casi música y tiene muchos puntos de vistas con los que coincido y cosas en las que no porque uno no puede ser con nadie igual. Cuando yo dejé LT28, estaba un señor que después se fue, no aguanté y un fin de mes sin decirle a nadie así de golpe y porrazo ni a mi familia dije me voy. Dos o tres días después, estaba en Radio 10 pidiendo la radio, bueno y así llegó Radio 10 a Rafaela además no debo estar muy equivocado porque es la que más audiencia tiene en el país lejos no y no es que lo diga yo sino que vos sabés que hay grupos en esto. Aparte también era hacerla escuchar, porque hay tantas propuestas, hay más de 36 FM ésta que es la primera que hubo bueno tenemos en AM todo lo local y en FM bueno un solo programa por ahora.

¿Cuál es el porcentaje de información local que se difunde?

En ésta emisora, está el programa de once a una de la tarde de lunes a sábado, donde yo encaro todo lo que sea social, por ejemplo jubilados, mucho de gente que necesita. Recibo información de la Policía, de la Sociedad Rural. Creo que la radio se escucha muchísimo porque, tengo una carpeta de publicidad donde yo te aseguro no he ido a pedir publicidad, me han llamado y tengo todas empresas grandes que la escuchan.

¿Qué conciencia se tiene sobre el impacto del mensaje en el oyente?

Yo tengo total conciencia, yo en eso soy muy cuidadoso, incluso en los mensajes que me dejan. Hay que tener mucho cuidado porque la gente habla “si, porque mi vecina…” pero eso son asuntos privados. Los sensacionalismos no me gustan, uno a esto lo va aprendiendo con el tiempo. No se pueden largar así bombas tampoco, hay que ser muy cuidadoso con la radio.

¿Creé que dentro de los medios de comunicación haya personas que manipulen el mensaje para algún fin?

Sí, no me preguntes ni me digas quien pero sí, no solo acá, yo creo que eso lamentablemente debe estar constituido en el mundo y hay otros que lo hacemos inconscientemente, yo tengo mi idea, mi concepto y no lo puedo aislar, no lo puedo separar totalmente al Lolo periodista, al Lolo comerciante, al Lolo locutor, al Lolo político es imposible, yo trato de no hablar de mí y de mis otras facetas trato, pero por ahí es imposible porque yo tengo que decir, tengo que hablar. Hay que llegarle a la gente, hablarle. La gente entiende.

¿Qué utilidades cree que el oyente puede encontrar en el medio?

Comunicarse, estar con la gente y hacerse escuchar, porque todas las quejas hasta los que me putean a mí salen al aire. La radio es muy importante para orientar y para calmar a la gente, para explicarle a la gente, si la usás bien, ahora si vas tirando mierda a cada rato. El que siembra viento cosecha tempestades.

v Entrevista a Sandra Prola – FM radio “La Red” 104.1

¿Cuáles son los objetivos de la radio?

El objetivo de la radio supuestamente es doble. Hay un fin social pero también tiene que ser económico porque sino no podría llevar adelante y menos en una radio como esta donde es fundamental porque tenemos mucha producción, mucha gente trabajando y si no tendríamos como prioridad un fin comercial no podríamos abarcar lo social. Y en lo social está abierta a todo el mundo y se atienden las inquietudes de la gente. De hecho la gente puede llamar y teniendo programación local además de la de Buenos Aires te permite hacer participar a la gente.

¿Qué importancia tiene la radio para usted?

Me parece un medio fundamental en todo sentido. Es una herramienta de comunicación que si no estuviese no se lograrían muchas cosas. Es una herramienta básica para la gente común que no tiene otra manera de hacerse oír.

¿Con qué objetivos se baja la señal de una radio de Buenos Aires?

Porque a los partidos de primera división y todo lo deportivo que no es local no hay otra manera de conseguirla que no sea bajando un medio porteño. No te permite “La Red Bs. As” bajar solo los partidos, tenés que bajar toda la programación. Entonces como somos una radio netamente deportiva compramos esa señal que tiene toda la información del país. Y otro motivo es que tiene programación las 24 horas, si se trata de hacer una programación local de ese tiempo si no terminas poniendo música es muy difícil en Rafaela.

¿Qué exigencias tiene el medio a la hora de contratar personal?

Tiene que tener capacidad, el título es exigible para el locutor solamente, porque es obligación que las publicidades sean leídas por un locutor matriculado. Los periodistas acá solo algunos tienen título. En mi opinión es más importante la práctica que el título, hay gente que tiene título y no puede hablar frente a un micrófono. Lo que tiene que tener fundamentalmente más que el título es la capacidad.

¿Cuál es el porcentaje de información local que tiene la radio?

A la mañana de lunes a viernes tenemos cada media hora el noticiero de Buenos Aires y a eso le agregamos información local de interés general. Y a la tarde están los programas de Buenos Aires y luego están los de deporte. En lo que respecta a la grilla de programación tenemos a la mañana un programa de interés general y a la tarde uno de automovilismo, uno de deporte amateur y uno de deporte en general que dura 1 hora y media. La información se extrae principalmente de los diarios locales y de Internet como también de partes de prensa que llegan a la radio. Y los periodistas deportivos se encargan de buscar información en el lugar de los hechos.

