¿Qué hacen el Municipio y la sociedad sobre el caótico tránsito rafaelino?

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio El Espectador (FM 100,1) de Rafaela. Hay que intensificar los controles y aplicar más sanciones porque somos “hijos del rigor”, continuar con las campañas de educación vial, incentivar el uso de la bicicleta, mejorar el servicio de minibuses, prohibir el giro a la izquierda en las avenidas.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Recientemente, fueron presentados los resultados del Observatorio Vial a los concejales en la sala de sesiones del sexto piso. Se trata de un informe de prevalencia del uso del casco en nuestra ciudad realizado por el Departamento de Investigación de UCES Rafaela, como también el análisis de la dinámica de los accidentes viales en la ciudad.

Entre las conclusiones más importantes, el 25% de los conductores de motos no usa el casco, las motos formaron parte del 67% de los accidentes, el 61,5% de los accidentes de tránsito fue protagonizado por hombres, el porcentaje más alto de vehículos involucrados fue el binomio auto-moto con el 44% de los casos, el rango etario de 22 a 40 años protagoniza el 46% de los accidentes registrados, la proyección de accidentes del 2022 se ubica un 18% por encima de 2021.

El sábado pasado fue entrevistado en este programa radial el secretario de Gobierno y Participación del Municipio Jorge Muriel, admitiendo que “es una preocupación que nos obliga a ocuparnos con la accidentodología, donde las motos tienen la mayor participación. Tenemos un parque automotor de 109.000 vehículos, donde más del 60% son motos. Respecto al uso de los cascos, si bien preocupa porque el número ideal sería que el 100% de los motociclistas utilice casco nos da un incentivo para seguir trabajando; en el primer estudio de 2012 un 65% de los rafaelinos usaba casco y hoy en promedio un 73%. Seguiremos con educación, prevención, el control y la sanción”.

No es un problema nuevo sino que viene desde hace muchos años. El problemático y complejo tránsito rafaelino se viene agravando no solamente en el microcentro sino también en distintos barrios de la ciudad durante gran parte del día, con el triste saldo de cientos de accidentes y fallecidos.

A decir verdad, las mayores responsabilidades son de las gestiones municipales (el mismo signo político está en el poder desde 1991), que no pueden o no quieren resolver este grave problema, sumado a los ciudadanos que conducen los diferentes tipos de vehículos y cometen todo tipo de infracciones: no usar el casco, no tener licencia para conducir ni seguro, mal estacionamiento, cruce de semáforos en rojo, circular en contramano, entre otras.

La mayoría de los automovilistas y motociclistas no respeta al peatón en las esquinas, como establece la ordenanza de 1997, inclusive con la presencia de sendas peatonales pintadas. Hubo algunos atisbos con el arreglo del empedrado, pero es necesario seguir marcando las sendas, especialmente alrededor de la plaza 25 de Mayo, ya que circula mucha gente para hacer distintos trámites.

Están los “cuellos de botella” que se producen en los semáforos ubicados en bulevar Lehmann y las calles Maipú y Pellegrini, permitiéndose el estacionamiento en ambos costados de Sarmiento y Alem, cuando se da luz verde del semáforo se congestiona el tránsito. Otro tanto con la circulación de algunas calles que resulta inexplicable: no tiene continuidad la calle Antonio Cossettini porque se opone al llegar a avenida Fanti entre los barrios Juan de Garay e Ilolay; Sáenz Díaz a la altura de avenida Suipacha se gira a la izquierda o a la derecha. Urge onda verde en avenida Suipacha.

Se construyeron ciclovías y bicisendas, pero hay que incentivar el mayor uso de las bicicletas con campañas de concientización, sumado a que la gente debe caminar más porque hace bien para la salud.

El servicio del transporte público de minibuses es deficiente por varios motivos: pasan cada media hora o 40 minutos cuando en otras ciudades las frecuencias son de 5 a 10 minutos; los recorridos son laberintos cuando debieran ser directos desde los barrios al centro. Si se incentivara el mayor uso de los minibuses, seguramente se usarían menos los autos y las motos. Al respecto, Mónica Andreo (coordinadora de Gestión Territorial y Transporte municipal) expresó en este programa radial que se está rediseñando el servicio de los minibuses.

Para no quedarnos solamente en las críticas, entre las propuestas hay que intensificar los controles y aplicar más sanciones porque somos “hijos del rigor”, continuar con las campañas de educación vial, incentivar el uso de la bicicleta, mejorar el servicio de minibuses, prohibir el giro a la izquierda en las avenidas.

Hace 25 años vinieron pasantes americanas al Instituto del Profesorado y una de ellas ironizó: “en la Argentina fabrican los autos sin frenos porque nadie para en las esquinas”…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*