Restaurando nuestra alma: ¿qué es orar?

Por María Inés Adorni.- Qué significa eso…En estos tiempos nos acordamos de Dios cuando tenemos problemas y enfermedades.
Cuando te des cuenta y dediques tu tiempo a lo espiritual, el miedo desaparecerá.
Cómo rezamos u oramos todos los días, nuestra mente y nuestro corazón tienen que vibrar hasta el cielo, hasta llegar al Señor, la Madre Teresa de Calcuta decía; rezar desde las entrañas o sea con el cuerpo, la mente y nuestro corazón, y así llegaría hasta el Señor.
Pensar dar gracias, hacer el bien, el canto, el servicio al prójimo, la sonrisa es dar calma al espíritu.
La generosidad, en lugar de la crítica, el dar en vez de ser egoísta, el amor, en lugar del odio, la paz en lugar de la guerra, mantenerse en el Amor, amarnos primero a nosotros mismos para luego amar a los demás es dar paz al espíritu, eso es orar.
Al leer el versículo completo de San Pablo dice…
Estar siempre gozosos, orar sin cesar, en todo dar gracias a Dios, porque esta es la voluntad de Cristo Jesús, respecto de vosotros.
Es asombroso estar siempre alegres, orar sin cesar, en todo dar gracias a Dios porque esta es la voluntad de Dios para vosotros.
Basta recordar las dos frases, estén siempre gozosos y a todo den gracias a Dios.
Les voy a dar ejemplos sencillos que si lo adoptan en su día a día, es como si están orando u rezando sin cesar.
El primero es el saludo, el verbo saludo quiere decir salud, dar, es dar salud.
Es lo más generoso y desinteresado y más noble que dar un saludo a un amigo o a un familiar al verlo, pero perdió su significado; con la rutina se hace sólo como gesto de cortesía, por educación, pero si ponemos intención con el saludo más una sonrisa le enviamos salud, también saludar a los que están en las calles pidiendo limosna, al taxista, al panadero, etc.
Hay que tener buena voluntad sólo eso. Bendecir… que Dios te bendiga y proteja, hay que bendecir la verdad, Cristo es la verdad. Dios y el hijo son uno mismo.
Dar salud al saludar, es más que desear la salud espiritual a la mente y al alma, es ayudar a limpiar los errores de los seres humanos, el mundo se encuentra mejor porque tu estás en él.
Buenos días, buenas noches, el gracias dicho con la intención es ir repartiendo el bien y la gracia, y todo regresará a ti multiplicado.
Todos los días tienes cosas que cumplir, algunos te molestan, te fastidian, otros te gustan, son placenteros e interesantes como leer un libro, un hobby, asistir a una fiesta, dedícalos tanto a los desagradables como los agradables, dedícalos todos al bien.
Te sorprenderás que los seres pesados te serán livianos, los gastos te serán encantos, verás que las personas al comunicarles tu buen humor, este bien te bendice a ti.
Tercera forma de orar sin cesar…de noche cuando te acuestes a dormir que este sea tu último pensamiento: perdón a mi mismo y a todos los que necesiten mi perdón, hacer el bien en donde crea que sea oportuno y luego dar gracias.
La frase aquella que son muchos los llamados y pocos los elegidos, ya que en el espíritu somos todos herederos del reino, es porque como dice la parábola del sembrador… la semilla que cae sobre la roca son los que oyen, reciben la palabra con alegría pero estos no tienen raíces, los cuales por algún tiempo creen, y en tiempo de tentación se apartan, cuando se deja perder la semilla se pasa mucho tiempo antes de que se vuelva a presentar la oportunidad, y si no encuentras tiempo para dedicarle a Dios es porque todo tiempo estará dedicado a problemas y enfermedades.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*