Restaurando nuestra alma: Jesús

Por María Inés Adorni.- Jesús es el ejemplo perfecto del amor, su vida terreno le entregó a sus hermanos brindando su amor verdadero.

Se ocupó por los pobres, enseñando que ser humildes es un don.

Sanó a los enfermos y con bendiciones sanaba a los niños pequeños, su amor es infinito y está siempre a disposición a cada uno de nosotros, sus enseñanzas estaban muy por delante de su tiempo.

El nos enseñó lecciones importantes colmadas de amor que hoy es necesario aplicar en nuestros días.

Y en estos tiempos de tantas dudas nos olvidamos, de entregarnos al amor de Dios por sobre todas las cosas, es lo que nos hace inmune a tanto atropello.

A los que creemos ciegamente en él, Dios todo poder y gloria, y que como cristianos aprendimos el orden divino, a los que creemos ciegamente en él, sabemos que a su poder asombroso y justo, hoy líderes poderosos añosos civiles, perciben lo lejos que llegó el ambicioso y poderoso desafío a Dios.

Los cristianos sin miedo, solo con el temor a Dios, seguimos unidos en la fe y en la oración aleluya.

Jesús está con nosotros hermanos en Cristo amén.

Sembrando semillas de fe…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*