¿Se tiene conciencia del impacto del mensaje en la sociedad?

En este medio se trata de ser imparcial, en el sentido de no tener que influir en la decisión de la gente. Creo que es una de nuestras características. El periodista da su punto de vista pero lo deja a consideración del oyente, el impacto tiene que ser solo informativo.

¿Qué utilidades cree que encuentra el oyente en el medio?

Información y entretenimiento.

v Entrevista a Diego Laura, director de las Radios Turquesa 102.5 y Mitre 91.9

¿Cuáles son los objetivos de la radio como medio? Puramente comercial, la radio siempre cumple una función social, porque ya de por sí la ley te exige que tenga una función social, pero eso hoy en día se ha perdido por completo porque, cumple con la ley por la cantidad de emisoras truchas que hay en Rafaela o sea que tiene un fin económico lo que pasa es que bueno, uno lo hace concientemente de que está llegando a un montón de gente y cuidando por sobre todas las cosas el vocabulario ya que se usa modismos. En “La 100” el programa es puramente musical, no hay entrevistas salvo que sean con artistas y en “Mitre” lo único que se hace a nivel local es un programa los sábados a la mañana y todo lo que es las transmisiones de fútbol de Atlético, todo lo otro ya viene directamente desde Buenos Aires.

¿Qué importancia tiene la radio como medio?

Depende mucho de las ciudades por ejemplo en Rafaela es muy importante, la ciudad no tiene un canal de cable fuerte, como para penetrar fuertemente; por dos cuestiones, por un lado más de la mitad de la población no tiene cable por otro lado porque la otra mitad al estar compitiendo con los canales nacionales es mínima la penetración que tiene el cable y estamos hablando de un target de gente adulta que es por ahí la que mira los sociales, el noticiero, gente más grande. Respecto al diario, tenés la cuestión de que se tiene que comprar, que también estamos hablando de un porcentaje de gente de un 25% de la población el que tiene hoy acceso hoy a los diarios donde tenés uno que es demasiado oficialista y el otro no tanto, donde no hay términos intermedios. En la ciudad de Rafaela lo que más penetración tiene es la radio sin lugar a dudas, vos la tenés prendida en tu casa, en el auto, en una reunión de asado, la importancia es muy alta.

¿Cómo llega a estar al frente de la radio?

Yo estudié marketing, trabajé mientras estudiaba en Santa Fe Polímeros, una empresa que se dedica a hacer impresiones en bolsitas y ese tipo de cosas después estuve en una agencia de publicidad en Santa Fe, luego en una agencia aquí en Rafaela, fui gerente de Marketing de Edival y finalmente me hice cargo de la parte comercial de la radio hace seis o siete años, si bien es algo que siempre me gustó está muy relacionado a lo mío, hoy en día lo más importante que tiene una radio es desarrollar una buena imagen, pero no solo para la radio, para cualquier empresa. Cuando yo entro en la radio entré como vendedor y después haciendo propuestas a los dueños terminé siendo director y socio de nuevos proyectos.

¿Para qué se baja un medio de Buenos Aires?

Generalmente por contenido, para nosotros producir un programa local al lado de nuestra competencia y para llegar a ser similar a FM la 100 el costo es mayor que producir todo lo que se produce en las radios locales que hay en Rafaela, para llegar al nivel de lo que es una radio de Buenos Aires. Producir un solo programa a nosotros nos cuesta más que producir toda una radio, porque los locutores que uno tiene que contratar para la parte artística sale diez veces más de lo que paga cualquier radio acá porque tiene producción, contenidos y porque la misma gente nos lo exige desde Buenos Aires. Uno puede optar por “relleno” o para seguir una línea de la radio que es lo que hacemos nosotros, por eso no hacemos entrevista política en los programas, es decir seguimos un perfil, hay muchas radios que lo bajan como relleno por ejemplo la Universidad tiene que bajar radio Vida de Rosario pero si escuchas la radio a la mañana el programa no tiene nada que ver con la Vida de Rosario, es un formato totalmente distinto.

¿Cuál es el porcentaje de información local que difunde la radio?

Mitre el ciento por cien los sábados porque es un programa político, económico, de actualidad que va de diez a doce y después de doce a una hay uno que es completamente político. Después tenemos los programas de deporte diarios, está el programa mundo celeste que es un programa partidario de Atlético y hacemos la transmisión de todos los partidos de Atlético de local o visitante, en cuanto lo que es deporte la información local es completísimo. En la cien es algo musical, de leen noticias en titulares de los diarios p ero no se profundiza en la información.

A la hora de contratar personal, ¿cuáles son las exigencias?

