“Derechos” televisivos atentan el bien común

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Horizonte (FM 99,5) que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

Desde que empezó el torneo de fútbol del Argentino A hay un contrato televisivo entre la empresa Estadios SA y el Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino por el cual se televisan los partidos en directo por los canales 7 y América. Pero está prohibido que los cables locales como CableVisión en nuestra ciudad puedan filmar los encuentros, a cambio de “monedas” para algunos clubes cómplices que aceptaron y de esta manera reciben un porcentaje de publicidad, una reducción de gastos de los árbitros y otros ítems. A decir verdad, este acuerdo atenta contra dos principios constitucionales: la libertad de expresión porque prohíbe trabajar a los camarógrafos en distintas canchas y, al mismo tiempo, el derecho a la información que tienen los televidentes (jugadores, técnicos, dirigentes, hinchas y público en general). Al respecto, es claro el pacto de San José de Costa Rica de 1969 que tiene jerarquía constitucional. El artículo 13 dice: “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística o por cualquier otro procedimiento de su elección”. A raíz de esta situación se está armando una movida en varios puntos del país, por ejemplo, en Tucumán la Asociación de Prensa de esa ciudad presentó un recurso de amparo y la Justicia dio lugar en forma automática. El partido entre San Martín y el “9” jugado el sábado 17 de setiembre último fue transmitido por Estadios en directo por América TV, pero también pudieron trabajar los camarógrafos tucumanos con libertad, al igual que el sábado pasado entre Atlético de aquella ciudad y Unión de Sunchales. Hace años que TN deportivo cubre diferentes campeonatos de fútbol, entre ellos el Argentino A, y con esta situación abusiva solamente pasan las imágenes de los partidos en aquellos lugares donde los clubes rechazaron este convenio discriminatorio. En este contexto hay que recordar lo que hace años viene realizando la empresa Torneos y Competencias que tiene también los “derechos” televisivos de la Primera División con la AFA por el cual los otros canales no pueden pasar los goles de los partidos hasta que termine el programa dominguero nocturno “Fútbol de primera”. Pero Argentina no es el ombligo del mundo ni mucho menos. Basta mencionar lo que ocurre en Italia en esta materia. Una vez que finalizan los partidos durante la tarde del domingo en forma automática los canales pasan las síntesis de los encuentros, en una liga mucho más competitiva y en la que se manejan contratos millonarios en euros. En el fútbol siempre hay intereses comerciales, pero en el Argentino A atentan contra la libertad de expresión y el derecho a la información, que van a contramano del bien común del público deportivo.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*