¿Qué se juega en las elecciones PASO 2021?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio El Espectador (FM 100,1) de Rafaela.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- A partir de la elección primaria de este domingo empieza a definirse el futuro de la Argentina en materia institucional, política y republicana de los próximos años, estando en juego dos modelos culturales y políticos: la continuidad del kirchnerismo en el poder, que volvió peor que cuando se fue en 2015, o cambiar por otras propuestas opositoras, en un contexto marcado por la pandemia-plandemia y la cuarentena eterna con graves consecuencias económicas y psicológicas.

En estas PASO serán elegidos los candidatos a senadores, que renuevan 24 bancas en 8 provincias (entre ellas Santa Fe), y los candidatos a diputados nacionales para ocupar 127 bancas, y en la provincia de Santa se eligen concejales (se renuevan 5 bancas en Rafaela) y presidentes comunales, quienes competirán en las elecciones generales del 14 de noviembre.

Por este motivo, es muy importante que la ciudadanía vote responsablemente no tanto con el corazón sino con un discernimiento sobre los candidatos, teniendo en cuenta su trayectoria, sus proyectos, su idoneidad profesional y la defensa de la vida.

Lamentablemente, como ocurrió en elecciones anteriores otra vez se violó la ley electoral que prohíbe durante 15 días previos a la fecha fijada para el comicio la realización de actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo, la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación directa del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos electivos nacionales. Esta violación se produjo en los gobiernos nacional, provincial santafesino y municipal rafaelino.

A decir verdad, hubo pocas propuestas electorales, menos aún no se conocieron las plataformas de las diferentes agrupaciones políticas, ni tampoco se produjeron debates entre los principales candidatos a senadores y diputados.

En este programa de radio presentaron sus propuestas 14 de los 15 precandidatos a concejal con total libertad de expresión, a excepción del oficialista Martín Racca, quien no aceptó a debatir en la interna del PJ.

Los proyectos para nuestra ciudad fueron: apuntalar la seguridad en todos los barrios, crear trabajo para los jóvenes, construcción de viviendas, cuidar la salud en el contexto de la pandemia, sumado a los viejos problemas sin resolver como mejorar el caótico tránsito, herramientas de control al Ejecutivo con la creación de un tribunal de cuentas, mayor participación ciudadana no solamente en las obras sino también en la definición del presupuesto, entre otras.

En este contexto de análisis, la votación es un hecho moral complejo. No es suficiente elegir por simpatía, por afinidad ideológica, por las promesas electorales. Ser responsable quiere decir poder responder con nuestro sí a la construcción de una sociedad mejor, sostuvo hace unos años el presbítero rafaelino Hernán Pérez Etchepare, director de la revista mensual “La liturgia cotidiana”.

Hagamos valer el voto de manera responsable con candidatos que impulsen proyectos con valores basados en la verdad, la honestidad y la innovación. No dejemos que la dádiva política tape el bosque en reclamar salarios y jubilaciones dignas y una mayor distribución de las riquezas en un país con un 44% de la población sumida en la pobreza, según la UCA.

A decir verdad, la situación socioeconómica se agravó durante la eterna cuarentena, que dispuso el gobierno nacional al priorizar la salud sobre la economía, con el cierre de comercios y empresas, produciendo el despido de miles de trabajadores, sumado a un grave problema sin resolver desde hace décadas como es la inflación, que carcome los ingresos de activos y pasivos en todos los niveles sociales, especialmente los más pobres.

El voto no es el único instrumento para ejercer la democracia, pero es importante votar a candidatos por su trayectoria y principios. También hay que participar en los distintos niveles sociales, políticos, culturales, religiosos para cambiar a los que están atornillados en el poder.

Tenemos que votar con libertad de conciencia a los candidatos que defiendan la vida desde la concepción hasta la muerte natural, buscando siempre el bien común por encima de los intereses particulares. El voto es una de las herramientas de la democracia para premiar y castigar a los que se postulan en los diferentes cargos electivos. No nos dejemos engañar por prebendas ni tampoco por el clientelismo político.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*