“Las nuevas generaciones no reconocen a los adultos”

Es la opinión de Emilio Tenti Fanfani, doctor en Ciencias Políticas y Sociales y coordinador de Investigaciones del IIPE-UNESCO (Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación) en una entrevista en LT3 radio Cerealista de Rosario.

Por María Herminia Grande

Compartir:

Dr. Emilio Tenti Fanfani: – Doctor en Ciencias Políticas y Sociales

  • Coordinador de Investigaciones del IIPE-UNESCO (Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación).

“Las nuevas generaciones no reconocen a los adultos como sujetos de los cuales ellos puedan aprender algo. Se sienten autosuficientes”

“El tema de la violencia es un problema de las sociedades contemporáneas, no es sólo un problema nacional. Es interesante ver qué tipo de sociedad estamos viviendo. Estamos viviendo en una nueva fase del capitalismo. El capitalismo cambió”

“Estamos viviendo en esta sociedad problemas de integración social. ¿Dónde se manifiesta más ese problema de integración social?: en el funcionamiento de los mecanismos que garantizaban la socialización de las nuevas generaciones: la familia, la escuela, los partidos políticos, los sindicatos, que acompañaban el desarrollo de las nuevas generaciones, de los niños, de los adolescentes, de los jóvenes, para insertarlos en la vida social. Estas instituciones que se llamaban de socialización, en la mayoría de las sociedades están en crisis”

“Estamos en un proceso de desinstitucionalización. Los individuos hoy son más libres que antes. Yo diría que esto tiene un lado positivo. Por ejemplo ahora los chicos toman decisiones que antes no tomaban. El lado negativo es que los niños, los jóvenes están más librados a sí mismos, están más abandonados. Es la contradicción de la libertad. Hay libertad pero al mismo tiempo hay soledad”

“Ésta es una sociedad de consumo. Aún los que tienen poco se desesperan por consumir.

“Hoy en día ¿dónde se aprende la acción colectiva?”

“Vivimos en sociedades cada vez más escolarizadas, y donde el conocimiento está cada vez más concentrado, fíjese que paradoja. Hoy en día ir a la escuela, superar barreras, pasar de grado, ganar diplomas, no es sinónimo de haber aprendido, de haber desarrollado conocimiento”

“Usted no puede aprender matemáticas, economía o el funcionamiento de la sociedad a través de la imagen de la televisión, hay que empezar por el libro. Hoy se excluyen bienes preciosos de la cultura de la humanidad…”

“Hay que evitar en Argentina ese discurso que dice “hay que volver a las escuelas de antes, en las que sí había autoridad, esas eran buenas escuelas…”. A la escuela de antes no se vuelve, porque los problemas que tenemos hoy, estos que estamos discutiendo hoy, son problemas inéditos. Estos desafíos no son los desafíos de Sarmiento, ni de mediados del siglo pasado, ni siquiera los desafíos de hace 30 ó 40 años”

“El adolescente no es sólo una cabeza vacía a la que hay que ponerle conocimiento. ¿Quién se encarga de los temores, de las fantasías, de los sentimientos de los chicos?”

“Las clases dominantes, las clases privilegiadas, mandan a sus hijos a instituciones fuertes, a instituciones que tienen la capacidad de formar subjetividad, de dar conocimiento, no tienen miedo de usar la palabra transmisión. ¿Sabe cuál es la paradoja? Que los sectores populares, los que tienen menos capital, menos riqueza, menos integración social, laboral, los hijos, van a instituciones extremadamente débiles”

“Hay chicos que van a la escuela pero que no van a clase”

Fuente: www.mariaherminiagrande.com.ar

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*