Regreso de Perón a la Argentina luego de 18 años de exilio

En horas de la mañana de hoy miembros y adherentes a la ESCP (Escuela Superior de Conducción Política) del Movimiento Nacional Justicialista, sede Rafaela, evocaron ese hecho histórico, con un mensaje explicito plasmado en un afiche, como es ya costumbre, y colocado al pie del monumento a Perón, edificado al comienzo del Bv. Roca, en nuestra ciudad.

La palabra “militante” nunca fue utilizada por el mismísimo Gral. Perón, sí la palabra “activista”, ya que significa “activar la vida”, y en todos los ordenes; según su propia definición y explicación en sus clases magistrales, en los cursos desarrollados por él.

Hoy 17 de noviembre “no” es el Día del Militante; se cumplen sí 49 años del regreso triunfal después de casi 18 años de exilio del Teniente General Juan Domingo Perón a nuestra patria, proponiendo junto con su viejo adversario, el líder radical Ricardo Balbín, los cimientos de la unidad nacional en la Argentinidad.

No pudo ser tampoco el día de su reencuentro con el pueblo argentino, como estaba previsto.

Lo impidieron gorilas de izquierda, revolucionarios de ideas ajenas, montoneros que creían más en el llamado “Tío Cámpora”, que en Perón, su doctrina y filosofía.

Traidores no sólo a Perón sino a la patria, que fueron derrotados ese día por los hombres que respondieron con su vida, por la vida de Perón. Quienes formaban junto al teniente coronel Jorge Osinde, los jóvenes reunidos por la Concentración Nacional Universitaria y el Comando de Organización, y por muchos otros que enfrentaron a los agresores y los corrieron y dispersaron virilmente.

Ese día fue explícita la “Lealtad” de quienes eran realmente “justicialistas” del Movimiento Nacional Justicialista, esperanza del pueblo todo y de la patria y la perfidia de una minoría de asesinos, sicarios de poderes antinacionales, y que en fondo preferían el trapo rojo marxista, a la celeste y blanca nuestra.

El pueblo justicialista del movimiento (no del partido PJ) deberán continuar su lucha para que los herederos de aquellos traidores, hoy en el Gobierno kirchnerista y pejotista, no consuman su obra de destrucción de la patria grande, nacional Argentina, justa, libre y soberana; humanista y cristiana.

Colaboración de Jorge Quevedo de la ESCP.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*