Primero que tenga ganas de trabajar, hoy los jóvenes están demasiado exigentes. Nosotros tomamos pasantes, hay una chica que se llama Juliana Camperi que es pasante de la UCES y siempre que se buscan pasantes notamos que no tenemos por ejemplo los conocimientos adquiridos que nosotros necesitamos para un trabajo muy simple, entonces nos cuesta mucho llegar a encontrar a esa persona, por el lado de lo que son los pasantes. Lo más importante es que tenga ganas de trabajar, de moverse y de hacer las cosas. Después por supuesto debe tener un pequeño mínimo conocimiento de lo que hace si es un operador bueno tiene que tener un conocimiento en opresión digamos, pero la radio lo que generalmente busca es gente para hacerse acá digamos no, no, somos de traer gente de otras radios. Distinto es el caso de los co-producciones como en el fútbol del caso de unos chicos de Horizonte, ellos se acercaron porque consideraron que allá habían cumplido una etapa y bueno, eso es otra cosa. Básicamente, por un lado es necesario el conocimiento en el área.

¿Se tiene en cuenta que el locutor tenga la matrícula habilitante?

Nosotros tenemos a Fernanda que rindió para la matrícula, para obtener el carnet, eso ya pasa más por una cuestión de los sindicatos y habría que ver que tanta presión ponen acá, nosotros tenemos a todos lo empleados inscriptos. Eso puede ser para una radio que no es legal y que puedan ir y presionarla que tampoco lo hacen porque saben que no tiene con que pagar la multa, porque se trata de un sujeto que se le ocurrió poner una pieza en la casa, levantó una antena y lo único que hacen es molestar. Nosotros al tener todos los empleados inscriptos, no hay ese tipo de presiones, además nosotros bajamos lo que es “La 100” por lo que la parte de cumplimientos y requisitos ya está completa. Eso depende más lo que hace la SAL (Sociedad Argentina de Locutores) que acá tiene su representante y que con nosotros habla constantemente, por eso Fernanda rindió, no es algo que te impida tener la radio funcionando.

¿Qué conciencia se tiene del impacto del medio?

Mucha, mas un medio como “La 100” sabiendo que tenemos una penetración muy alta. Mitre tiene un impacto pero digamos que no es una radio tan masiva como lo es “La 100”, masiva no popular, “La 100” es una radio con un altísimo posicionamiento donde la gente que escucha el medio, estamos hablando de una clase media para arriba, se influye muchísimo, tenemos una conciencia y tratamos de hacer las cosas con conciencia porque influimos muchísimo en la población.

¿Qué utilidades cree que encuentra el oyente en su medio?

Entretenimiento, “La 100” es puramente entretenimiento y “Mitre” puramente información. No pretendemos lograr otra cosa en “La 100” que no sea entretenimiento. Mitre está para generar debate, para generar opinión para hacer pensar a la gente, para discutir, para decir esto está mal o bien y hay radios como “La 100” que lo único que buscan es dar un entretenimiento. Mitre es puramente información, esa radio sí genera debate, los programas locales tienen mucha opinión, mucha fuerza de opinión propia.

v Mario Visintini – gerente comercial de Radio El Espectador 106.1

¿Cuál es el objetivo de bajar un medio de Buenos Aires?

Cuando nos plantamos el proyecto de armar una radio automáticamente estaba sobre la mesa el tema de traer “Continental” a Rafaela. Nosotros no concebimos el proyecto de la radio y después le agregamos la señal de “Continental”. Primero tomamos la decisión de bajar “Continental” a Rafaela, a partir de la relación profesional que tiene Néstor Clivatti desde hace 18 años con Continental. Para tomar esa decisión, el primer paso fue bajar la señal en radio universidad, eso ocurrió durante 1 año y después de lo que consideramos el primer posicionamiento de la señal en Rafaela surgió la ideal de poner la radio de manera autónoma. Terminado ese contrato con universidad ya teníamos listo todo (estudio, equipos, etc.) para poner de pleno la señal de “Continental” en Rafaela. Porque consideramos que es una señal de primer nivel a nivel nacional es una radio seria, consolidada que tiene, creemos, un aporte periodístico muy importante en todo el país y que nos parecía que Rafaela podía valorarlo. Y desde acá se van armando pequeños proyectos complementarios para darle un toque local. Obviamente que lo primero fue la parte de deportes, que era donde nosotros teníamos armado ya una estructura. El deporte es una tira diaria y el seguimiento de las campañas futbolísticas de “Atlético” y de “Ben hur”, ese es el esquema de deportes hoy. Y sumarse a los proyectos de “Continental” sobre todo los proyectos de nivel internacional con una participación neta desde Rafaela, es decir, la posibilidad de que Néstor estando en el equipo de Víctor Hugo Morales participe de eventos internacionales que cubre “Continental”, entonces así surgió lo de la copa América de Perú, después el mundial de Alemania y después la copa América de Venezuela. Pero siempre dándole un contenido desde Rafaela. Néstor hace siempre un trabajo exclusivo para Rafaela mas allá de lo que se haga a nivel nacional para “Continental”. Consideramos que desde acá es imposible económica y profesionalmente armar un proyecto que tenga un nivel como el de Buenos Aires.

