El rector de la UBA anunció una partida extra de 110 millones de pesos para el Hospital de Clínicas

El Dr. Rubén Hallú estuvo en la cena mensual de camaradería de ADEPA. El diario El Eco de Tandil celebra el 30 de julio de 2007 125 años de existencia, el quinto más antiguo del país.

Compartir:

El Dr. Rubén Hallú denunció que un sector sindical del hospital de Clínicas amenazó de muerte al interventor y golpeó a personal de seguridad + Anuncio también otra partida extra de unos 60 millones de australes para “poner a nuevo” las instalaciones eléctricas y de gas de todos los edificios de la UBA + Proteger el conocimiento de los investigadores argentinos.

Tras presentar al invitado con una reseña de su trayectoria académica, el presidente de ANSES, Dr. Gustavo Vittori, lamentó que en la Argentina “estemos despertando tarde con la educación como factor de competitividad” pues “en un mundo competitivo la investigación es clave”. Para fundamentar esos conceptos dijo que el 99 por ciento de las patentes mundiales pertenecen a los Estados Unidos, Japón y algunos países de la Unión Europea mientras “ahí en ese restante uno por ciento está la Argentina”. Señaló que en una “sociedad abierta la libertad de prensa garantiza el intercambio de ideas y eleva el nivel de debate”, lo cual “tiene que ver con los factores de competitividad”, para destacar que “por todo eso lucha PEPA”.

Luego, ante medio centenar de directores y editores de los principales medios del país, reunidos anoche en la cena mensual de camaradería que se sirvió en los salones del Club de Criadores de Pura Sangre, de la Capital Federal, el Dr. Hallú sostuvo que los países desarrollados “pueden darse el lujo de no dar importancia a la educación y a la investigación, pero no lo hacen”, pero en la Argentina “nos hemos dado ese lujo” porque “la crisis educativa en el país viene desde hace años”. Como ejemplo recordó que al asumir como rector –a finales de 2006- había dicho que la UBA era “un caos” porque “cuando hay desorden administrativo, cuando no se tenía para pagar los salarios, cuando no se sabía cuántas personas trabajaban, ni qué hacían, no queda menos que decir que es un caos, un desastre”.

No obstante, rescató la labor de los docentes y de los investigadores que “pese a todo siguieron, siguen trabajando”, pues se trata del “recurso más valioso que tenemos, ese recurso humano que permitirá a la UBA salir adelante”. Aseguró que se había logrado “ordenar la administración” y que aquellos que “no quieren una UBA con administración transparente van a tener problemas, no habrá lugar para ellos en el sistema”. Al respecto, mencionó como “caso emblemático” al Clínicas que, además de la atención a la población, “tiene un gran plus” pues en ese hospital escuela “se hace docencia, se investiga, se forman profesionales” de nuestro país y del extranjero. Pero –reveló- “allí hay un grupo minoritario que no quiere que las cosas funcionen…, la semana pasada amenazó de muerte al interventor y hoy (por el jueves 26) golpeó a personal de seguridad”.

Hallú, quien fue decano de la Facultad de Veterinaria, anunció que se destinará este año una partida por fuera del presupuesto de la UBA de “poco más de 110 millones de pesos para recuperar el Hospital de Clínicas” y otra, también extra, de unos 60 millones de pesos para “poner a nuevo” las instalaciones eléctricas y de gas de “todos los edificios” de la universidad, algunos de los cuales “no tienen ni gas o bien están con redes clandestinas, como también tienen todos los cables de electricidad pelados”.

También anunció que el próximo 6 de agosto se reunirá, por primera vez desde 1983, la Asamblea Universitaria para la reforma de los estatutos de la UBA, proceso que –calculó- concluirá a finales de este año o a principios del 2008. “No vamos a aceptar ninguna presión, se va a decidir lo que decida la mayoría”, advirtió.

En el tramo final de su disertación, donde se refirió a la UBA que pretende, sostuvo que “la única salida para que la Argentina pase de país subdesarrollado a ser un país desarrollado es tener más profesionales universitarios, invertir más en educación e investigación” y puso como ejemplo a Taiwán que, en los últimos cinco años, “multiplicó por tres el número de estudiantes universitarios y por cuatro el de profesionales con un master”. Dijo que la universidad pública más importante del país también debe recuperar el reconocimiento de la ciudadanía y “ése es nuestro deber, acercar la cultura y el conocimiento a la sociedad, decirle a la sociedad que trabajamos para ella con investigación, con planes, con proyectos concretos” sobre calidad de vida y medio ambiente. Hallú advirtió que la Argentina “no protege su conocimiento”, por lo que se deben aplicar “nuevas políticas” para que “los investigadores no patenten afuera, que lo hagan en el país, pero para eso –subrayó- es indispensable que el Estado les suministre los medios necesarios”. Al respecto, mencionó que algunos llamados convenios de cooperación con otros países “aparecen como una ayuda, pero en realidad se trata de un robo de nuestros conocimientos mediante diferentes recursos”.

