Se acerca la época de la reforestación

Por Emilio J. Grande.- Meses atrás, durante una entrevista con el intendente Luis Castellano le comenté la utilísima tarea que décadas atrás cumplía en la Municipalidad un personaje popular, tan simpático como dicharachero, más conocido como Pinchi Gerez, que en su juventud fue futbolista como zaguero central de gran porte y después referí pintoresco, con recordadas anécdotas, con una para citar especialmente: pitó la detención del partido que dirigía para que, junto al público, los jugadores pudieran observar a un avión biplano que evolucionaba a baja altura. Pinchi Gerez a bordo de un sulky-capota de tracción equina recorría el centro y barrios anotando en un cuaderno de 20 líneas las novedades que observaba y requerían solución a lo que comentaban vecinos con reclamos insatisfechos. Gerez era amante de la naturaleza, en especial del arbolado y, en la época anual como transcurre en estos días, registraba en su cuaderno con detalles de calle y numeración, donde había árboles secos o que requerían una poda especial. Esto viene a cuento porque desde hace años no se hace un prolijo revelamiento, comprobándose después, tras la reforestación, que quedaron sin reponer numerosos ejemplares, con un ejemplo al paso: casi enfrente de la Catedral, sobre calle Belgrano, luce triste un arbolito seco desde hace tres años. En esta temporada la reforestación urbana de Rafaela demanda una tarea tan especial como intensa, a consecuencia de la fuerte tormenta del pasado mes de febrero, la que de acuerdo a un informe municipal, en el centro y barrios fueron derribados casi 800 árboles, por lo cual a los 1.100 que se había proyectado reponer, deberán sumarse los caídos por el vendaval. El otoño va alfombrando las veredas y parte de las calles con la caída de hojas; con urgencia, antes que queden las ramas limpias, deben anotarse los ejemplares secos que requieren cambio para que no se repita en decenas de lugares el caso del arbolito cercano al mencionado templo religioso. Especial tarea deben cumplir entonces en esta temporada, con el saldo inusual que dejó la citada tormenta de febrero, el ingeniero Daniel Ricotti en su carácter de secretario de Servicios, Espacios Públicos y Medioambiente y la ingeniera Anabel Albrecht a cargo del Departamento de Espacios Verdes. Buena oportunidad para examinar la eficiencia de estos dos funcionarios.

A TENER EN CUENTA En calle Colón se están extrayendo siete antiguas tipas que habían perdido parte de sus copas debido a la tormenta última. Se informó que ese sector se reforestará con lapachos, que más allá de ser árboles con hermosa floración, lamentablemente por experiencia personal sus vigorosas raíces terminan rompiendo las veredas. Por este motivo, sugiero colocar otras especies que no ofrezcan inconvenientes futuros para los vecinos.

El autor fue director del diario La Opinión de Rafaela.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *