Unirnos para el Centro de Radioterapia en Rafaela

¿Puede haber insensibilidad cuando se trata de una obra para mitigar el dolor de enfermos oncológicos que para su tratamiento desde esta ciudad y zona deben recorrer cientos de kilómetros durante semanas, que implica gastos, pérdidas de tiempo y molestias físicas?

Por Emilio J. Grande (Rafaela)

Compartir:

Por Emilio J. Grande.- El concejal Félix Bauducco presentó una minuta de comunicación que apunta a la generación de un movimiento que mezcle la acción oficial con la privada destinado a la concreción del Centro de Radioterapia, objetivo que lleva años de esfuerzos frustrados. Es la del popular Lolo una iniciativa que merece unánime apoyo, que seguramente lo tendrá en la medida que marque el camino la acción oficial, esta que debería partir de la sensibilidad de amor al prójimo de parte de los gobernantes a nivel nacional, provincial y municipal. Hay un ejemplo de reciente actualidad como fue la construcción del nuevo edificio del Instituto del Profesorado que se concretó con aportes de fondos nacionales y provinciales. ¿Puede haber insensibilidad cuando se trata de una obra para mitigar el dolor de enfermos oncológicos que actualmente para su tratamiento desde esta ciudad y zona de influencia deben recorrer cientos de kilómetros durante semanas y semanas, con lo que eso implica de gastos, pérdidas de tiempo y molestias físicas? Debe tocar el amor propio de la ciudad la oportuna memoración que hace Bauducco de cuando en el Policlínico Rafaela se instaló la bomba de cobalto, única en la Provincia, después perdida. Esa mención debe acicatearnos para recuperar tal servicio cuando la ciudad desde entonces -más de 30 de años- ha progresado enormemente, pero no en todos los aspectos, uno vital como el caso que nos ocupa, tan luego referido a la salud. Me ocupé del Centro de Radioterapia en nota publicada en estas páginas el miércoles 5 de este mes en la que hacía mención a los intentos frustrados, a la campaña de doña Olga Guazzini, al papel que deberían desempeñar el intendente Castellano y el diputado nacional Perotti, sugiriendo que se destine al Centro de Radioterapia parte de los 16 millones de pesos que recientemente otorgó el Gobierno nacional a nuestra Municipalidad y a la necesidad que el tema se reactivara como lo hizo hace poco tiempo el edil Bonafede y como lo hace ahora su par Bauducco. Mi insistencia en que el oficialismo local haga uso de buena relación con el Gobierno nacional se fundamenta en que la presidenta Cristina que en un mismo escenario se muestra enojada, tensa y vehemente y dos minutos después se ríe, baila y toca tambores y es muy propensa a dedicar miles y miles de millones a los gobernantes amigos, también lo haga a favor esta noble causa.

TERMAS DE RIO HONDO Tal cuantioso apoyo lo comprobamos en la ciudad de Termas de Río Hondo. Quien visite ese centro turístico se sorprende de un año al otro, observando gran progreso edilicio de enorme inversión. Esta localidad santiagueña está atravesada por la ruta nacional 34 y camiones de todo porte incluido los jaulas, ómnibus y variados vehículos al transitar en el microcentro lo hacen sobre un embaldosado de lujo. En el autódromo, inexistente en 2012, ahora impacta un monumental edificio de planta baja y dos pisos donde se exhiben dos museos: uno de automóviles deportivos de todas las categorías incluida la Fórmula 1 y otro de motocicletas con modelos a partir de 1907. Los visitantes al concluir el recorrido son invitados, si se animan, a ocupar una butaca en el simulador, con el que se experimenta la sensación de estar en el habitáculo de un auto cuyo velocímetro supera los 200 km/h, filmado en el propio autódromo. Quienes vuelvan al lugar el año próximo seguramente se sorprenderán con un hotel 5 estrellas que está en inicio de construcción a pocas cuadras en el complejo del citado autódromo. Al observar tales obras millonarias es inevitable pensar en increíbles injusticias sociales, como la que mortifica a más de cuatro millones de jubilados que por haber vetado Cristina el 82% que había convertido en ley el Congreso ahora sufren penurias con una asignación mensual que supera apenas los 2.000 pesos. Castellano y Perotti deberían ocuparse sin tardanza para el Centro de Radioterapia. Mientras tanto abogamos para que la iniciativa del concejal Bauducco se convierta en realidad con el apoyo de los otros ediles. Aguardan esperanzados decenas de enfermos oncológicos de nuestra ciudad y la zona de influencia (no empleamos la región porque esta es una porción geográfica inmensa, verbigracia: Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil, Uruguay, mientras citar zona refiere a pequeñas poblaciones vecinas de una ciudad, en nuestro caso Roca, San Antonio, Vila, Ramona, Aldao, Sunchales, Humberto I, Ataliva, San Cristóbal, Bella Italia, Aurelia, Susana, etc). La unión hace la fuerza como pregona el Martín Fierro. El Centro de Radioterapia será realidad en Rafaela si gobernantes y sectores privados suman esfuerzos motorizados por el amor al prójimo.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*