El activo de Ben Hur no alcanzaría para pagarle a todos los ahorristas

El último balance de la Mutual del Club Sportivo Ben Hur, que cerró el 31 de octubre de 2005; es una muestra más que el default de la entidad ya no podía ocultarse y que el proceso de quiebra era inevitable. Los números evidencian que en estos momentos tiene un pasivo que ronda los 35 millones de pesos, mientras que el activo sólo representa 30 millones de pesos. Este dato es relevante, ya que si la entidad mutualista va a quiebra y debe vender todo los bienes de su patrimonio, como están los números hoy, no le alcanza para pagarle a todos los damnificados.

Compartir:

El último balance (18º Ejercicio Económico) de la Mutual del Club Sportivo Ben Hur, que cerró el 31 de octubre de 2005; es una muestra más que el default de la entidad ya no podía ocultarse y que el proceso de quiebra era inevitable. Los números evidencian que en estos momentos la Mutual del Club Sportivo Ben Hur tiene un pasivo que ronda los 35 millones de pesos, mientras que el activo sólo representa 30 millones de pesos. Este dato es relevante, ya que si la entidad mutualista va a quiebra y debe vender todo los bienes de su patrimonio, como están los números hoy, no le alcanza para pagarle a todos los damnificados. En este sentido, en diálogo con un grupo de contadores de Rafaela explicaron que acá aparece lo que es la contabilidad creativa, lo que no quiere decir precisamente que sea contabilidad falsa; sino que dentro de las normas contables, a veces, se fuerza al máximo el uso de alguna norma para mejorar la presentación de la información. Frente a esto, llegada la pesificación, el Banco Central permitió que los quebrantos que se originaron con la pesificación no se cargaran a ese ejercicio, sino en cinco o seis sucesivos. “Eso es un artificio contable, permitido por el Banco Central y dicen que el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) también lo autorizó. Pero ese quebranto que se reparte en cinco años está en el activo, eso es contabilidad creativa, pero si la Mutual va a quiebra eso no puede vendérselo a nadie”, explicaron los profesionales. Entonces, sacando esas cuentas el activo de la Mutual ronda los 30 millones de pesos; cifra que demuestra a las claras que no alcanza el dinero para pagarle a todos los socios perjudicados por el crack financiero. No obstante, recordemos que hay un artículo en la Ley de Concursos y Quiebra que dice que los directivos son responsables con su patrimonio, pero en la medida que haya un dolo, delito o negligencia. Eso se prueba en sede penal, entonces si alguna de estas situaciones se demuestran de alguna forma se extendería responsabilidad a los directivos de Ben Hur y éstos deberían responder con su patrimonio personal. El pasivo escondido Según explicó el grupo de profesionales consultado por este medio, en general, las empresas que ingresan en un proceso concursal antes de entrar al concurso de una quiebra, tratan de alguna forma de acomodar los números para que los terceros no pierdan la confianza en ellos. En este marco, parecería que podría haber pasado eso en el balance de la Mutual de Ben Hur, ya que el Ejercicio Económico de 2004 arrojó una utilidad de 185.492, 57 pesos; mientras que el del año 2005 tuvo un quebranto de 3.601.095,23 pesos. “Y las crisis no se generan, no se desatan, de un año para otro, sino que van incubándose”. En tanto, en el balance del año 2004 había una cuenta que tenía un millón de pesos de ganancia y no tenía explicación. Decía algo así como recursos financieros de un millón de ganancias, pero llama la atención que ese millón de pesos no se incorporó también en el último ejercicio económico. “Parecería ser que durante el 2005, cuando el balance se presenta seis días antes de la conversión de la quiebra en Concurso Preventivo, se decide exponer y manifestar los quebrantos que venían acumulándose. En resumen entonces, Ben Hur no sería una excepción a los balances que tratan de dibujarse, propio de las empresas que están en cesación de pago y entran en un proceso concursal”, advirtieron los contadores. La pesificación asimétrica, ese caballito de batalla Ante la imposición del segundo corralito financiero, los integrantes de la Comisión Directiva de la Mutual del Club Sportivo Ben Hur volvieron a disparar culpas contra la pesificación asimétrica y en las explicaciones y discursos siempre figuró esta excusa como el mal que condujo a la entidad a un default financiero anunciado. La memoria del balance de 2005 vuelve a mencionar este tema, como el caballito de batalla, pero los directivos de la entidad siempre olvidaron mencionar un dato importantísimo: cuánto les costó la pesificación asimétrica a Ben Hur. Al menos ese dato no figura en la memoria del Ejercicio Económico 2005. Los profesionales consultados señalaron que si los números se cuantificarían podría medirse cuál fue el impacto de la pesificación asimétrica en el patrimonio de la Mutual. Frente a esto surgen diversas hipótesis: o el impacto no se sacó, o no se conoce, o no quiere decirse, o la pesificación asimétrica no sería la causa de la cesación de pago de Ben Hur. La insolvencia agazapada Ya estaba pedida la quiebra en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y Laboral de los Tribunales de Rafaela y el balance de la Mutual se presentó a los pocos días de la conversión en Concurso. Este acto reflejó, sin dudas que el Concurso no es gratuito y que la solicitud de quiebra se debe a la insolvencia de la entidad mutualista, ya que los números del último Ejercicio Económico así lo manifiestan. Es decir, la Mutual de Ben Hur no tenía capacidad financiera para hacerle frente a las obligaciones. Asimismo, con lo que posee la Mutual en el Activo Corriente y las obligaciones, tiene aproximadamente 15 millones de diferencia. Es decir, después de depurar algunas cosas el Activo Corriente sería de 19 millones, mientras que el pasivo de 35 millones de pesos. Los números demuestran entonces que a Ben Hur le hacían falta 16 millones de pesos para hacerle frente a los vencimientos que tenía, ya que la gente quería cobrar lo depositado. Eso se llama iliquidez. “Esto demuestra que el pedido de quiebra y la decisión del Juez no fue casualidad”, aseguraron los especialistas en la materia consultados por este medio. Recordemos que el Activo Corriente engloba los bienes que pueden realizarse en efectivo al cabo de un año: caja, créditos. En este marco, la Mutual de Ben Hur también incluye en esta cuenta los lotes del Jockey Club, pero estos aún no se vendieron y ya pasó mucho tiempo; por lo que eso no es un Activo Corriente. A su vez, el Pasivo Corriente son los ahorristas, los que depositaron dinero en la Mutual. “Es decir, si los ahorristas iban a cobrar todos juntos era imposible pagarles, pero ni siquiera en un año podrían abonarle a toda la masa de perjudicados. Entonces, la insolvencia es tal cual”, advirtieron los profesionales.

Fuente: diario Castellanos, Rafaela, 2 de mayo de 2006.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*