¿Por qué?

Primero que no hay profesionales para hacerlo y segundo que no hay una base económica que permita montar un proyecto que tenga esa magnitud, es decir, nosotros consideramos que acá no hay una “Magdalena Ruiz Guiñazú” no hay un “Víctor Hugo Morales” no hay un “Apo” no hay un “Orlando Barone “no hay un “Diego Valenzuela”, como no hay un “Petinato” como no hay cualquier periodista como los hay en Buenos Aires, de nivel. Eso trae como consecuencia clara que necesitamos ir a buscar ese nivel de periodismo afuera. Acá se puede hacer periodismo pero hay otras posibilidades.

¿A qué atribuye la falta de periodistas de nivel en Rafaela?

Acá no hay escuela, no me refiero a la facultad. Yo no se si la orientación de la facultad es formar periodistas o formar comunicadores sociales lo desconozco. Pero lo concreto es que no hay escuela en los medios. Es decir, ¿cómo puede en Rafaela formarse un periodista como “Matías Canillan”? que es hoy un referente dentro del equipo deportivo de “Víctor Hugo” y es un chico que tiene 25 o 26 años, es imposible. Porque no hay nadie que le enseñe. El surgimiento de un tipo brillante como “Matías” solo es posible dentro de un esquema de trabajo como el de “Víctor Hugo” entonces nosotros acá podemos hacer “alguito” pero yo no me puedo plantear que nuestras transmisiones de fútbol de Atlético y Ben hur puedan ser como las de “Continental”, ese es nuestro norte. Pero yo no me puedo plantear transmitir Boca y River para Rafaela y competir con “Continental o con “La Red” imposible. ¿Cómo hago? No tengo ni material humano ni recursos económicos que puedan permitirme salir a buscar ese material humano, pero acá en Rafaela no hay ese material humano. Y no estoy haciendo una cuestión crítica, estoy haciendo una cuestión descriptiva. No hay en Rafaela un programa que tenga la producción como el programa de “Magdalena” con 30 personas trabajando. No hay un programa como el de “Víctor Hugo” donde hay otras 30 personas y todo eso metido en un esquema de sinergia permanente como tiene “Continental” que tiene móviles en todo el mundo y en todo el país.

¿Cuánto es el porcentaje de información local?

Está claro que nosotros al enfocarnos estratégicamente en ese proyecto, estamos asumiendo una carencia local. A la mañana no tengo contenido local. Tratamos de armar proyectos del mayor nivel posible y que vayan cubriendo esa carencia. “Ciudad Abierta” es uno de esos proyectos. Dos locutores conductores de primer nivel “Mariano Castagno” y “Adriana Beryero”, un columnista político con respeto en toda la ciudad como “Pedro Ulman”, gente nueva como “Lucía Guadaño” que es comunicadora social con un perfil periodístico a desarrollar muy importante y un nivel de formación muy sólido, una persona como “María Eugenia Emmert” trabajando en espectáculos, “Diego Marín” que está a punto de recibirse de comunicador social y viene trabajando con nosotros haciendo deportes.

Dentro de lo que tenemos armamos un esquema lo mejor posible. Pero asumimos que tenemos una carencia local. Lo que pasa es que yo no puedo reemplazar segmentos a la programación de “Continental” con cuestiones periodísticas que no tengan un nivel por lo menos aceptable frente a eso. Porque sino estaría armando dos radios en una. Y no es el objetivo nuestro.

¿Por qué se le da tanta importancia al deporte y tan poca a las cuestiones sociales, políticas y económicas?

Lo que creo es que hay un cierto discurso de interés por lo social en la gente y que en el fondo cuando alguien trata un tema social, cambian de radio. Y saliendo de la radio, hice un pequeño sondeo de que lee la gente en los diarios y la gente lee lo mismo que escucha por radio. Creo que es una falencia nuestra como sociedad y creo que los medios no están cumpliendo un rol de motorizar este tipos de temas. Nosotros muy modestamente y dando los primeros pasitos con “Lucía” en “Ciudad abierta” tratamos de hacer eso. Se han hecho coberturas de tipo social con temas que no ha tratado nadie en Rafaela. Por ejemplo a través de “Juan Car” y su fundación, haciendo algunas notas en algunas instituciones que la verdad que reman contra la nada porque nadie les da nada. Creo que en cultura se está haciendo algo. Recientemente tuvimos la visita de una narradora de cuentos que no estuvo en ningún medio de Rafaela y nosotros le dimos un espacio. Vino a hacer una exposición en la Alianza Francesa y la trajimos. Es muy complejo el tema, en cuanto al deporte la explicación es muy simple, es algo muy atractivo, con un mercado comercial ávido en publicitar ahí y nosotros particularmente con un esquema que nos parece muy potente porque en el fútbol que es el deporte por excelencia en cuanto a transiciones deportivas nosotros tenemos “el macho de espadas” que es “Víctor Hugo”. Después puede haber gente que le guste y escuche otra cosa, está bien. Pero nadie me puede discutir que lo de “Víctor Hugo” es brillante. Te puede gustar escucharlo a “Closs”, está bárbaro, hay gustos para todo, pero nadie puede criticar el producto. Un producto que no está vendido periodísticamente, que tiene una línea editorial coherente que es muy crítica a los formatos oligopólicos que se están formando en el fútbol, que se la aguanta, que no se vende y nosotros modestamente desde acá tratamos de hacer lo mismo siguiendo esa escuela, obviamente a través de “Néstor”.

