Río Tercero: “La gente está indignada”

Expresa Miguel Resiale, director de la radio Capilla de Rodríguez de Villa Ascasubi, sobre la absolución de Menem y otros funcionarios en el programa “Sábado 100” por radio Sol (FM 90,9). Esta localidad está a 25 km de la Fábrica Militar de Río Tercero. “Fue un milagro que haya solamente 7 víctimas”, agrega.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- “La gente está silenciosamente indignada, Río Tercero sufrió mucho por este tema y está curado de espanto. Después que se conociera la noticia (la absolución de Menem y otros funcionarios) hubo un par de reacciones generalizadas: «esto iba a terminar así con impunidad» y «con más enojo esto no puede ser hay que hacer algo». No puede evitarse la relación que hubo entre la explosión de la fábrica con la venta ilegal de armas y a último momento se volvieron a despegar sino no podría ser tan benévola la resolución de la Justicia”.

Opina Miguel Resiale, director de la radio Capilla de Rodríguez (FM 106,1) de Villa Ascasubi, localidad ubicada a 25 km de la Fábrica Militar de Río Tercero, durante el programa “Sábado 100” por radio Sol (FM 90,9), que conduce quien firma esta entrevista.

-Está probado que las explosiones en 1995 destruyeron parte de esa planta y tres barrios de la ciudad cordobesa, produjo 7 muertes y más de 300 heridos. ¿Hubo avances en la causa judicial?

-No. Más que avances hubo un grave retroceso con la muerte de Elba Gritti, la abogada que falleció recientemente tras una prolongada enfermedad, amiga con la que estudiamos juntos, dejando afuera a la única querellante a nivel penal. La causa no va a tener avances porque hay una millonada de pesos de por medio en caso de hacerse lugar a miles de peticiones que han hecho sectores ciudadanos de Río Tercero.

-¿Podés recordar lo ocurrido hace casi 16 años (3 de noviembre de 1995) con las explosiones en la fábrica militar de Río Tercero?

-Ese día a las 8 de la mañana me estaba afeitando, se movió el espejo y el resto de la casa por efecto de la onda expansiva, se partió un vidrio del frente de la radio, imaginate lo que había pasado en la propia ciudad de Río Tercero. A los 15 minutos se empezó a llenar el pueblo de gente, era un día de mucho calor, algunos literalmente en calzoncillos porque los había despertado la explosión. Aquí comenzamos un operativo que consistía en organizar Villa Ascasubi, un pueblo menor a 3.000 habitantes para que pudiera asistir a la gente que estaba en el club, la plaza, la escuela, la parroquia, llevando agua y comida que en la mayoría de los casos estaba sin dinero, después se habilitó el balneario y nos fuimos organizando, en un momento hubo unas 6.000 personas de Río Tercero y se nos triplicó la población en un rato. Desde la radio saqué un micrófono a la vereda, la gente hacía fila y se arrimaba para avisar a los demás familiares que estaban en Villa Ascasubi, en aquel momento no estaban difundidos los celulares; era una de las pocas radios que había quedado en la zona porque tenía un generador y no había corriente eléctrica, habilité números fijos de teléfonos de vecinos también como teléfonos de la radio para tratar de reunir a las familias. Fue realmente dantesco, una cosa realmente terrible, si hay algo que rescatar es el milagro que haya solamente 7 víctimas, ya que no se condice la cantidad de víctimas con la magnitud de lo que fue la explosión.

-¿Cuál es la reflexión para la gente que busca justicia frente a hechos tan graves como este, quedando absueltos los máximos responsables?

-La cosa más importante que nunca se hizo es dejar en claro si la explosión tiene que ver con la venta de armas, ese tema es clave y se pudo profundizar pero faltó la valentía de la Justicia argentina para que caiga quien sea y guste o no. Hay una pérdida de imagen de la Justicia en Río Tercero, pero no hace falta que absolvieran a Menem para que la gente descreyera de la Justicia y sabe que esa justicia no va a llegar nunca.

Compartir:

1 thought on “Río Tercero: “La gente está indignada”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*