“Una alternativa fue la música para sacar a jóvenes de las adicciones”

El que habla es Fabián Liendo, líder de la banda rockera Kyosko que se presentó hace unos días en el estadio cubierto de Atlético, organizado por el grupo Roca Fuerte de la Iglesia Evangélica Congregacional de esta ciudad, ante unas 500 personas. “Este año estuvimos el 70% del tiempo de gira fuera del país”, dice.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

“Nosotros tenemos la expectativa que Dios venga, estamos entregados a la voluntad de Dios, su provisionalidad ha sido una aventura preciosa para nuestra vida; sabemos que él quiere que estemos acá hoy y la expectativa es que se cumpla su propósito. Esperamos haga lo que se propuso hacer en una noche de música, de rock y fiesta”. El que habla es Fabián Liendo, líder de la banda rockera Kyosko que se presentó hace unos días en el estadio cubierto de Atlético, organizado por el grupo Roca Fuerte de la Iglesia Evangélica Congregacional de esta ciudad, ante unas 500 personas (de Rafaela y otras localidades). Esa jornada incluyó también talleres y fue declarada de interés municipal. A continuación la entrevista con este cronista.

-¿De qué manera Dios fue obrando personal y grupalmente? -Conocimos a Dios cuando éramos adolescentes y fue una revolución para nuestra vida como dice en Mateo 25, descubrimos que Jesús era el otro y fue una bisagra gigante en nuestra vida. Eso nos llevó a trabajar en la parte social, entender que el otro era Jesús y poder abrazar, vendarle las heridas, darle de comer a Jesús y un enorme privilegio; cambió toda nuestra perspectiva. Dentro del trabajo social una de las alternativas fue hacer música para sacar a chicos de las adicciones, por eso decimos que Kyosko fue más una consecuencia que un objetivo. En un momento nos llamó la discográfica para firmar un contrato con nosotros y grabar un disco.

-¿De qué manera están trabajando con las adicciones? -En aquel entonces hablábamos con los pibes en la calle y los llevábamos al Señor, algunos se rehabilitaban inmediatamente y otros no y luego eran internados. Trabajábamos para una fundación de nuestra comunidad cristiana adonde tenemos centros de rehabilitación, hogares para madres solteras, lugares para chicos de la calle y comedores.

-¿Cómo es el financiamiento? -Es a través del voluntariado, es el lugar de la Iglesia, en un mundo donde todos los planes socialistas fracasaron lo único que va a sostener a los débiles, huérfanos, despreciados, a los que atendía Jesús, va a ser el voluntariado, que den su vida, sin esperar nada a cambio, por el otro; ese es el lugar de la Iglesia, es ser luz y ser sal en una sociedad, de sentirse amado y tener reconocimiento.

-En materia musical, ¿qué tipo de rock realizan? -Hacemos un rock muy influenciado por el inglés y el argentino está en nuestra sangre. Por donde vamos, por el mundo (latinoamérica, Estados Unidos, Europa) cuando nos escuchan dicen “esto es rock argentino”. Lo más difícil es lograr un audio e identidad propios como banda y hecho artístico en sí mismo.

-Siguen de gira, ¿ahora se van a México? -Nos vamos durante 15 días y nos queda otra por Paraguay. Este año estuvimos el 70% del tiempo fuera del país en Inglaterra, Francia, Italia, España, lugares impensados. Es muy lindo todo lo que Dios hace, una experiencia muy linda no por el hecho de viajar ni de visitar países sino por lo que Dios hizo en esas giras, pero la cruz de todo esto es estar afuera y lejos de la familia, de los discípulos, de la gente que uno atiende.

-¿Cómo fue la recepción del público en esos lugares? -Siempre fue buena y muy buena, se adapta a la “temperatura” de cada sociedad, en lugares de latinoamérica no podemos escuchar el monitoreo por el grito de la gente durante todo el concierto porque son efusivos y en Europa son mucho más tranquilos y disfrutan a su manera; el lograr de Dios es el mismo, la alegría, el entusiasmo posterior es igual. Estamos felices de tener ese abanico en nuestras vidas.

-¿Cuáles fueron los últimos discos y premios? -El más importante es el premio de SADAIC un reconocimiento al trabajo artístico, social y de venta de discos al igual que los chicos de Rescate (banda de Rosario). Son muy escasos y se cuentan con los dedos de una mano los artistas que llegan a tener un disco de oro o de platino de una compañía en una era de la piratería indiscriminada. Viajamos a México donde estamos en cuatro nominaciones.

Un disco de oro

Tras haber superado las 20.000 copias vendidas, desde su lanzamiento en octubre de 2007, Universo 4 alcanzó el Disco de Oro en Argentina – editado por el sello EMI-, siendo este el primero otorgado durante la carrera de la banda Kyosko que se presentó hace unos días en Rafaela. “Queremos agradecer a todos aquellos que nos apoyan y compartir esta alegría con ustedes, que son parte de nuestra familia”, destaca Fabián Liendo.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*