Ingreso irrestricto, exclusividad de la Argentina

Luego de su disertación y de contestar preguntas de los comensales, el Dr. Rubén Hallú accedió a una breve entrevista con la revista de ADEPA. En la ocasión señaló que la Argentina “debe ser el único país del mundo” donde el ingreso a las universidades públicas es irrestricto, aunque defendió esa modalidad, ya que –indicó- “nuestra política no es de exclusión, nos hacen falta más estudiantes universitarios, más profesionales si realmente aspiramos a ser un país desarrollado”. Sobre el presupuesto de la UBA, que este año ronda los 800 millones de pesos, de los cuales casi el 90 por ciento se destina a salarios, sostuvo que “ningún presupuesto en educación es totalmente satisfactorio, siempre hace falta más plata”, ya que “bien sabemos que los sueldos docentes no son de los mejores y que hay que brindarle a nuestros investigadores todos los medios necesarios si es que no queremos seguir rezagados en un mundo en constante avance científico tecnológico”. Por último, al pedírsele precisiones sobre las personas del Hospital de Clínicas que habían amenazado de muerte al interventor y golpeado a personal de seguridad, el rector de la UBA señaló que “ya se presentaron las correspondientes denuncias penales contra ese grupo de sindicalistas vivillos que quieren seguir engordando sus bolsillos”.

EL ECO DE TANDIL CUMPLE 125 AÑOS

  El diario El Eco de Tandil celebra el 30 de julio de 2007 nada menos que 125 años de existencia.

En el año 1882 un boticario español asentado en esa ciudad del sudeste bonaerense, llamado Juan S. Jaca, compró una imprenta en un remate y se aventuró al mundo periodístico. Años después, decidido a regresar con su familia a Bs.As., se preocupó por la continuación con vida del periódico que había fundado y , no sin esfuerzo, encontró un comprador. Con el paso de los años, fueron varios los que se hicieron cargo de la publicación y al tiempo debieron resignar voluntades, agobiados por las pérdidas. Transformado en diario en 1935 tuvo que soportar varias clausuras. Todas fueron durante el gobierno de Juan Perón en la década del 40 y la más extensa duró casi un año, en 1943. Al llegar a su centenario y a punto de cerrar sus puertas, El Eco de Tandil encontró en su empleado más joven a quien lo sacaría definitivamente del letargo. Con 22 años recién cumplidos, Rogelio Adrián Rotonda se hizo cargo de las cuantiosas deudas, y de a poco fue transformando el diario. Su primera medida fue, en 1983, transformarlo en tabloide, a la vez que incrementaba el número de páginas dedicadas a las cuestiones lugareñas. El cambio más importante, denominado “La Segunda Fundación”, se produjo el 29 de noviembre de 1992, cuando por vez primera, el matutino tandilense se imprimió en sistema off set. Otro cambio trascendente ocurrió el 20 de junio de 1999: ese día El Eco comenzó a aparecer en colores. El 125 aniversario encuentra al diario en su mejor momento, liderando el mercado y siendo el eje de Multimedios El Eco, que en un edificio de varias plantas recientemente inaugurado en pleno centro de Tandil, concentra también a Eco T.V. (único canal de la ciudad), El Eco Digital, la revista Suma y la Agencia de Comunicación Cinco60. El Eco de Tandil es actualmente el diario más antiguo de la provincia de Buenos Aires, y el quinto de la Argentina, detrás de La Prensa, La Capital de Rosario, La Nación y Buenos Aires Herald.

Compartir:

1 thought on “El rector de la UBA anunció una partida extra de 110 millones de pesos para el Hospital de Clínicas

  1. Me interesaría tener más información de su fundador, Juan Sebastián Jaca. Se que es oriundo de Berastegui (Guipuzcoa), del mismo pueblo (sumamente pequeño a fines del siglo XIX) que mi abuelo paterno, Miguel Ignacio Jaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*