Sigue luchando a pesar de la discapacidad física

Julio Buzadas a los 20 años tuvo un accidente que le produjo una fractura de columna. Es inventor de un comando que permite a personas con discapacidad en sus piernas manejar un vehículo. Recorre el país con su auto adaptado.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

Muchas veces la vida te da muchas oportunidades. Es el caso de Julio Omar Buzadas quien tuvo un accidente con su moto cuando tenía 20 años, en Tandil, que le produjo una fractura de columna, de la quinta vértebra lumbar. “Era en pleno invierno con una temperatura de 8 grados bajo cero, me caí en un arroyo porque me dormí debido al cansancio y alcohol, permaneciendo 5 horas”, recuerda a este cronista. Llamaron a la policía y como estaba inconciente vino la ambulancia de una casa de velatorios pensando que estaba sin vida. “Cuando me limpiaron para ponerme en el cajón observaron que respiraba y entonces llamaron a mis familiares que vivían en Barker (cerca de Tandil)”, dice. Hizo rehabilitación durante 11 meses en ALPI Buenos Aires. Al principio se movilizaba en una silla de ruedas y luego con dos bastones canadienses y aparatos ortopédicos (se los saca para higienizarse) que continúa usando hasta hoy con sus 67 años. Puso un kiosco en su pueblo natal gracias a la ayuda de Alfredo Fortabat (esposo de Amalia) porque su padre era capataz general de una de las empresas de ese Grupo económico. Después se radicó en Buenos Aires y en 1968 inventó un comando ortopédico para autos y empezó a recorrer distintos lugares del país con su auto, actualmente con un Peugeot 306. “Consiste en una palanca que está al lado del volante y reemplaza a los pedales para acelerar, frenar y el embrague, sin dañar el auto ni anular los pedales originales”, afirma. Tiene un costo de alrededor de 1.800 pesos (puede ser menor depende de cada caso) más los gastos de traslado porque va a cualquier lugar del país con el equipo semiarmado. Se adapta a cualquier clase de vehículos, inclusive camiones y tractores. Por la originalidad del invento fue nota en distintos medios de comunicación, mostrando una carpeta con fotocopias de los diarios Crónica de Buenos Aires y Comodoro Rivadavia, La Prensa de Buenos Aires, El Litoral de Santa Fe, Nuevo Día de Leones, El Diario de Concepción del Uruguay, La Voz de San Justo, La Capital de Rosario, La Voz de la Selva de El Dorado (Misiones), La Opinión de Trenque Lauquen, Epoca de Corrientes, Tribuna de Río Tercero, La Opinión Austral de Río Gallegos, De Cuyo de San Juan y Mendoza, El Popular de Olavarría. Así también participó de una entrevista en Radio 10 de Buenos Aires, con Víctor Hugo Morales en Canal 7, con Rubén Daray en TV y en la revista a Todo Motor, entre otras. “En el 2000 concursé en Suiza, en un certamen organizado por la firma de relojes Rolex, por ser un invento importante para la humanidad; y en el 2006 me llevaron a España”, destaca. Después del accidente se había casado con Teresa Iriberri (fallecida) y en su juventud practicó varios deportes, habiendo ganado trofeos en atletismo, ciclismo y fútbol. “La vida te cambia: antes no le daba bolilla a los discapacitados y ahora los vivo ayudando. Agradezco a Dios por lo que me da”, reflexiona quien en los ratos libres escribe poesías y nos recitó una de ellas al final de la entrevista. En nuestra ciudad se reunió con funcionarios municipales y directivos de la Escuela Técnica. Los interesados en informarse pueden visitar su página web: www.ayudaravivir.com.ar o e-mail: juliobuzadas@aol.com.ar.

Fuente: Por Emilio Grande (h.) en diario La Opinión, Rafaela, 24 de noviembre de 2009.

Compartir:

5 thoughts on “Sigue luchando a pesar de la discapacidad física

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*