¿Cuáles son las exigencias a la hora de contratar personal?

La primera exigencia es que sea buena gente. Si no es buena gente es imposible arrancar. Tratamos primero de dar con buenas personas y después si tiene formación mucho mejor y si tiene ganas de hacer escuela acá adentro mucho mejor. Creemos que estamos en condiciones de formar gente. A partir de Néstor y a partir de la posibilidad de ponerlos en contacto con gente de Continental que enseñe, que transmita. Pero está muy complicado si hay una carencia con la cual sufrimos en el día a día es el tema de recursos humanos para hacer periodismo. Acá la gente que viene con formación universitaria se presenta como comunicador social y cuando lo ponés frente a un micrófono y no tienen ni idea de lo que tienen que hacer. Entonces hay que empezar a formarlos, enseñarles, llevarlos despacito, no exponerlos que es lo que nosotros creemos que nos diferencia de los otros medios. Hay un montón de medios que llega alguien y dice – mirá, yo quiero hacer esto. Entonces le dicen –toma, acá tenés un lugar, buscate publicidades para ganarte unos pesos y ahí tenés el micrófono. Ese no es nuestro sistema. Nosotros primero tratamos de que la persona se sienta respetada y que cuando vaya a salir al aire se sienta segura. No exponerlos. Porque si vos al tipo que está “tierno” lo largas al aire para que lo escuchen la audiencia, que respeto le estamos teniendo. Ninguno. Por supuesto que hay gente que no está dispuesta a hacer esta “especie” de trámite. Que quieren ya ponerse ante el micrófono. Si tiene condiciones lo hará y sino, este no es el lugar. Hay un montón de otros.

¿Cómo llega a la radio y cuál es su formación?

La historia mía y de Néstor es un poco particular. Néstor es locutor desde hace más de 20 años. Una de las primeras voces de “FM Fantasía”. Después trabajo en “LT 28 Radio Rafaela” después con el ascenso de Atlético al Nacional B se vinculó a “Continental” y es hoy dentro del equipo de “Víctor Hugo” el periodista que hace más tiempo trabaja en forma continuada con él. Así que ahí hay más de 18 años de trayectoria en “Continental” y con eso está todo dicho. Yo llego por una relación personal con él, después de trabajar 8 años en el área de marketing de “Pingüino”. No tengo formación en medios ni de marketing, no tengo formación universitaria. Yo me formé trabajando en “Pingüino” que fue un lugar que me permitió crecer mucho, se lo debo todo a la empresa, porque me permitió también obtener alguna información y alguna formación no universitaria. Me permitió trabajar con gente que realmente sabe mucho de medios y de publicidad. Como “Carlos Bartolomé” de Rosario. Después pasé por el área comercial de “Wiltel” durante 2 años. Y ahí ya estaba dando vuelta el “germen” de la radio. La posibilidad de traer Continental, justo es ese momento “Néstor” tiene un conflicto en “LT 28” bajo la gerencia de “Miller”. Entonces era ahí o nunca. Entonces nos pusimos, “Continental estaba interesada en Rafaela. Porque Rafaela hacía mucho ruido deportivamente. “Y que mejor si está “Néstor” para poner “Continental” en Rafaela” y una cosa llevó a la otra y dimos con una persona técnica, que nos asesoró para armar muy bien la radio (“Cachi Carrizo”) y económicamente podíamos iniciar y acá estamos yendo hacia delante.

¿Qué utilidades encuentra el oyente en su medio?

Periodismo serio, muy serio. Comprometido, de opinión. En todos los segmentos de la radio. Una cuidadísima estética, un altísimo respeto por el oyente. Y estoy hablando de “Continental”, esto no es mérito nuestro. Lo digo casi como oyente. Lo que hacemos es tomar la decisión de poner esta radio en Rafaela. Porque como oyente nos sentimos absolutamente gratificados. La radio apuesta a crecer, a consolidarse como una radio de periodismo crítico, sin cuestiones raras muy transparente, muy sólida periodísticamente. Nadie puede decir que hay opiniones que están condicionadas a nada, esto es periodismo independiente, aunque eso parezca difícil de alcanzar en la Argentina esta radio formando parte del grupo “Prisa”, que es el dueño de “Cadena ser” de España, de editorial “Santillana”, de parte de cadena “Caracol” de Colombia y de Miami. Es un emprendimiento a nivel latinoamericano muy fuerte, pero con una libertad de opinión absoluta.

Una situación hipotética: una gran empresa de la región que publicita en la radio es parte de una noticia que al publicarla haría que la misma quite la pauta difundirla. ¿Cómo actúa la radio en ese caso?

