“Celebrar estos 60 años de la Diócesis es una gracia de Dios muy grande”