Desapareció dirigente comprometido

Carlos Battistella falleció el viernes último a la edad de 87 años. “El PAMI escucha, pero no contesta”, solía repetir cuando se quejaba por los malos servicios de la obra social. Se reproduce el último mensaje del 20 de setiembre de 2004.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

El viernes último falleció don Carlos Battistella a la edad de 87 años, causando profundo dolor entre familiares y amigos. Fue presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados Nacionales del Departamento Castellanos con sede en Alvear 621 (de 1997 hasta 2004 cuando renunció por problemas de salud), pastor de la Primera Iglesia Evangélica Bautista (hoy en calle Alem) habiendo practicado el ecumenismo con monseñor Vicente Zazpe (cuando era obispo de Rafaela) y secretario general del Sindicato de la Carne, ya que había trabajado durante unos 40 años en el entonces Frigorífico Rafaela (hoy Rafaela Alimentos). A decir verdad, fue defensor a ultranza de los jubilados y nunca tuvo “pelos” en la lengua para realizar críticas por los haberes de hambre, los malos servicios de la obra social y el cobro de plus. Solía repetir a este cronista que “el PAMI escucha, pero no contesta”. A continuación se reproduce el último mensaje que leyó el 20 de setiembre de 2004 con motivo del Día del Jubilado en el Jacarandá en la plaza 25 de Mayo: “El día del jubilado nacional, se celebra anualmente el día 20 de setiembre, fecha establecida en adhesión a la primera ley previsional dictada por Hipólito Yrigoyen en su primera presidencia de la Nación, ejercida entre el 12 de octubre del año 1916, al mismo día y mes del año 1922. “Hoy tendría que ser un día de festejos, un día de alegría, pero lamentablemente, como en años anteriores solamente será un día de recordación, ya que en nuestros corazones solamente hay tristeza e indignación. “Hay tristeza e indignación en nuestros corazones, porque si a un señor ministro no le alcanzan tres mil pesos y se aumentaron a seis mil, ¿cómo pueden pensar que a los jubilados les alcanza con 300 pesos para pagar el alquiler, la luz, los impuestos, comer, vestirse, comprar los medicamentos, pagar el plus que algunos médicos y algunas clínicas siguen cobrando? ¿Piensan que con esta suma han mejorado la vida de los jubilados nacionales? “Es de lamentar que muchos jubilados tienen que subsistir con un bolso de alimento que cada día es más chico, ya que hace dos años se les entregaba un bolso con más de 30 artículos y hoy apenas se les entrega 18, ¿tener que aceptar después de una larga vida de trabajos que los hijos tengan que atender sus necesidades? ¿Y si no los tienen? “Hoy recordamos con todo cariño a todos aquellos hombres y mujeres que nos precedieron, que lucharon día tras días buscando y reclamando para mejorar en bien de los jubilados, que siempre fueron y siguen olvidados por los distintos gobiernos. “Estoy sumamente agradecido a Dios por haber levantado a hombres y mujeres con grandes iniciativas a favor de los jubilados y pensionados nacionales, porque por el trabajo de cada uno de ellos, se crearon los centros de jubilados, donde pueden compartir sus alegrías y sus tristezas, en su última etapa de sus vidas. “Lamentamos, profundamente, encontrar a un país que todavía no ha encontrado el rumbo claro para erradicar los desaciertos que lo aquejan, no por culpa de los trabajadores y de los jubilados, sino por algunos políticos que en lugar de trabajar con lealtad para el progreso del país, muchos de ellos se preocupan para solucionar el problema personal y para el bienestar de sus familiares. “No importa cuanta grandeza tenga una Nación, nunca será grande si ha perdido de vista el valor del ser humano.”

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*