Se toma los recaudos necesarios para darle un tratamiento serio y responsable. Acá nadie compra una editorial con una pauta publicitaria. Quiero aclarar que ninguno de nuestros anunciantes, nunca nos llamó para cuestionar nuestras opiniones. Se toman los recaudos que se toman ante cualquier noticia. A nosotros no se nos ocurrió correr la línea editorial sobre el tema “Mutual Ben Hur” por el hecho que transmitiéramos los partidos de fútbol del club. Ahí si tuvimos problemas, pero eso es problema de la gente que decidió no atendernos porque teníamos una editorial crítica. Acá están los micrófonos abiertos para todo el mundo, y si una de las partes no quiere hablar no puedo hacer nada, pero eso no nos condiciona de ninguna manera. La editorial es para la radio, para los periodistas, para que ellos se sientan cómodos y puedan hablar libremente y para el oyente. Y hablo del tema “Ben hur” porque fuimos el único medio de la ciudad que se jugó con una editorial critica con respecto a ese tema. No con respecto a la institución y a la empresa “Mutual Ben hur” sino a la dirigencia actual.

¿Qué se privilegia la parte económica que trae consigo bajar un medio de Buenos Aires o el contenido?

Contenido. Cuando buscamos un cliente lo hacemos, no en búsqueda de una pauta, sino a venderle un producto periodístico. Cuando hablo con un cliente nunca le digo – necesito, o quiero que me des publicidad. Yo voy a vender publicidad. Así como cualquier comerciante me vende un producto en la góndola, o algún servicio. Yo salgo a vender publicidad, con el producto periodístico de la radio. Y eso tiene su formato, su precio y no admite un manoseo, si admite una negociación.

¿Influye en el precio y la cantidad de publicidad el exceso de radios FM que hay en la ciudad?

Sí, y es uno de los problemas que tienen los medios de acá, el mercado está sobresaturado en el tema medios orales, con ofertas múltiples. Hay cuarenta frecuencias al aire. Yo no creo que compitamos con las cuarenta, el que escucha “Continental” tendrá a lo sumo 2 o 3 alternativas con las cuales compararnos. Un oyente no hace sapping entre “Magdalena” y “Petinato”, lo hace entre ella y otro periodista de ese nivel. Hablo siempre con “Diego Laura” y le digo.-nosotros no competimos con “Turquesa”, competimos con “Mitre”. No competimos con “Estación Popular”, el que escucha esa radio nunca va a escuchar la nuestra y viceversa. Y el que escucha a “Víctor Hugo” no escucha a “Closs” y viceversa. Entonces, si bien hay gran población de radios, la competencia se va segmentando y también se va segmentando las posibilidades comerciales. El cliente tiene hoy un montón de segmentos y quiere estar en todos. Entonces elige un poco de acá un poco y de allá. Son muy pocos los clientes que tienen un objetivo publicitario armado.

¿Qué conciencia se tiene sobre el impacto del medio en la sociedad?

Nosotros tenemos un alto reconocimiento de la gente en cuanto a la opinión seria a la opinión responsable, aun desde el disenso. Lo que hemos percibido es estos 3 años es que evidentemente estamos logrando nuestros objetivos porque la gente nos habla muy respetuosamente de lo que se dice en la radio. Me parece que la opinión de radio “El espectador” es muy respetada. ¿Cuál es el porcentaje de información local?

Hoy tenemos una mínima información local. Y eso es una carencia de la radio. ¿Como estamos tratando de suplirla? Con programas como el de las elecciones de gobernador, hicimos un programa de 4 horas y medias con corresponsales en 7 ciudades. Con un móvil en cada sede partidaria de Rafaela. Con un centro de cómputos propio, fuera de la radio. Pero también es cierto que hoy no estamos, y el oyente tiene que esperar hasta el sábado para escuchar el análisis de lo que pasó ayer. Esa es nuestra falencia, que frente al esquema de otros medios es una amenaza de que el oyente diga quiero escuchar algo mas de Rafaela. Es una materia pendiente y un proyecto a concretar.

v Entrevista a Hernan Fagnola – director de Radio La Mega 96.9

¿Cuáles son los objetivos de la radio?

