negó la pandemia y se volvió tendencia