Se concreta la obra de cambio del techo de la Sala L del CCR

Es uno de los espacios más importantes de los que dispone el Centro Ciudad de Rafaela y tras largas campañas realizadas avanza el proyecto. El estado del techo había inutilizado su uso.

Compartir:

Un espacio que sirvió como lugar de reuniones, pequeños conciertos o recitales, obras de teatro, reuniones sociales, conferencias, exposiciones de artes plásticas, sala permanente de ensayos, presentaciones de libros, reuniones de Amigos de la Música, reuniones del Club de la Amistad, comidas, entre otras. Era parte de la construcción existente cuando el CCR adquirió el terreno para construir  la Sala Lasserre después del fatal incendio de la Sala de la Sociedad Italiana donde funcionaba nuestro histórico teatro.  El terreno que había pertenecido a la firma Paviolo, contaba con una construcción existente ofreciendo un espacio amplio y luminoso, especie de gran galería cerrada con una inmensa e impactante mampara  y que sirvió para innumerables actividades de la institución pero que había sido afectada por el paso del tiempo y el deterioro. Pese a los esfuerzos realizados y a continuas reparaciones no se pudo sostener en funcionamiento a la sala. Las filtraciones de agua en distintos lugares, el estado de la tirantería y desagües imposibilitaron continuar con su uso y tampoco las condiciones de la estructura admitían más reparaciones.

La institución decidió entonces afrontar la remoción del viejo techo y la colocación de uno nuevo. La tarea parecía imposible y el objetivo inalcanzable, pero el apoyo incondicional (una vez más) de la comunidad rafaelina en una clara muestra de su sensibilidad y valoración hacia nuestro teatro hicieron que hoy el proyecto esté a días de concluir la primera etapa.

 Una campaña en 2015 en la que se vendían metros cuadrados de chapa con el objetivo de juntar fondos  para adquirir los materiales necesarios y de la que participó gran parte de nuestra gente, permitió la compra de la mayoría de lo necesario, y con el aporte de Menara Construcciones y Acerma que cubrieron generosamente el faltante se logró el objetivo.  Un impasse  de algunos años  separó a una segunda etapa encarada recientemente con la  venta de bonos para el mismo fin, con algo de porfía y persistiendo aún con el azote de la pandemia encima. Nuevamente la comunidad ratificó su contundente presencia y sumado a aportes del Municipio y de la Comisión Municipal para la Promoción de la Cultura han desembocado en la real y concreta realización de la obra.

Inmensa emoción significó la apertura de la Sala Lasserre después del cierre por la pandemia, apertura realizada con dos espectáculos locales “Destino Insular” y “Cosas Nuestras” producciones propias del histórico elenco con textos de autores locales que generaron una activa conmoción en el público y en quienes formamos parte de la familia del Lasserre. La felicidad continúa porque a  eso sumamos hoy otra gran emoción al de ver los materiales de construcción y a las personas especializadas en plena tarea que aseguran que en muy poco tiempo, días podemos decir, la primera etapa, que consiste en la elevación de mampostería existente, un encadenamiento perimetral, la demolición del techo viejo y la colocación de una nueva estructura metálica y del nuevo techo con revoques completos y la colocación de desagües pluviales, estará terminada.  

Las ganas de trabajar y el entusiasmo siguen en pie razón por lo cual la continuidad propone una segunda etapa que desembocará en un espacio nuevo, una nueva sala con capacidad para 150 espectadores que con la certeza de seguir con el apoyo como hasta ahora será el próximo anuncio del Centro Ciudad de Rafaela. Ojalá se pueda concretar para el 2022 y celebrar con esta obra los 90 años de su fundación.

Institucionalmente solo resta el agradecimiento a nuestra comunidad, a las empresas y a todos los que nos apoyaron, nos apoyan y que estamos seguros, nos van a seguir ayudando para que el nuestro teatro siga vivo. ¡Y que viva el teatro siempre!

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*