Son varios, entre ellos esta el comunicar un poco lo que no se da en otras radios, esta radio se maneja en exclusivo con el rock nacional y comunicar además sobre bandas nuevas que aparecen o grupos de chicos que quieren tener su banda, tener su música, este es un punto desde el tema cultural, este es uno de los objetivos. El otro y es el más importante es tratar de que en un futuro como siempre se hizo en casi todos los medios, brindar una ayuda social por intermedio de la radio que por ahí tiene que ver con lo que estamos programando, ayuda a chicos de la calle, ayuda a gente discapacitada, en lo moral y en lo económico. Por ejemplo a los chicos de la calle estamos tratando de conseguir un lugar para hacer un tipo fundación donde se podría ayudar a estos chicos, en la parte, supongamos, darles un plato de comida, ayudarlos en las escuelas o colegios y en la parte, lógicamente, psicológica de cada uno, por ahí vienen de familias que por allí necesitan mucho apoyo y demás. Y eso yo lo vengo haciendo desde hace ya varios años, hace más de 15 años que lo estoy haciendo. Cuando me tocó vivir en Córdoba, y en Villa María, eso siempre se hizo. Es mas, en Villa María tenemos un hogar donde conjuntamente con un amigo que tiene una radio allá lo manejamos y tenemos ahí unos chicos que viven en el hogar y se les brinda ayuda. En Rafaela todavía eso no se hizo, pero está en los planes en un futuro lograr hacerlo y a través de la radio tratar de ayudarlos con respecto a, supongamos que, haya empresas que quieran donar lo que puedan hacerlo para el hogar y la radio le da el apoyo publicitario a dicha empresa que dona, supongamos, supermercados Pingüino, que done 500 pesos en alimentos entonces nosotros en la radio le hacemos una publicidad con respecto a eso. Eso es uno de los objetivos.

¿Qué importancia tiene la radio para usted? ¿Cómo llega a la radio?

Para mí en muy importante, la radio siempre que comunique bien, es importante. Por ahí caemos siempre en la misma, como medio de comunicación tenés que, no se si aconsejar es la palabra, tenés que, por ahí, tratar de hacer campañas contra la drogadicción, contra accidentes de tránsito, sobre usar el casco cuando vas en una moto, hay un montón de cosas. Y la importancia en lo que a mi respecta, como dueño de la radio, para mi es importante, tratar de llegar a eso es importante. Si bien, lógicamente como todo negocio se maneja la parte comercial. Pero por allí tenés que fijarte mucho en esas cosas. Como medio de comunicación, no dejar de que el medio sea netamente comercial, sino que brinde la ayuda necesaria porque la gente escucha en una radio, lo que decís, o cual es el consejo que das, o cuales son tus palabras y en base a eso cada persona tiene una imagen de quien conduce el programa, entonces yo creo que ahí esta la parte de aconsejar un poquitito y dar ese apoyo o esa ayuda. Yo empecé hace 20 años a hacer radio cuando estaba en Córdoba. Y primero fue como una cuestión de hobbie, porque trabajaba en una compañía financiera y empecé por hobbie. Si bien me gustó de chico la radio, nunca pensé dedicarme a ello en un futuro, pero empecé teniendo un programa los domingos al mediodía, de 2 horas. Y después la misma gente empezó a pedir que se expanda el programa, empezó a salir 3 veces por semana, ya después salió toda la semana de lunes a viernes con un especial los días sábados. Y ahí me di cuenta que más que un hobbie la radio me estaba dando trabajo. A partir de ahí empecé y nunca mas dejé, por una cuestión de que me gustaba, siempre me gustó y un día pensé, tendré mi radio, o no, uno nunca sabe estamos en un país muy inestable. Pasaron los años haciendo radio en Córdoba y en Capital Federal y un día me vine a vivir de nuevo a Rafaela a trabajar en otro medio y después se fue dando sobre ahorros que tenía para poner una radio. E instalé mi propia radio, hasta que después se legalizó y se hicieron todos los papeles ante el COMFER y bueno, puse la radio.

¿Qué exigencias tiene el medio para la incorporación de nuevo personal?

Depende para que quieras a esa persona. Si querés un conductor de programa, no es necesario que tenga título. Si necesitas un locutor, si te hace falta un título. Por eso es que el Sindicato Argentino de Locutores exige que haya una x cantidad de personas trabajando en un medio que sean locutores con título con carnet habilitante. Ahora si vos buscas un conductor de programa, cualquiera puede serlo, siempre y cuando lleve la línea de la radio y tenga idea de conducir un programa. Por eso tenés que fijarte en el perfil que puede llegar a tener la persona que puedas llegar a tener conduciendo un programa, porque si yo, suponte, meto un pibe y le gusta hacer un programa de radio y te empieza a hablar de cosas que por allí no son convenientes para el medio, no lo podés tener. Siempre tenés que buscar el perfil de la persona. No socio-económico sino el perfil moral que tenga la persona para llevar adelante el programa. Que sea una persona cuerda, digamos, que sepa que decir que hacer delante de un micrófono. Y después tenés lo otro. Si necesitas un locutor para hacer “comercial”, para tirar publicidades, ese si tiene que tener un título habilitante.

¿Cuál es el objetivo de bajar un medio de Bs. As. para Rafaela?

