Un comunicador con garra y un escritor con verbo

Víctor Corcoba Herrero desde Granada (España) realizó una entrevista vía e-mail al periodista y docente Emilio Grande (h.) de Rafaela publicada en la revista “Cuadernos para el diálogo”.

Compartir:

Por Víctor Corcoba Herrero.- He aquí un activista de la palabra, Emilio Óscar Grande, que desde la provincia de Santa Fe (Argentina), concretamente desde la ciudad de Rafaela, cabecera del departamento Castellanos, abraza al mundo con el deseo de conducir a hombres y mujeres a pensar, cautivado por las culturas de un mundo globalizado. Nos consta que domina un montón de idiomas, como es propio de una persona sumamente cultivada, aparte de ser un gran docente en diversas cátedras de periodismo y un gran defensor del periodismo libre como lo refrenda su mandato presidencial en el Círculo de la Prensa de su ciudad, pero —a mi juicio— lo más sobresaliente es su gran capacidad comunicadora, y por ello surge esta entrevista.

LA LIBERTAD TAMBIÉN TIENE UN PRECIO Estamos al corriente de su formación vastísima, de su espíritu inquieto como escritor y periodista, pero el duende de la comunicación sabemos que no le abandona, hasta el punto que sus programas de radio sientan cátedra entre los suyos. -¿Cómo nace este respeto y desde cuándo? -El programa radial “Sábado 100” se inició en radio I (FM 100,5) el 18 de mayo de 2002, el 6 de marzo de 2004 en radio Horizonte (FM 99,5), el 8 de julio de 2006 en Mitre Rafaela (FM 91,9), el 19 de marzo de 2011 en Red del Plata (104,3) y desde el 9 de abril de 2011 en radio Sol (FM 90.9), que funciona en calle Blas Olivero 562 de Rafaela. Se emite los sábados de 9 a 10 horas (hora argentina) y sí tenemos constancia de tener una gran audiencia. También se puede escuchar en www.radiofmsol.com.ar -¿Dónde radica el éxito del programa? -Pensamos que en la variedad y en la libertad de decir las cosas con la verdad por delante. El género del programa es de opinión, sobre los temas más importantes de la semana en temáticas social, cultural, económica, política, deportiva, religiosa, entre otras. También se realizan entrevistas a distintos actores sociales, dejándonos acompañar por la música y la inevitable publicidad. Es como un informe semanal realizado con rigor, sin obviar ninguna noticia y con la independencia que nos caracteriza. -¿Qué le mueve a realizar este espacio radiofónico? -Me mueve mi pueblo y sus gentes. El objetivo del espacio radiofónico, en todo caso, es bien claro: ser el mejor programa de opinión de Rafaela y su región, con una propuesta diferente a lo que se oye. Buscamos, sin duda, una integración de los sectores sociales de la comunidad a través de un foro público, por medio de un periodismo profesional y de respeto por la audiencia. Jamás utilizamos la improvisación y el relleno, ni tampoco nos mueven intereses particulares, únicamente el bien general y el sentido de comunidad pensante. -¿Le han censurado alguna vez por esa libertad que impregna al espacio? -Siempre surgen problemas. La libertad, querido Víctor, tiene un precio y tú lo sabes. Por ejemplo, a raíz del editorial titulado “¿Hay una mano negra en las entidades médicas rafaelinas?” (https://www.sabado100.com.ar/?p=2864), del 12 de marzo de 2011, este programa fue levantado dos veces: primero en radio Mitre Rafaela y luego en radio Red del Plata Rafaela, porque el poder no admite ser denunciado e investigado por el periodismo, teniendo repercusión en cartas de lectores publicadas en el diario La Opinión, comunicados de entidades de prensa local, provincial y nacional, y muestras de solidaridad de la gente.

