¿Qué responsabilidad tienen los padres en los desmanes durante la entrega de los buzos?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). Lo ocurrido con alumnos del San José y Normal es un signo de cómo anda una parte de nuestra juventud rafaelina, pero la mayor responsabilidad la tienen sus padres que miran para otro lado y parece que no se habían enterado que sus hijos no estaban durmiendo en sus casas. No se pierde la esperanza porque hubo otras presentaciones de buzos que no generaron problemas como fue en el caso de los estudiantes de las escuelas Vecchioli y Misericordia.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Lamentablemente, como en años anteriores los alumnos de 5to. de nuestra ciudad produjeron problemas durante la entrega de buzos, como si se tratara de dar rienda suelta una locura juvenil, generando molestias a los vecinos. Estudiantes de 5to. año del Colegio San José fueron los protagonistas a partir de las 5 horas de la madrugada del jueves de la semana pasada arrojando bombas de estruendo y petardos, lo que generó que muchos vecinos se despertaran con esos ruidos. Unos 60 estudiantes se encontraban muy alborotados quienes habían ingerido previamente alcohol, pero no cumplieron lo pactado con las autoridades educativas de su escuela, quienes tras haberse reunido con el ex Secretario de Seguridad municipal José Carusso, exhortaron a los jóvenes a mantener la calma y una actitud decorosa. Se congregaron en la Plaza 25 de Mayo y escoltados por policías e inspectores de Protección Vial y Comunitaria, los jóvenes marcharon hasta la Escuela Misericordia para hacer allí su “presentación” y luego fueron a la ex Escuela Normal. Dos cuadras antes de llegar a su destino desplegaron una bandera y ocuparon la calle impidiendo la circulación de vehículos, ocasionando molestias en inmediaciones del establecimiento educativo. Los adolescentes tiraron espuma en aerosol entre ellos y los envases vacíos -además de un petardo- contra el frente de la otra escuela, en una clara actitud provocativa e incitando a mayores desmanes. Algunos de los jóvenes evidenciaron signos de ebriedad, por lo que se solicitó la presencia de personal de Protección Vial y Comunitaria, quienes con espirómetros constataron que estaban alcoholizados. Requisadas sus mochilas se procedió al secuestro de botellas conteniendo bebidas alcohólicas. Los menores infringieron la ordenanza del consumo de alcohol en menores de edad, se labraron las actas y se dio conocimiento a la Asesora de Menores, quien dispuso el resguardo de los jóvenes y la presencia de sus padres para ser retirados por los mismos. Al día siguiente, 100 alumnos de 5ª año de la ex Normal también hicieron desmanes, estando alcoholizados, al requisar las mochilas que portaban se secuestró bebidas alcohólicas, material pirotécnico, dos bombos y un redoblante. En Víctor Manuel y Mitre fue arrojado una bomba que estalló en la vereda frente a un local comercial y provocó la rotura de uno de los vidrios. Lo ocurrido es un signo de cómo anda una parte de nuestra juventud rafaelina, llamando la atención de esta manera, pero la mayor responsabilidad la tienen sus padres que miran para otro lado y parece que no se habían enterado que sus hijos no estaban durmiendo en sus casas. Frente a este contexto social, no se pierde la esperanza porque hubo otras presentaciones de buzos que no generaron problemas como fue en el caso de los estudiantes de las escuelas Vecchioli y Misericordia.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*