Yo cuando largué la radio la había empezado con programación local. Cuando se hacen los papeles en el COMFER, a través de unos amigos de Capital Federal, mas precisamente del grupo de canal 9 de Daniel Hadad, me contactaron y me dijeron por que no bajar la señal de La Mega. Si bien yo no estaba bien en acuerdo de que sea todo rock nacional porque por ahí te jugás a mucho porque tenés solo un estilo de música, la radio estaba muy posicionada en Bs. As. Sabemos que en Cáp. Fed. La Mega está primera. Me la ofrecieron, lo estudié mucho y por ahí no fue mi convicción decir, sí, la bajo. Me llevó un tiempo estudiar un poco el mercado, ver que podía llegar a pasar si yo ponía una radio de rock nacional, como lo iba a tomar la gente, por ahí la gente de Rafaela está acostumbrada a otra cosa. Y estudiando el mercado y los programas que tenía y que brindaba la Mega y después de escucharla mas o menos un mes me decidí a bajarla. No por una cuestión económica fue por una cuestión de competitividad hacia otros medios. Tenemos que competir para tener la mayor audiencia. Fue mas que nada por una cuestión de amistad con Hadad o con Marcos Dalmaso que es el ayudante de él y personas que estuvieron ahí ofreciéndomela.

¿Cuál es el porcentaje de información local?

El programa local de la mañana va de 9 a 12:30 hs. Y dos programas locales los viernes a la noche también donde informamos lo que es cultural, noticias locales un porcentaje 40% sobre el total de la programación de la radio. La Mega no me exige un mínimo de horas de programación local, ellos son muy abiertos en este sentido porque otros medios si exigen un equis porcentaje y otros un 100%.

¿Se tiene conciencia del mensaje y del impacto que tiene en el oyente?

Siempre tenés que pensar antes de hablar, porque cuando vos hablaste y dijiste algo fuera de contexto, o estas hablando, por ejemplo, de un artista que se estaba drogando en el baño de un bar, y decís, que bueno se estaba drogando, si vos llegas a decir esa frase, la gente que te está escuchando te tildó de que vos estas del lado de las drogas. En cambio si decís por ejemplo, lo que decíamos del artista y agregas a esto, “que lástima porque por ahí se pierde muchas cosas con drogarse y no sabe en que tiempo está viviendo y esto es malo para la sociedad” entonces ya la gente ya lo toma como otro tipo de mensaje. Otro ejemplo, un accidente de una persona en una moto, no llevaba casco y vos agregas, que bol…, el tipo de la moto no llevaba casco, se hizo mier…, porque no llevaba casco”. Dicho así es como que cae medio duro. Pero si vos decís, “que lástima porque se llevaba casco por ahí no hubiera tenido los daños que tuvo”. Son palabras que hay que saber usar antes de decirlas. Siempre y cuando vos llegues a la sociedad de una forma mas tranquila no vas a tener nunca problemas. Es muy común hoy en día escuchar en los medios de Capital Federal que se usen como dicen algunos “malas palabras”, para mi malas palabras son “chicos que se mueren de hambre”, “gente que robe para su propia conveniencia”. Yo creo que las malas palabras pasan por ahí y no pasa por decir ni mier…, ni cul…, ni tet…, sino que pasan por una cuestión de ver la realidad del mundo. Porque las palabras mier…, cul…, y tet…, las decimos normalmente en cualquier momento y la dice cualquier persona de la familia. Está por ejemplo el que se hace el gil y mira para el costado a chicos que se están cag…, de hambre. O a gente que no tiene para vivir, y al lado les pasan con un auto y le pide una moneda y no le bajan el vidrio. Sabemos que estamos en una sociedad difícil, pero si podés ayudar tratá de hacerlo. En conclusión esta es la meta del medio. Para quienes pusimos un medio y nos gusta la solidaridad, esa es la meta, para el que pone un medio y le gusta la parte comercial ya es otra cosa. Pero en este caso, el caso de Mega Rafaela la historia es esa. Por ahí todavía no se hicieron campañas, pero para fin de año se van a hacer campañas.

¿A qué público apunta?

Mega tiene un público bastante importante, o sea, tiene un target bastante amplio. Por el hecho que el rock nacional le gusta al pibe de 12, 13, 14 ,15 años hasta el de 40 o 50 que te escucha Manal, Sui Generis o rock de la década del ´60 o ´70, Los Gatos. La idea es ubicar dentro de la programación música para todas las edades. Lo importante también es tener el target mas amplio de audiencia para que vos lo puedas presentar de tal manera que una persona de 40 o 50 años sepa que está escuchando un tema de “Intoxicados” que es para gente mas joven, pero por ahí va a entrar uno de “Los Gatos”

¿Qué utilidades encuentra el oyente en la radio?

La radio siempre fue una compañía, y utilidades como por ejemplo si se extravió algo, o gente que necesite recibir donaciones de sangre. Por ahí pasa, para eso está. El medio está para transmitir a la gente que es lo que le hace falta a otras personas. Por ejemplo. Te accidentas, y necesitas 10 dadores de sangre, ¿qué es lo primero que hacés? Lo primero que haces es llamar a la radio.

Bibliografía:

v ¿Qué hace que los medios sean convencionales? Noam Chomsky (charla en el “Z Media Institute”, junio de 1997) (*) v Consentimiento sin consentimiento, la uní formación de la opinión pública. Noam Chomsky. v Decreto ley Nº 22.285. 15/09/1980. Ley Nacional de Radiodifusión Argentina.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*