MIRADAS SOBRE ARGENTINA DESDE UN PAÍS JOVEN -Su país es relativamente joven en el concierto mundial de naciones, especialmente si se compara con las culturas milenarias de Europa y Asia. ¿Cómo llevan esa juventud? -El año pasado fueron festejados los 200 años de la Revolución de Mayo con epicentro en el 25 de Mayo de 1810, en el que se sientan las bases de un país libre respecto a España, que luego se profundizará con la declaración de la Independencia de 1816 en Tucumán. Por este motivo, hubo festejos en distintos lugares del extenso territorio nacional, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires, con diversas expresiones culturales multitudinarias, organizadas por los gobiernos nacional y provinciales. -Argentina, que tiene diversidad de climas y de suelos, también posee multiplicidad de razas. ¿Cómo se lleva esa mezcla? -Efectivamente, tenemos llanuras, sierras, montañas, ríos y mar que permite la realización de una gran variedad de cultivos y la producción de un sinfín de actividades agropecuarias. En cuanto al otro elemento, no menor, es la diversidad de razas que a la originaria, mestiza y criolla se sumaron entre los siglos XIX y XX corrientes masivas de italianos –la más importante en cantidad–, españoles, alemanes, suizos, polacos, franceses, judíos, entre otros. Este componente social generó, por un lado, respeto y convivencia entre las diferentes culturas y, al mismo tiempo, una riqueza sociocultural significativa que se volcó en las diferentes organizaciones sociales, culturales, económicas, políticas y religiosas. Sin embargo, están las “sombras” de pobreza e indigencia con un 20% de desocupación sumada a la inflación de casi el 30% anual. Por desgracia, igualmente, está enquistada en el poder desde años la detestable corrupción que no solamente enriquece a algunos mediante coimas, sino que también nos empobrece a todos estas actitudes funestas para la democracia y para los demócratas. -O sea, que de lo de la redistribución nada de nada… -No hay una justa distribución de las riquezas. Unos pocos ganan mucho y miles de personas viven en la exclusión y la pobreza. En Argentina hay una diferencia de treinta veces entre lo que gana el más rico y el ingreso del más pobre. ¿Cómo se explica que un país tan rico económicamente y que podría alimentar a cuatro naciones juntas tenga tantas deudas sociales? Pues ahí queda como reflexión…

DESPUÉS DE LOS 130 AÑOS DE COLONIZACIÓN -Hablemos de la ciudad de Rafaela. ¿Andan de onomástica histórica? -Sí. No fue fundada desde una concepción española, sino que fue formada a través de la empresa de colonización del alemán Guillermo Lehmann y se toma como referencia la fecha del 24 de octubre de 1881. En consecuencia, este año 2011 se está festejando sus 130 años de vida, casi nada si se lo compara con pueblos y ciudades europeas que tienen cientos de años de historia y cultura. Rafaela fue declarada ciudad el 26 de enero de 1913 y se estima que actualmente viven unas 100.000 personas (en 2010 se hizo el último censo nacional pero todavía no se conocen los resultados). Mi abuelo Rafael R. Actis, quien fuera uno de los fundadores del diario La Opinión de Rafaela en 1921, lugar donde trabajo en la redacción desde 1996, le impuso el nombre de “Perla del Oeste” a nuestra ciudad. Mi papá Emilio José también trabajó en este diario durante cuarenta y dos años, de los cuales veinte años fue director periodístico, actualmente tiene 82 años y está jubilado. Por este motivo, mis artículos en el citado medio de comunicación, son firmados Emilio Grande (h.). -¿Cómo se explica esta explosión demográfica en tan poco tiempo cuando los pueblos de la redonda tienen mil o dos mil habitantes? -Hay varios secretos para destacar. El país recibió distintas corrientes inmigratorias, aunque aquí la dominante fue la italiana, en su mayoría de la Región del Piemonte (al noroeste que linda con Francia), siendo sus características el trabajo, el sacrificio y el ahorro, valores que aún perduran en el inconsciente colectivo. Otro rasgo característico es la variedad de actividades económicas: explotación agropecuaria, ganadera y lechería; empresas lácteas (Williner y Molfino), frigoríficos (Rafaela alimentos y Sodecar) y metalmecánicas (Basso y Mahle) y la presencia de un entramado de pymes que no sólo abastece el mercado interno, sino que exporta a países latinoamericanos, Estados Unidos, Europa y Asia. Según el reciente relevamiento socioeconómico realizado por el municipio rafaelino (agosto 2011), la desocupación actual es del 6,5% (bajó un 1% respecto al 2010) y el 45% de la población no tiene más de 30 años. Además, está el componente cultural que es muy importante aquí. Téngase en cuenta que tenemos una decena de museos públicos y privados, mucha y variada actividad artística, entre las que destacaría el festival de teatro, con la participación de grupos de otros lugares de la Argentina y la asistencia de unas 10.000 personas a lo largo cinco días. Por otra parte, en el plano educativo, la ciudad cuenta con una interesante oferta educativa universitaria, brindando las nueve casas de estudios (públicas y privadas) unas cuarenta carreras, donde cursan más de 5.000 estudiantes de Rafaela y una amplia zona de influencia. Finalmente, hay que puntualizar dos actividades deportivas. El automovilismo, ya que cuenta con un autódromo (el más veloz de Sudamérica), en el que corren categorías zonales y nacionales. En 1971 vinieron a correr las 300 Indy de Indianápolis, Estados Unidos. Otro deporte masivo es el fútbol y uno de sus clubes, Atlético, está jugando en el campeonato de primera división junto a los grandes equipos de Buenos Aires y de otros lugares del país.

EL PERIODISTA QUE ESCRIBE -Unida a las dotes de comunicador, ¿está el periodista que escribe o el escritor que nace? -Mi relación con el periodismo estuvo siempre muy marcada por la escritura debido a que “mamé” el papel diario, se puede decir desde la cuna, con mi nono Rafael y mi papá Emilio, sumado a la evangelización recibida de mi mamá Yvete. Luego de mi formación académica en distintas casas de estudios públicas y privadas de Argentina e Italia, ingresé a La Opinión en 1996 y continúo en la actualidad. La radio es otra pasión: como me enseñaron a escribir el guión, el programa “Sábado 100” desde 2002 está casi todo guionado, cuyos editoriales se cargan en www.sabado100.com.ar con visitantes de todas partes del mundo. En la docencia también empleo la escritura con clases muy dinámicas, utilizando la notebook y el cañón para presentar la guía discursiva en power point. Uno nunca sabe los caminos de la escritura, pero puede ser que esté naciendo el espacio del escritor sin proponérmelo. -Hace un programa de radio plural y para todos los públicos. Pero, ¿para quién escribe? -En primer lugar escribo con el objetivo de anunciar las verdades y denunciar las injusticias de todo tipo. En el fragor de la búsqueda de la verdad se interactúa con los distintos actores sociales, teniendo mayor responsabilidad los políticos, los empresarios y los dirigentes sociales, sin olvidar el ciudadano común que está en el llano. -Ha escrito diversas monografías sobre el compromiso de los jóvenes con la política o la cultura de la desmovilización… ¿Cómo ve a los jóvenes argentinos? ¿y qué clase de cultivo es esa cultura de la que habla? -Mi adolescencia estuvo marcada por el retorno de la democracia en la Argentina a partir de 1983, luego de una larga noche oscura en la que se avasallaron sistemáticamente los derechos humanos durante la dictadura. En los años noventa hubo un decaimiento de la participación causado por el divorcio entre la dirigencia política y la gente, a excepción de la religiosidad popular. En esta última década parece que hay un despertar de la juventud, especialmente con el actual gobierno nacional, pero este último, a mi manera de ver, tiene un discurso de izquierda con metodología cuyos rasgos son autoritarios. -¿Algún libro pendiente de editar? -Una materia pendiente en mi vida es la edición de un libro, pero tampoco me desespero porque en la vida todo llega. Un disparador podría ser mi tesina universitaria sobre “Las restricciones que afectan el ejercicio del periodismo en Rafaela” de 2003, cuyo tema está marcado por las presiones políticas y económicas. También están los límites humanos: además de ejercer el periodismo en el diario y la radio y dar clases de periodismo en dos cátedras en la UCSE DAR, no puedo descuidar a mi familia, formada por mi esposa y dos hijos pequeños de seis años y un año. -A su juicio, ¿qué cualidades tiene que tener el escritor hoy? -Entre las más importantes destaco una vocación por la lectura y la escritura. En lo posible contar con una formación terciaria y universitaria y también la honestidad intelectual, porque a veces suele ocurrir que está al servicio de determinados intereses y poder de turno.

ESPAÑA SIEMPRE NOS MUEVE EL CORAZÓN A LOS ARGENTINOS -¿Cómo va a España desde Argentina? -Desde siempre, España estuvo en el imaginario colectivo de los argentinos por compartir el mismo idioma, que en el concierto internacional está muy bien posicionado, segundo después del inglés. Además, hay lazos culturales, sociales, económicos y deportivos. A España, por tanto, se la ve como un país organizado, donde parece que se respetan las normas y las leyes de convivencia, y de la que Argentina considero debe aprender mucho. Quizás, desde aquí, percibo entre las “sombras” españolas el desprecio por la vida con determinadas leyes y el descrédito de los políticos que hicieron irrumpir la aparición de los “indignados”. Pero, a renglón seguido, se observa que estas oscuridades pueden tomar un nuevo fulgor. Hablo de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, donde hemos visto a políticos, economistas, gentes de cátedra y personas sencillas, a creyentes y no creyentes o de otras religiones, unidos y atentos a lo que sucedía. Esa lección de convivencia nos ha gustado y así se ha subrayado. Tengo que decir que los jóvenes de Rafaela vinieron entusiasmados, por su enriquecimiento, acogida y buena organización, y de todo ello dieron cuenta puntual a través de nuestros medios de comunicación. Ahora estamos expectantes, por lo que sucederá en las próximas elecciones del 20 de noviembre, y por la modificación constitucional. España siempre nos mueve el corazón a los argentinos.

El autor de la entrevista es periodista, licenciado en Derecho y escritor. Vive en la ciudad española de Granada.

Fuente: revista “Cuadernos para el diálogo”, septiembre/octubre 2011, Nº 58, España.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*