Qué hacer frente a los basurales clandestinos en las afueras de Rafaela

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.).-Una constante que se viene produciendo en los últimos años en nuestra ciudad lo constituye la aparición de basurales clandestinos en las periferias entre los límites urbanos y la zona rural, generando focos infecciosos y contaminación del medio ambiente. Hace un par de semanas atrás, Fernando Belinde, integrante de la firma Belinde Hnos., en el sector sureste de Rafaela, pegado al barrio 2 de Abril, contó detalles de esta problemática en este programa radial. En la continuación de calle Río de Janeiro hacia el sur el camino está intransitable debido a que allí mucha gente arroja la basura clandestinamente de todo tipo: domiciliaria, pañales, calzado, restos de heladeras, residuos de talleres mecánicos, reposeras y artículos desguazados: partes de motos, bicicletas, minicomponentes de audio, rollos de cable de cobre quemados. Esta situación adquiere gravedad al morirse algunas vacas lecheras sin motivo aparente porque cuando les abren el estómago encuentran bolsitas de nylon que comieron, obturando el tracto digestivo, lo que produce la muerte a los citados animales. “Tenemos el inconveniente de que muchos vecinos de la ciudad nos arrojan los residuos en alcantarillas, zanjas y desagües pluviales. Cuando hay grandes lluvias, esta basura tapa las bocas y produce que el agua casi no se escurra”, graficó. Idénticas situaciones se repiten en los extremos urbanos de la ciudad, en sus cuatro puntos cardinales entre Rafaela y Susana, Bella Italia, Lehmann y Roca. A decir verdad, después que la denuncia saliera públicamente, los días siguientes la Municipalidad concurrió al citado lugar para hacer las limpiezas correspondientes. Pasaron los días y lamentablemente algunos vecinos inescrupulosos volvieron a arrojar residuos varios, por ejemplo paquetes de fideos y se formó otro basural a dos kilómetros del lugar denunciado, arrojando también impuestos municipales. Ante esta situación de basurales clandestinos, el Municipio cuenta con un sistema diario de recolección de residuos diferenciado entre biodegradables y recuperables, sumado a la recolección mensual de residuos de patios, recolección de aceite vegetal y especial de papel, el punto verde móvil, la estación clasificadora de residuos municipal frente al cementerio municipal. Los que arrojan residuos en los caminos rurales no tienen excusas porque Rafaela está muy atendida desde el Estado municipal. Dicen que son arrojados a la noche y en la madrugada cuando la mayoría está descansando. El Municipio tiene el Poder de Policía y sus inspectores controlan los caminos realizando actas. Los infractores son en algunos casos particulares y en otros llevan residuos de comercios y empresas, ya que les saldría más barato que hacerlo hasta el relleno sanitario.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *